La información económica de los líderes

“Magic Costa Blanca puede tener algún hotel con una importante franquicia”

 / 
Archivado en: 

 

Francisco García está considerado como uno de los empresarios más influyentes del siglo XX de la Comunitat Valenciana. Javier Vidal le dedicó todo un capítulo en su libro “Los empresarios valencianos” (2013) a este marino mercante que, nacido en Almansa, se trasladó en 1968 a Benidorm. Desde allí ha sabido aplicar métodos y propuestas innovadoras en el sector turístico, hasta crear el segundo grupo hotelero de nuestra Comunitat.

Con 80 años, camino de los 81, mantiene la presidencia del Grupo Magic Costa Blanca y comparte los designios de la empresa con su hijo Javier García, una de las voces más autorizadas entre los hoteleros. Lejos de mirar hacia el pasado, la entrevista es un continuo llamamiento al futuro y a las tendencias.

– ¿Cuáles fueron los resultados del grupo el año pasado?

– Tener el 80 % de los hoteles reformados.

– Y, ¿respecto a datos?

– Facturamos 64 millones de euros y, en temporada alta, la cadena alcanza entre los 1.400 y 1.500 empleados.

– Como fundador de la empresa familiar, ¿con qué hitos se queda?

– Evidentemente, me quedo con los momentos en los que hemos desarrollado nuevos proyectos y los hemos llevado a la práctica. Ahora tenemos uno algo parado.

– ¿Se refiere al de La Vila?

– Sí y está orientado a ser algo relevante para la Comunitat valenciana. No hay nada mejor para sentirte satisfecho y hacer que los clientes puedan, de alguna forma, sentirse bien, que el de dar nuevas experiencias. Nosotros vivimos de ser innovadoras. Dicho con humildad: todos nuestros proyectos tienen innovación. Por ejemplo, lo último que hemos puesto en marcha es el primer parque temático de Game Experience, que prácticamente ya está implantado en todos los hoteles. Lo hemos incluido en el precio. Ya casi todos lo tienen. También tenemos el hándicap de tener miniparques acuáticos.

– Desde que compró el primer hotel en 1971 hasta ahora, ¿qué ha cambiado en el mundo de los negocios hoteleros?

– El cambio es continuo. Si me pregunta por nuestro grupo, le diría, por ejemplo, que ahora somos número uno en Trip Advisor o en ranking de calidad.

– Usted fue el primero en traer el “todo incluido a Benidorm” y algunos lo señalan como precursor de muchas iniciativas. ¿En el turismo está todo inventado?

– No hay nada inventado (sonríe). Lo que inventas hoy, mañana tienes que mejorarlo y debes profundizarlo. Tu sentimiento tiene que estar en la postura de que no hay nada inventado.

– Tiene en su carrera muchos aciertos ¿y errores?

– Creo que los aciertos se deben, en mucho sentido, a los errores que has reconocido. Nadie aprende de lo que acierta.

– ¿Cómo está ahora mismo organizada la estructura del grupo?

– Aunque hay presidencia y vicepresidencia, creo que lo más correcto es definirlo por áreas de explotación. Mi hijo lleva el área comercial, administración y relaciones con las administraciones y yo la de operaciones, es decir, poner en marcha los negocios.

Nuevo revulsivo para La Vila

– ¿Cada cuánto hay que inventar algo en los hoteles para ser atractivo?

– Me siento bien inventando, pero mi hijo me supera a veces. Creo que hay mucho por inventar.

– ¿Qué es lo último que ha implantado?

– Estamos siendo muy minuciosos a la hora de implantar una nueva marca en la Comunitat Valenciana.

– ¿Me está diciendo que Magic puede convertirse en una franquicia?

No. Magic Costa Blanca puede tener algún hotel con una importante franquicia.

– También tienen apartamentos y estamos en un momento polémico. ¿Es compatible el modelo de apartamento turístico con la gran oferta hotelera en Benidorm?

– No estoy en contra de los apartamentos turísticos. Lo que sí que tengo claro es que deben estar legalizados para que estemos todos en la misma sintonía.

– Al entrar al hotel (donde tiene lugar la entrevista), me decía que no hay director. ¿Cómo se organiza un establecimiento hotelero, entonces?

– Con mucho respeto a la dirección. Operativamente funcionamos como un gran equipo de dirección. Nosotros entendemos que la dirección de cualquier establecimiento debe estar según multiunidades de negocio. Esto está más que inventado. Cada unidad de negocio tiene un responsable y es que tiene el poder de cada sección. Para mí, el jefe de departamento es el jefe que revisa y es quién tiene el poder y la capacidad de supervisar a los realizadores.

