Cinco especialistas con larga trayectoria

Cuatro economistas (Andrés Gurrea, Fernando Baroja, José Enrique Contell y Pablo Azcona) y un abogado (Germán Rodrigo), –los cinco formados en la Universitat de València (UV) y todos con cursos de especialización complementarios a los universitarios–, son los cinco socios que lideran en Valencia la firma de servicios profesionales para empresas, Grant Thornton (GT). Los dos con más años en la casa son Gurrea (socio director de la oficina) y Baroja, que estaban ya en el despacho que compró en 1999 Audihispana (antecedente de GT en España), para establecerse en Valencia.

[masinformacion post_ids=”119669,119709,119726,119734,119741″]

“Empecé mi ejercicio profesional en Barcelona, en una firma de auditoría llamada Espacontrol, donde estuve dos años”, explica Gurrea (Burriana, Castellón. 1960). ”Luego estuve como controller en dos grupos empresariales otros tres años y, tras comparar la práctica profesional en uno y otro caso, decidí dedicarme a la auditoría como ejercicio profesional”. Por su parte, Fernando Baroja (Quart de Poblet, Valencia. 1962), explica: “Empecé en el ejercicio de la auditoría en 1985, haciendo unas prácticas en el despacho de Vela & Marco Auditores en Valencia y me incorporé formalmente a esa firma en 1987. Vela & Marco Auditores se transformó en Uniaudit y esta fue integrada en Audihispana, a través de la cual llegó Grant Thornton a España. He vivido todos esos procesos en directo, porque toda mi trayectoria profesional ha sido en esta casa. Han ido cambiando las empresas en las que he trabajado, pero siempre he estado aquí y dedicándome a lo mismo, a la auditoría”.

José E. Contell (Valencia. 1958), el de mayor edad de los cinco, también empezó en Vela & Marco Auditores a mediados de los 80, porque “lo que me gustaba de los estudios universitarios era la contabilidad; mi aterrizaje en la auditoría fue claro”. Pero no se quedó en ese despacho. “Un grupo de profesionales decidimos poner en marcha una empresa de servicios profesionales en Valencia, ‘Aster’. Esa firma se convirtió en nacional y, con el tiempo, en multinacional por asociación con firmas de otros países”. La actual Auren. En un determinado momento, “por motivos personales y profesionales”, Contell abandonó dicha empresa “y en septiembre de 2010 me incorporé a Grant Thornton, hasta la fecha”.

Germán Rodrigo (Valencia, 1970), el más joven de los cinco socios y el único abogado, orientó desde el principio su carrera profesional “al Derecho Tributario y la fiscalidad”. Por este motivo, “el mundo de firmas internacionales y multidisciplinares en la prestación de servicios especializados a empresas, como es Grant Thornton, tenía y tiene un gran atractivo para desarrollar mi experiencia en el ámbito del Derecho Tributario”. Antes de incorporarse a GT ya estuvo trabajando en compañías de un perfil similar. Concretamente, “empecé en Ernst&Young (EY) y luego pasé a Deloitte. En 2007 me incorporé a Grant Thornton”.

De los cinco, la más reciente incorporación a la firma ha sido la de Pablo Azcona, nacido en Reino Unido, que “fichó” por Grant Thornton en 2016. “Siempre me ha interesado el mundo de las firmas internacionales de servicios profesionales, porque hay un entorno de trabajo muy dinámico, con equipos muy cualificados y bastante jóvenes, y donde se propicia el desarrollo profesional de las personas de la organización”. Por otra parte, “un atractivo del trabajo en este tipo de firmas es la relación con grupos empresariales relevantes, tanto nacionales como internacionales”. Concretamente, empezó en Coopers & Lybrand “y viví en directo la fusión con Price Waterhouse, de donde nació la actual PwC”. Entre ambas etapas (Coopers y Price) “estuve 18 años en la firma y dos más en Auren”, hasta su incorporación a Grant Thornton.

Como puede apreciarse a lo largo de la entrevista, los cinco socios conocen perfecta- mente la definición de Misión y Visión aprobada por la firma: “Queremos ser la firma de referencia en el asesoramiento a empresas dinámicas para el año 2020. Y queremos con- seguirlo siendo una firma totalmente multidisciplinar, que se preocupa por sus clientes, que quiere tener en sus filas a los mejores profesionales en todas las líneas de negocio y que presta un servicio diferencial”.

¿Y cómo lograrlo? “En Grant Thornton combinamos la excelencia técnica y el rigor, con nuestra capacidad para aportar valor. Creemos que esta combinación genera un entendimiento más profundo de las prioridades de nuestros clientes y un asesoramiento de mayor valor. Nuestro lema ‘An instinct for growth’ resume no solo qué es lo que aportamos a nuestros clientes, sino también cómo lo hacemos, basándonos en nuestros valores (colaboración, liderazgo, agilidad, respeto y responsabilidad), que respaldan nuestra cultura y están presentes en las actuaciones de los 47.000 profesionales de los 130 países donde estamos presentes”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter