La información económica de los líderes

El IVF concederá préstamos subordinados a la exportación destinada a países con riesgo

La Mesa de la Cerámica acuerda la reducción de la tasa de residuos

La reducción de hasta el 90 o el 95 por ciento de la tasa cerámica y la puesta en marcha, a través del  Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), de  una línea de préstamos subordinados destinados a empresas exportadoras con dificultades o que exportan a países en riesgo, “pero con gran potencial de futuro”, fueron algunas de las medidas aprobadas hoy en la reunión de la Mesa de la Cerámica, en Castelló, presidida por Ximo Puig y con asistencia de varios consellers y de los presidentes de Ascer y Anffecc, Vicent Nomdedeu y Miguel Ángel Michavila.

El presidente de la patronal azulejera, Vicent Nomdedeu, valoró positivamente las medidas a la par que reclamó que todos trabajen coordinados para lograr que “la industria vuelva a ser un factor importante en el PIB nacional y autonómico”. Porque, con realismo, dijo que “estamos lejos de ser lo que todos deseamos”. Eso sí, reconoció que desde que se instituyó este foro, “hay más proyectos y más planes”.

Además de los nuevos préstamos a la exportación, Puig ha resaltado que tres empresas del sector de la cerámica se han acogido ya a la línea de préstamos a intereses bajos (del 0,1 al 1,1%) abierta por el IVF hace dos semanas, así como que esta institución “en breve firmará los primeros convenios con fabricantes de maquinaria para financiar la venta de maquinaria por debajo del 1%”.

La tasa por la eliminación de residuos afecta al sector y es una de las preocupaciones que le trasladaron al jefe del ejecutivo autonómico. Puig recordó que “no es capricho” del gobierno, sino la aplicación de la normativa europea. Sin embargo, apuntó que se está “instrumentalizando el acuerdo”, vía decreto ley con el objetivo de “dotar de bonificaciones -que podrían llegar al 95 %- y exenciones para fomentar el correcto tratamiento de los residuos sin atacar la competitividad”.

Si la tasa preocupa al sector, no es menos el problema de las tasas arancelarias de países como Argelia, que afectan a las exportaciones, por ello, Puig se mostró partidario de la vía negociadora y anunció que ha pedido una entrevista con la embajadora de Argelia para pedirles que “dejen en suspenso esta situación, que produce un impás también para la industria y para el desarrollo económico de su país”.

En cuanto a medidas de impulso del sector, Puig se refirió a la dotación del plan Rhenata para la reforma de baños y cocinas, que estará dotado con 5,5 millones en 2018, y ha explicado que “ya hemos pedido al Gobierno de España que en el Plan Estatal de la Vivienda se incorpore una ayuda como la que se plantea aquí porque multiplicaría en toda España la repercusión para la industria cerámica”.

En el encuentro participaron además de Puig y los presidentes de Ascer y Anffecc, los consellers de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent, y de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador.

Tras la reunión, Puig visitó en Almassora el futuro Instituto Tecnológico de la Cerámica (ITC), al que ha calificado como una “entidad clave para la competitividad” de la industria castellonense y “un referente en el campo cerámico en el mundo”.

Asimismo, cabe recordar que el sector azulejero negocia el convenio colectivo y que tras las dos primeras tomas de contacto, las posturas de patronal y sindicatos están alejadas en aspectos como la jornada laboral y el salario.

Suscríbete a nuestra newsletter