La información económica de los líderes

El MuVIM desvela el lado perverso de las joyas con la obra de Tetê de Alencar

 / 
Archivado en: 

Las joyas siempre se han identificado como objetos de regalo para las mujeres. En cambio, como ha señalado Amador Griñó, comisario de la exposición Refugios presentada hoy en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM)“esos regalos pueden ser amorosos pero también perversos. Ocultan o quieren conseguir algo”. La artista británica Tetê de Alencar convierte los pequeños estuches de las joyas en metáforas, jardines cerrados, que ofrecen una lectura sobre la dominación y explotación de las mujeres y también, por extensión, de la propia naturaleza.

Tetê de Alencar es una artista multimedia que trabaja con escultura, fotografía, dibujo y video. Su obra se ha mantenido vinculada al universo femenino, un término que, según Griñó“no tiene por qué estar necesariamente vinculado a la reivindicación. Incluso ella misma se niega a calificar su estética como femenina, porque esa etiqueta ya es machista en sí misma”.

Sin embargo en Refugios, además de sus estuches en los que recrea paisajes naturales, otros formatos como las fotografías de su serie Cinderella Flash, configuran una voz de alarma ante la dictadura de la moda y la cosificación de la mujer. La muestra situada en la Sala Alta del MuVIM concluye con su oscuro grafito sobre papel Teardrop, una lágrima negra, rotunda manifestación del sufrimiento. “El Siglo XXI es el siglo de la mujer, pero no debemos olvidar todo el camino que aún nos falta por recorrer hasta la plena igualdad”, ha declarado el diputado de Cultura Xavier Rius.

Por otra parte, el director del MuVIMRafael Company, ha manifestado que “somos un museo inclusivo y no podríamos imaginar un museo diferente”. Además, ha resaltado el carácter tan singular de la exposición en el entorno de un museo que habitualmente se inspira en iconos de la llamada cultura popular, y que atrae a todo tipo de públicos: “No por eso vamos a renunciar a propuestas protagonizadas por objetos exóticos, delicados y sutiles como los que Tetê de Alencar nos aporta. Somos una apuesta abierta, capaz de sofisticaciones como la exposición Refugios, aunque puedan ser minoritarias”.

La obra de la artista británica está presente en numerosas colecciones, tanto privadas como públicas, y es miembro de la Royal British Society of Sculptors. Sus inquietantes, y aparentemente frágiles, juegos entre significantes y significados estarán a disposición del público desde hoy hasta el 21 de octubre.

 

Suscríbete a nuestra newsletter