Javier Moliner (Diputación de Castellón): “El turismo debe ser la tercera pata del crecimiento de Castellón”

2017-enero-Diputacion-Castellon-Javier-moliner-03

Javier Moliner Gargallo, presidente de la Diputación de Castellón

Javier Moliner (Castellón, 1975) se ha convertido en la voz que más fuerte reivindica en toda España el papel de las diputaciones como administraciones intermedias, llegando donde los ayuntamientos no llegan y vertebrando todo un territorio ante una administración autonómica con tendencia a centralizar el poder en su capitalidad. Convencido de que todos los ciudadanos, residan donde residan, deben tener las mismas oportunidades –quizás porque él mismo desciende de una familia con raíces en Culla y Benassal–, ha revolucionado desde su llegada el funcionamiento de la Diputación para ponerla al servicio de los castellonenses. La institución no solo impulsa obras y servicios, sino que ya es un motor que pretende situar a Castellón en el mapa del turismo, utilizando para ello el potencial que supone el aeropuerto, una infraestructura que fue el centro de todos los comentarios maliciosos en los ámbitos nacional e internacional, pero que ya ha sido la puerta de llegada de más de 100.000 pasajeros… Y subiendo. 

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Javier Moliner preside la única Diputación de la Comunitat Valenciana donde el Partido Popular ha obtenido mayoría absoluta. Pero lejos de acomodarse, se ha propuesto conseguir lo imposible, a base de diálogo. Solo así se entiende que haya logrado la abstención a sus cuentas para el ejercicio 2017 de los tres grandes grupos de la oposición en la institución provincial, un verdadero hito en la historia de la política castellonense. Bajo su gestión, no solo ha conseguido que la Diputación esté más presente que nunca en la vida de los castellonenses, sino que también la ha convertido en una herramienta útil para impulsar el turismo. El objetivo es que Castellón deje de ser la tierra siempre prometida de las oportunidades a la provincia de las realidades.

 

-¿Cuál es el balance de los primeros 18 meses de la actual legislatura? ¿De qué está especialmente satisfecho?

-De haber sido capaces de haber convertido a la Diputación en una institución realmente útil para toda la provincia. Para ello era fundamental adelgazar mucho y consumir el mínimo de energía y recursos en el funcionamiento interno para enfocar nuestro trabajo y ayudas en lo principal, que es igualar y equilibrar las oportunidades de todos los castellonenses, sin importar dónde hayan elegido vivir.  

2017-enero-Diputacion-Castellon-Javier-moliner-02

-El equipo de Gobierno Provincial ha sacado adelante sus cuentas para el año 2017 con la abstención de la oposición (PSOE, Compromís y Ciudadanos), una votación que supone un hito histórico. ¿Marca un punto de inflexión en las relaciones políticas de los partidos en la institución?

-Lo que he intentado, y hemos conseguido entre todos, es crear un marco de convivencia institucional que nos permita cada día ser más útiles a los vecinos de este territorio. Tengo claro que lo que esperan de nosotros no es enfrentamiento permanente, sino acuerdos para ayudarles a solucionar sus problemas. Y creo que lo hemos logrado alcanzando un consenso histórico, pese a la mayoría absoluta del PP, que espero tenga continuidad.

-¿Significa esto que ha conseguido hacerles ver la importancia que tienen las diputaciones como entidades en el ámbito provincial?

-Mi objetivo no es justificar las diputaciones, pero todos los partidos de la oposición reconocen, al margen del nombre, que tiene que haber una administración con visión provincial para ayudar a equilibrar las oportunidades y los servicios de todos los castellonenses, porque ni siquiera las comunidades tienen esa visión. Las diputaciones son las grandes vertebradoras de esta comunidad.

-¿De qué manera afectaría a los 135 pueblos de la provincia de Castellón la desaparición de la Diputación como se propone desde la oposición?

-De forma radical. La Diputación de Castellón prestará este año más de 24.000 servicios directamente a todos los ayuntamientos de Castellón, realizados y gestionados directamente por la propia Diputación Castellón. Prestamos a todos los ayuntamientos servicios tales como tramitación de documentos, proyectos técnicos, gestiones legales, asistencia en gestiones económicas, recaudación de tributos, trabajos en caminos rurales, creación de portales web, desarrollo de sedes electrónicas, elaboración del padrón municipal, tramitación de contratos, elaboración de expedientes, redacción de documentos, decretos, asistencia a los alcaldes en los plenos, actuación ante las emergencias, restauración del patrimonio, promoción de las tradiciones, asistencia a los emprendedores, formación y búsqueda de empleo a las personas en riesgo de exclusión social… y así podría seguir y no parar.

2017-enero-Diputacion-Castellon-Javier-moliner-05

-¿Qué cambiaría del actual modelo de financiación de las diputaciones?

-Creo que, más que plantear la financiación de las diputaciones, hay que plantearse una racionalización en la prestación de los servicios a los vecinos para primar la eficacia y reducir las duplicidades de todas las instituciones, incluyendo al Estado y a las comunidades autónomas, no solo a la administración local, que apenas supone el 1 % del presupuesto de las administraciones públicas en España. Cuando reordenen las competencias  será el momento de plantear la financiación para que cada institución pueda prestar los servicios que le correspondan con la mayor eficacia. 

-¿Será posible ‘normalizar’ las relaciones con la Generalitat Valenciana, con la que ha tenido múltiples encontronazos? ¿Utiliza el Consell el dinero de la Diputación para financiar sus proyectos?

-En la primera reunión que tuve con el president, Ximo Puig, ya advertí que no permitiría una relación que se sustentase en el yo invito y tú pagas. Pero quitando algunas tentaciones fruto del matrimonio de conveniencia que rige el Consell, la relación con Ximo Puig es cordial a nivel personal y leal en lo institucional. Eso no impide que seamos exigentes en lo que tiene que ver con Castellón y el Consell debe comprometerse más con todos los castellonenses, no solo con la parte que le interesa a cada uno de los integrantes del Pacte del Botànic, que muchas veces toman las decisiones pensando solo en ayudar a su minoría.

-La Diputación ha incrementado los servicios y prestaciones a los ayuntamientos del interior a través de la campaña Repoblem. ¿En qué consiste?

-Es una ambiciosa estrategia para consolidar la población en las zonas del interior y que los castellonenses, con independencia de donde residan, ganen en calidad de vida. Es un objetivo prioritario para la Diputación de Castellón. Así, en el presupuesto de 2017 destinamos cerca de 17 millones de euros para frenar la despoblación de los pueblos del interior y por ello se están implementado todas las políticas, ayudas, servicios y oportunidades que ayuden a dinamizarlos y así se conviertan en motor de desarrollo para nuestros pueblos.

-La Diputación se ha volcado en la promoción de Castellón como destino turístico de primer orden, aprovechando la entrada en funcionamiento del aeropuerto y próximamente del AVE. ¿Cuáles son los objetivos en este ámbito?

-El turismo debe ser la tercera pata sobre la que se asiente el crecimiento provincial, junto a la industria y el sector agroalimentario del que me preguntaba antes. En el Gobierno Provincial lo tenemos tan claro que, año tras año, hemos reforzado no solo las inversiones, que para este año superarán los cinco millones de euros, sino que también estamos ultimando una estrategia de futuro, consensuándola de la mano de los empresarios turísticos y los ayuntamientos en múltiples reuniones.

2017-enero-Diputacion-Castellon-Javier-moliner-06– Castellón está conectada ahora mismo con el Reino Unido, Rumanía y Bulgaria. ¿Cuáles son los retos en el ámbito del turismo internacional?

– Antes de la entrada en funcionamiento del aeropuerto apenas teníamos un 20 % de turistas extranjeros, la mitad que nuestros vecinos del Mediterráneo. Tenemos un tejido empresarial muy preparado, que seguro que aprovechará el poder competir en igualdad de condiciones gracias a estas infraestructuras para duplicar el índice de visitantes internacionales.

– ¿Cómo analiza que el PSOE, que tanto denostó el aeropuerto de Castellón, se haya convertido ahora en su primer valedor? ¿Contradicción o estrategia política?

– El primer valedor del aeropuerto de Castellón han sido los propios castellonenses y el sector turístico. Y los siguientes son las más de 100.000 personas que ya han aprovechado las instalaciones y que es lo que demuestra que este aeropuerto era necesario. A los conversos, simplemente les pido que arrimen el hombro y trabajen junto con la Diputación de Castellón para que sea la puerta de entrada de oportunidades económicas y de más empleos en un sector muy necesitado de estabilidad. 

– Castellón también es Tierra de festivales, acogiendo a las tres mayores citas que se celebran en España. ¿Hay festivales para mucho tiempo? ¿Están bien anclados en Castellón?

– Están tan anclados a esta provincia que son una parte tan esencial que crece año a año. El año pasado se sumó el Slime Fest de Nickelodeon a los tres grandes –FIB, Arenal y Rototom– y hace apenas unos días anunciaba con la alcaldesa de Benicàssim la celebración del San San Festival el año que viene. Los cuatro grandes festivales celebrados en 2016 en la provincia bajo el paraguas de Castellón, Tierra de Festivales han generado 60 millones de euros de impacto económico en Castellón, 2.000 puestos de trabajo directos creados y han atraído hasta la provincia a 700.000 asistentes, cifras que ahora, gracias a esta nueva propuesta musical, se quedarán cortas en 2017. Castellón es una tierra de festivales en la que la música va más allá de lo lúdico y cultural para convertirse en un aliado turístico y un motor de crecimiento y creación de empleo para nuestros municipios.

– ¿Qué ha motivado a festivales tan importantes a apostar por la provincia de Castellón?

– La elección no ha sido casual en ninguno de los casos, sino que ha sido el resultado de muchos años de trabajo en colaboración con empresarios castellonenses, ayuntamientos como el de Benicàssim y los promotores de los festivales. Entre todos hemos hecho de Castellón el escenario más atractivo y competitivo para los grandes eventos musicales. Y juntos reforzaremos a Castellón como tierra de festivales y los festivales un eje estratégico de este Gobierno Provincial.

– Usted ha sido de los pocos presidentes provinciales, y el único en la Comunitat, que consiguió mayoría absoluta en las últimas elecciones municipales y autonómicas. ¿Esas cifras pueden servir como trampolín para asumir otros retos políticos?

– No tengo más ambición, ni mayor reto político que seguir trabajando para mejorar cada día la calidad de vida y las oportunidades de todos los vecinos de la provincia de Castellón. Para un castellonense no hay reto más bonito que ese.     

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter