Una amenaza llamada Google

2016-nov-mesa-uev-grupo-04

El rector de la Universidad Europea de Valencia (UEV), Juan Morote advirtió que “las mayores amenazas para el sistema universitario mundial tradicional no son ni el mercado, ni las empresas… es Google. El alumno deberá elegir entre Google y una determinada universidad y eso sí que es una amenaza real de mercado”.

“Y como se trata de una marca de conocimiento con millones de clientes y un potencial de distribución importante –reconoció Ibáñez–, Google puede poner en marcha un banco, una universidad, una empresa de tecnología… y además, cuenta con la confianza de la gente”.

[masinformacion post_ids=”91508,91519,91521″]

Lo mismo ocurriría con Amazon, –apuntó Ángela Pérez– que, según ellos afirman, “son los mejores seleccionando las ofertas de cada país y las ofrecen con un sobresaliente sistema de logística. Es decir, lo tienen todo”.

Con lo cual, para enfrentarse a esta tesitura, –recalcó Morote– es necesario “hacer marketing de valor diferencial y no de volumen”.

Ibáñez apuntó que al igual que Apple tiene una historia detrás que refuerza su imagen de marca, “detrás de nuestras empresas también hay una historia que transmite una serie de valores que van más allá del producto o del servicio que prestamos como la resiliencia, la calidad, el marketing… y que dan lugar a que el cliente se identifique con dicha empresa”.

Perfil del trabajador del futuro

En opinión de Fran Alapont, “el directivo del futuro debe ser capaz de gestionar el cambio y las relaciones humanas ya que son muy importantes dentro de la empresa”.

Ángela Pérez se mostró muy crítica en este apartado y declaró que “en España los directivos no están a la altura, en un porcentaje alto de los casos, ni por formación, ni por experiencia. Tenemos mucho que aprender de otras culturas y de otros países y, sobre todo, teniendo en cuenta la economía a la que nos dirigimos y el tipo de empresas que se van a generar que van a centrarse en el conocimiento y en las personas y no tanto en la producción”.

2016-nov-mesa-UEV-Rector-Juan-Morote-02Para Juan Morote, “el directivo del futuro debe reunir una serie de cualidades como tener capacidad para tomar decisiones, lo que implica tener responsabilidades; aprender a trabajar en un entorno multicultural ya que la globalización está aquí para quedarse; y tener capacidad de trabajar en equipo y de adaptarse al cambio”.

Fernando Ibáñez subrayó que vamos a pasar de un perfil más técnico a uno más humano. “Conforme las tareas más automáticas vayan siendo sustituidas por máquinas, en los puestos de responsabilidad serán necesarias personas con otras cualidades como la innovación o la adaptabilidad. Es decir, vamos a un modelo en el que el directivo deber ser el director de una orquesta y debe controlar todos los instrumentos”.

Suscríbete a nuestra newsletter