Gestec mejora la calidad de sus proyectos y direcciones de obra gracias a la metodología BIM

 

Gestec Arquitectura & Ingeniería busca mejorar entre la calidad de lo proyectado y la calidad de lo ejecutado. A pesar de haber iniciado sus primeros contactos con el software Archicad (BIM) en 2007, ha sido en 2017 cuando han comenzado la migración hacia BIM (Building Information Meideling). Este proceso ha requerido, en primer lugar, un cambio de mentalidad de todos sus técnicos y un proceso formativo del software para la integración e implementación de una nueva metodología de trabajo.

Entre las ventajas que aporta BIM frente al CAD tradicional en 2D, se encuentran la coherencia de la información, ya que la documentación del proyecto se contiene en un modelo único, actualizable en todas sus vistas y cálculos puesto que todas sus partes y el conjunto es paramétrico. Del mismo modo, al ser multidisciplinar, es posible implantar un flujo de trabajo que permite el intercambio y la colaboración en la fase de diseño y ejecución de los distintos agentes y técnicos intervinientes, posibilitando la cooperación y evitando incongruencias en el diseño además de contradicciones entre las partes de arquitectura e ingeniería al ser visualizable en 3D. Además, el software es conectable a otras aplicaciones complementarias que ya emplean en Gestec como Arquimedes, Cype Med, Sketchup, etc.).

Finalmente, el proyecto basado en el modelo diseñado proporciona al proyectista y al promotor datos duraderos durante todo su ciclo de vida, con toda la información recogida en el modelo para su posterior licitación por el constructor, sus posteriores posibles modificaciones en fase de obra y, finalmente, con el mantenimiento durante la vida útil del edificio ya en manos del propietario final.

Realmente, BIM ha supuesto para Gestec una gran evolución con respecto al diseño tradicional en 2D, puesto que desde el inicio de los bocetos y proyecto básico se está “construyendo” al incorporarse en el modelo la información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costes (5D), ambiental (6D) y de mantenimiento (7D). Con todo ello, una vez finalizada la obra y ya con el modelo adaptado a los cambios, es el usuario final quien dispondrá de toda la información para poder llevar a cabo el mantenimiento del inmueble.

Suscríbete a nuestra newsletter