En Estados Unidos, aprendí que nada, absolutamente nada, tiene garantías sino existe un proceso. Nosotros decimos que no dirigimos personas, dirigimos procesos y procedimientos para que cada cual se dirija. Por eso a veces digo que no hay directores. No hay un director que dirija a los demás, sino que dirige los procesos y los procedimientos. Por lo tanto, trabajan con autodiagnóstico.

– ¿Qué valora de un profesional para dirigir un hotel de su cadena?

– Disciplina, entusiasmo y corazón.

– Con todo el tema de la transformación digital, ¿dónde se tienen que formar los futuros profesionales?

– Si viene con disciplina y con corazón en nuestra cadena se le dan las herramientas para llevar todo eso acabo.

– ¿Realiza mucha formación en sus hoteles?

– Solo, constantemente.

-¿La idea de tematizar los hoteles de dónde surgió?

– Vengo de Estados Unidos y quizás de los barcos de los cruceros. Precisamente en la Vila Resort la idea era un gran hotel crucero.

– ¿En qué medida van ahora mismo unidos la tematización con la experiencia de cliente?

– La tematización interesa a personas con capacidad innovadora que quieren disfrutar de las vacaciones que cada vez son más novedosas y quieren conocer cosas nuevas. Creo que eso es el espíritu humano, siempre ir descubriendo cosas nuevas. Las vacaciones son una aventura. Nosotros tratamos de que esa aventura sea novedosa, innovadora y la palabra aventura invita a la ensoñación. Invita a descubrimiento a tener anécdotas que contar después de un viaje.

De los parques al fichaje del Real Madrid

– ¿Está trabajando en algo nuevo?

– Sí continuamente. Hemos hecho Robin Hood en el antiguo Excalibur de L’Alfàs del Pi. Es un parque y, más que un establecimiento. Tenemos ya prácticamente de todo, hasta un campo de fútbol de medidas reglamentarias. Ahí irá seguramente una escuela de fútbol. Queremos fichar al Real Madrid.

– ¿Que sea escuela del Real Madrid?

– No, que vengan profesionales del Real Madrid para que formen a los nuevos futbolistas.

– Hablemos de temas de actualidad, ¿cree que el brexit puede repercutir negativamente en Benidorm?

– De momento, no hemos observado cambios negativos. Me atrevería a decir, sin hablar del brexit, que el turismo inglés ha aumentado y puede ser que sea por las circunstancias de Turquía, pero hasta ahora se ha mejorado.

– En su opinión, si se endurecieran las medidas, ¿Benidorm debería plantearse abrir una especie de embajada en Londres?

– Todo lo que sea trabajar, lo veo bien.

– Ustedes forman parte de Hosbec. ¿Cuál cree que debe ser el papel de la asociación de cara al futuro?

– Una asociación tan importante siempre tiene que estar mirando al futuro, tratando de crecer y de mejorar. Una asociación tiene que ver que los señores socios estén cada vez más felices. Por resumir, lo están haciendo bien y creo que cada vez lo harán mejor.

– Un tema que ha salido en el sector es la contratación de las denominadas “kellys”. ¿Qué solución cree que se podría dar?

– Para mí, “las Kellys”, como las ha llamado usted, son clientes internos. Como clientes internos evidentemente tienen que estar felices, porque sino, no van a hacer felices al cliente externo. Nadie haga con los demás lo que no es capaz de hacer con sí mismo.

– El presidente de Hosbec indicaba recientemente en Economía 3 que gran parte de los hoteles de Benidorm están renovándose,  a veces para modernizarse y otras para subir de 3 a 4 estrellas. ¿Considera que es un acierto esta decisión o una necesidad?

– Son ambas cosas sin lugar a dudas. Será muy positivo.

Atención al mercado turco

– Hablemos de la Costa Blanca y del turismo de la provincia. ¿Dónde hay que poner ahora mismo el acento para mantener los niveles de ocupación?

– Creo que precisamente Turquía está haciendo lo que algunas cadenas hoteleras, dicho con humildad, estamos haciendo: Dar cada vez más. Diversificar. Ya sea cuando entras en el hotel o en un parque temático de vacaciones, estás entrando a una aventura. No hay que parar de sorprender al cliente.

– ¿Se le sorprende y se le capta al cliente ahora de otra manera?

