Un estudio de Kpmg refleja que las empresas familiares de la Comunidad Valenciana son las que menos empleo destruyen

SP_European Family Business Barometer-2Las empresas familiares de la Comunidad Valenciana son las que menos empleo han destruido en los últimos 12 meses, tal y como se desprende de la edición de la Comunidad Valenciana del quinto Barómetro de la Empresa Familiar, elaborado por KPMG en colaboración con las Asociaciones Territoriales vinculadas al Instituto de Empresa Familiar, y según el cual solo un 4% de las empresas de la región ha disminuido su plantilla en el periodo analizado, frente al 7% que afirma haberlo hecho en el conjunto del país. Sin embargo, son menos las empresas valencianas que han aumentado el número de trabajadores, un 46%, frente al 61% que lo ha hecho en el ámbito nacional. El resto, un 50%, ha mantenido sus plantillas (32% en España).

“Las empresas familiares valencianas confían en el crecimiento futuro de su negocio y así lo demuestra el buen comportamiento de su facturación y la apuesta por la retención de talento”, señala Bernardo Vargas, socio responsable de las oficinas de la Comunidad Valenciana de KPMG en España. “Para afrontar los desafíos del entorno como la creciente competencia, planean realizar nuevas inversiones que les permitan seguir creciendo y mantener su posición competitiva en el mercado”, añade.

En concreto, los principales indicadores de negocio de las empresas familiares valencianas arrojan, por lo general, buenos resultados. Especialmente reseñable, según refleja el estudio, es el comportamiento de la facturación en el último año: cuatro de cada cinco negocios han aumentado sus ventas netas mientras solo un 4% las ha reducido. Este crecimiento ha sido, en la mitad de los casos, de hasta un 5% al año, mientras dos de cada cinco compañías han incrementado sus ventas entre un seis y un 25%. A la hora de identificar la causa de este aumento de la facturación un 81% de los encuestados lo atribuye a una mayor demanda en el mercado.

En cuanto al destino  al destino de esos ingresos adicionales: cuatro de cada cinco los reinvertirán en el negocio para destinarlos a las áreas de marketing, fabricación  y al desarrollo de infraestructuras. No obstante, de cara al próximo año, las
respuestas se dividen a partes iguales, (43%) entre aquellos que tienen previsto aumentar  la tasa de crecimiento de la facturación y aquellos que planean un aumento más moderado.

Por otra parte, el desempeño vuelve a ser positivo en cuanto a presencia internacional se refiere, ya que siete de cada 10 directivos y propietarios valencianos declaran que su empresa familiar ha aumentado su actividad en el extranjero durante el pasado año. No obstante, las empresas que han disminuido su presencia en mercados exteriores (19%) superan en número a las que no han variado su actividad (12%). Con estos datos, ya son un 67% las compañías valencianas que se encuentran internacionalizadas.

SP_European Family Business Barometer-3Principales retos futuros de las empresas valencianas

El 67% de las empresas familiares valencianas identifica la creciente competencia como su mayor reto en la actualidad, por delante incluso de la incertidumbre política, desafío importante para un 63% (y el principal en el ámbito nacional). La disminución de la rentabilidad se constituye como el tercer reto más importante que afrontan las empresas valencianas en estos momentos, de acuerdo con un cuarto de los encuestados. Estos tres obstáculos son  también los prioritarios
en el territorio nacional en porcentajes similares. 

En cuanto a la contratación de talento para sus empresas, solo  un 8% de sus directivos y responsables se muestran preocupados por la contratación de profesionales cualificados.

Sobre la financiación, aunque una mayoría de las compañías valencianas declara no haber tenido problemas para acceder a financiación este año, un 17% sí lo percibe, en cambio, como un obstáculo en la actualidad.

En el estudio también se ha indagado sobre  los cambios que impulsarían el crecimiento de su negocio, un 45% de los directivos y propietarios valencianos opina que una rebaja de impuestos sería lo más eficaz. Por su parte, un 36% cree que también sería de gran ayuda que se redujeran las contribuciones a la Seguridad Social, mientras un tercio de los encuestados demanda un mayor acceso a crédito.

Respecto a sus prioridades a dos años vista, las empresas familiares valencianas vuelven a no ofrecer dudas: un 63% tiene el objetivo de incrementar sus ventas netas y una mitad de mejorar la rentabilidad.
Con sus respuestas, los directivos y propietarios valencianos evidencian que lo primero es asegurar el buen rendimiento del negocio. Después se plantean estrategias para seguir creciendo y mantener su competitividad en el mercado invirtiendo en innovación, en diversificar en nuevos productos y servicios así como en atraer a los mejores talentos

 

Suscríbete a nuestra newsletter