La Cátedra de Empresa Familiar aborda el papel de consejeros independientes

La Cátedra de Empresa Familiar aborda el papel de consejeros independientes

Hoy ha tenido lugar un nuevo desayuno de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València bajo el título “Implicaciones y efectos de incorporar consejeros independientes a la Empresa Familiar”.

En la sesión, los asistentes han podido conocer de primera mano la experiencia del director general de GD Energy Services, Héctor Dominguis, que lidera una empresa familiar de servicios al sector energético y cuya facturación proviene en un 80% del extranjero, y de consejeros independientes, como Kim Faura, (quien a su vez es director general de Telefónica para Cataluña, C. Valenciana, Baleares y Murcia), y José Antonio Moreno (socio director de Lantia Urbana y MMC consulting), todo ello bajo la moderación de Carmen March, socia directora de Broseta Abogados y de Alejandro Escribá, director de la Cátedra.

Una de las cuestiones abordadas fue cuándo conviene dar el paso a incorporar profesionales independientes en el consejo y los procesos posibles que pueden seguirse para ello. Los ponentes concluyeron que la empresa (y la familia) debe haber madurado suficientemente este paso y haberse preparado para aprovechar bien el valor que pueden aportar estos profesionales.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

También se analizó el perfil adecuado de dichos consejeros. Se puso énfasis en la importancia de transmitir confianza tanto en la esfera personal como la profesional.

Los ponentes han expuesto los modos en que los consejeros aportan valor, ayudando a que las decisiones se tomen con criterios más sólidos, y contribuyendo a que los accionistas y propietarios no representados en la empresa se sientan más tranquilos sobre la gestión de la empresa, y la búsqueda del bien común.

Se ha coincidido en que la presencia de consejeros independientes ayuda también a moderar las emociones y el efecto de los sentimientos familiares. Incorporar a consejeros puede suponer cierta pérdida de libertad a la hora de tomar decisiones, pero tanto el valor añadido que suponen sus aportaciones como el contraste que supone el debate a la hora de adoptar decisiones, ha sido valorado como positivo.

Otro aspecto es la necesidad de valoración del trabajo que desarrollan y, por otro lado, la importancia de la rotación en el puesto, de forma que se garantice la independencia de criterio y la lealtad hacia la empresa.

LANTANIA: el futuro en construccion campo solar-300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.