– Nuestros establecimientos, a excepción del Villa Venecia, son de gran capacidad -de 1.000 personas o más-, así que evidentemente en estos volúmenes no tenemos más remedio que ampliar la captación al máximo, porque hemos hablado de Robin Hood pero también está Magic Natura y otros. Nosotros estamos pensando desde las provincias limítrofes a cualquier parte del mundo. Ahora, por ejemplo, estamos pensando ya francamente en convertir otro hotel en solo adultos.

También en apostar por orientar el Villa Venecia (de cinco estrellas) al tema de las denominaciones de origen de la Comunitat.

– ¿Que están demandando ahora las familias?

– Las familias lo que quieren es que sus niños sean felices. ¿Cómo lo hacemos? Pues con game experience, tíos vivos, láser tac. Nosotros somos la única cadena que tenemos 44 pistolas de láser y se juega como los videojuegos. Tenemos una zona de multiaventura impresionante en Robin Hood. Contamos con los sistemas más modernos como por ejemplo nuestros mini parques acuáticos con rampas deslizantes de última generación.

– Dicho todo esto le tengo que preguntar por la realidad virtual, ¿para cuándo estará en los hoteles?

– Más que realidad virtual lo que si te puedo avanzar es que Javier (García) ya está trabajando en temas de pulseras y aplicaciones desde las que puedes hacer todas las gestiones. El cliente desde su casa ya puede hacerlo. No necesitas ni pasar por la recepción. Vas a lo que quieres.

– En su opinión, ¿a quien le corresponde la promoción de los destinos, a la Administración, a los particulares o ambos?

– Nadie es imprescindible.

– ¿Traducción?

– Formó parte de la Asociación de Empresarios y todo este es tema de debate. Todos convenimos en señalar que la Administración debería participar más en este asunto.

– ¿Cuál es el futuro del grupo Magic Costa Blanca?

– El futuro del grupo pasa por seguir orientándose hacia la innovación, productos nuevos y cada vez más efectivos. Es lo que decía antes de Turquía, que se está renovando. Nosotros tenemos que hacerlo también, porque tenemos más tradición turística que ellos.

-Pero ¿se plantea comprar nuevos hoteles?

– Siempre he rehuido el tema de la cantidad. Creo más en la calidad y es más fácil dar más donde más volumen tienes. Que tengas más hoteles, no quiere decir que estés dando más, porque nosotros estamos hablando de poder trabajar con ahorros de escala. Para nosotros, el hotel extraordinario es el que estamos haciendo en La Vila. Un resort con marca muy importante y que esperamos revolucione el sector.

– ¿Qué fechas baraja para la puesta en marcha?

– Estamos hablando de un establecimiento con 3.500-4.000 camas, así es que, como mínimo, tenemos que plantearnos un plazo de dos años.

– Por último y es casi obligatoria: no le voy a preguntar cuándo se va a retirar sino cuántas veces se lo han preguntado.

– (Ríe abiertamente) Los que me conocen ya no me lo preguntan. Lo hacen a las personas de mi entorno. No me voy a retirar nunca, creo en la pedagogía. Estamos haciendo la plataforma. También tenemos a dos o tres universidades detrás de nosotros. Si estuviera dentro del grupo, no lo preguntaría.

– ¿Las universidades qué quieren de ustedes?

– Quieren conocernos mejor y desarrollar pedagogías que ya hacemos.

Algunos hitos en la historia del grupo

El inicio de actividad del Grupo Magic Costa Blanca arranca en 1971, siendo su fundador Francisco García Martínez, que llegó a Benidorm en el año 1968.

En 1980 adquiere su primer hotel. El Villa de Benidorm. Con un arranque un tanto accidentada, el empresario comienza una carrera continuada que le hizo crecer hasta los actuales 14 establecimientos y una diversidad amplia.

Con anterioridad, en 1989, realiza el primer gran paso hacia la diversificación en las actividades del grupo, introduciéndose en el sector de la oferta complementaria a través de la integración del Complejo Medieval en Alfaz del Pi. En 1995 es el primero en incluir el “All Inclusive” como oferta innovadora en Benidorm. En abril de 2012 se termina la reforma del Hotel Magic Rock Gardens aumentando su categoría a 4 estrellas e incorporándose a la línea de negocio Magic Aqua junto a los establecimientos Magic Monika Holidays y Magic Excalibur. Son los primeros pequeños parques acuáticos tematizados.

En marzo de 2013, el grupo forma sociedad con el Grupo Fuertes (El Pozo Alimentación) para la construcción y gestión del parque temático Magic Natura, un nuevo complejo de ocio innovador que permite a las familias vivir la experiencia de alojarse junto a los animales y en el mismo lugar disfrutar de un parque acuático.

Suscríbete a nuestra newsletter