La información económica de los líderes

Ineca califica de “varapalo sin paliativos” los presupuestos del Estado para Alicante

Tras darse unos días para que su gabinete de estudios hiciera un estudio exhaustivo de los Presupuestos Generales del Estado, el presidente del Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca), Perfecto Palacio, ha presentado esta mañana unas conclusiones “desoladoras” para la provincia de Alicante. A su juicio, “nunca tan poco dinero hizo tanto daño”.

Palacio y Llopis en la presentación de su demoledor informe sobre la inversión del Estado en Alicante

Palacio y Llopis en la presentación de su demoledor informe sobre la inversión del Estado en Alicante

Acompañado de Francisco Llopis, director de Estudios de Ineca, Palacio ha expuesto “un chaparrón de malas noticias” que “puede dañar seriamente la evolución económica de la provincia de Alicante”. Para el empresario, los Presupuestos Generales del Estado del presente ejercicio “son un varapalo indiscutible y sin paliativos”, y elevan hasta los 2.205 millones de euros el déficit inversor que, a juicio de Ineca, Alicante sufre respecto al Estado.

Entre las pruebas aportadas por Ineca para alertar sobre dicha discriminación, Palacio señala que Alicante es la segunda provincia de España que más ha visto reducida la inversión del estado respecto al pasado ejercicio; ocupa el puesto 48 sobre 52 en inversiones por habitante, y el 43 en inversiones en relación al Producto Interior Bruto. Mientras la provincia alberga al 4% de la población de España y representa el 3,18% del PIB, apenas recibirá el 2,1% de las inversiones totales del Estado en 2017, el porcentaje más bajo de la última década. Eso se traduce, entre otras cosas, en que a los largo de los últimos diez años los alicantinos han percibido vía inversiones 1.167,2 euros menos que la media de España. Mientras la inversión por habitante en el conjunto de España alcanza los 182,14 euros, en la provincia de Alicante se limita a 97,32 euros.

Ejercicio de autocrítica

En conjunto, siempre según los cálculos de Ineca, los proyectos de presupuestos del Estado y la Generalitat Valenciana han dejado de asignar a la provincia de Alicante en esta década 2.472,9 millones de euros de lo que correspondería al territorio si se aplicara el criterio poblacional. Para Palacio, ese déficit de inversión pública está directamente relacionado con la caída de la renta per cápita alicantina, que se acerca cada vez más a la parte baja de la tabla nacional. Según los últimos datos disponibles, mientras la renta media española por habitante se sitúa en 22.323 euros, en Alicante se halla en 17.563. “¿Por qué nunca hay dinero para Alicante?”, se ha preguntado el empresario.

En su análisis final de los datos, el presidente de Ineca ha llamado a la clase política y empresarial y a la sociedad alicantina en general “a hacer un ejercicio de autocrítica”, porque “estos datos tienen que abrirnos los ojos. Cuando alguien quiere obtener resultados distintos, tiene que hacer cosas distintas”, ha concluido.

Inversiones presupuestadas y no ejecutadas

En el mismo sentido se ha pronunciado el diputado socialista Julián López, quien ha declarado que “la provincia de Alicante va a estar a la cola en inversión por habitante, y lo más grave es que está situación es ya crónica, no sólo de este año. Desde que Rajoy llegó a la Moncloa, Alicante no ha dejado de perder inversiones estatales”. 

López, además, denuncia que muchas de esas inversiones se arrastran del ejercicio 2016, que se presupuestaron, pero no se realizaron. En ese sentido señala que “de los 210 previstos para la alta velocidad sólo se han ejecutado 62 millones;  de las inversiones hídricas que se tenían que haber realizado sólo se han hecho el 5% y de las que deberían de haberse ejecutado en el aeropuerto apenas se han efectuado el 22%,  y no es mucho mejor el balance de las inversiones en el puerto, ya que de cada tres euros previstos únicamente se invirtió uno”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter