Ximo Puig: “Antes de acabar 2017 habrá nuevo modelo financiero”

2017-enero-Ximo-Puig-04

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana

– Hace apenas unos días, se celebró la Conferencia de Presidentes de comunidades autónomas. A la vista de lo acordado, ¿qué es lo más destacado de la misma?

– La Conferencia de Presidentes ha supuesto un paso adelante en materia de estabilidad institucional, al reconocernos como un país plural que –se quiera o no–, es federal y necesita fórmulas “federalizantes”. Con los acuerdos adoptados, la Conferencia de Presidentes deja de ser un instrumento del Gobierno, que la convocaba de manera arbitraria, para consolidarse como un órgano de deliberación y decisión, que se reunirá preceptivamente una vez al año, con seguimiento semestral.

El segundo elemento básico para nosotros que recoge el acuerdo es que, antes de finalizar 2017, habrá un nuevo modelo de financiación autonómica, algo que es vital para la Comunidad Valenciana y para el resto de comunidades porque, más del 60 % del ajuste en el gasto público que se ha producido estos años por razón de la crisis, ha recaído en las partidas de gasto que gestionamos las comunidades autónomas. Ha llegado el momento de ver qué pasa con las partidas de gasto público que gestionan otras administraciones.

[masinformacion post_ids=”96243,96300″]

– ¿El resto de comunidades autónomas reconocen que el patito feo en materia de financiación es la Comunidad Valenciana?

Lógicamente, cada uno defiende su posición, pero cuando el presidente de la Comunidad Valenciana plantea los números que definen la realidad, nadie los discute, ni el Ministerio de Hacienda. Todo el mundo coincide en que, en el transcurso de la historia autonómica, la Comunidad Valenciana es la que ha tenido un desajuste más grande en su financiación.

De hecho, estamos viendo estos días en algunos medios de comunicación, que el Gobierno podría estar considerando la propuesta que ha mantenido históricamente esta Comunitat, de absorber como deuda propia la deuda contraída con el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) por las comunidades pues, a fin de cuentas, la financiación vía FLA ha sustituido, vía crédito público, la financiación no recibida vía sistema ordinario.

Dependerá de hasta dónde retrocedamos en la consideración de modelo financiero injusto, para calcular en cuánto se reducen los 43.000 millones de euros de deuda que soportan las cuentas de la Generalitat y, consecuentemente, el coste de los intereses de la deuda que, en estos momentos, son casi una cuarta parte del total de nuestros gastos.

– ¿Cuál es el calendario para sacar adelante el nuevo modelo de financiación?

– Lo primero es constituir la Comisión de Expertos, donde cada comunidad enviará su especialista en la materia. Como es sabido, nosotros enviaremos al profesor Francisco Pérez, director del IVIE. Antes de un mes tiene que estar constituida esta comisión.

Esos expertos analizarán la situación desde la doble perspectiva de los ingresos y los gastos y plantearán propuestas que sirvan para desbrozar el camino hacia la toma de decisiones políticas. La Conferencia de Presidentes será conocedora del asunto, pero los acuerdos sobre financiación autonómica son del Consejo de Política Fiscal y Financiera y, como de lo que estamos hablando es de una reforma del modelo de financiación, necesariamente el tema tendrá que pasar por el Congreso y el Senado.

Exigiremos la aplicación del nuevo modelo de financiación con carácter retroactivo hasta 2014, que es cuando finalizó el periodo del modelo que aún se está aplicando. En el peor de los casos, le aseguro que el modelo será de aplicación con fecha enero de 2017.

  

Suscríbete a nuestra newsletter