La información económica de los líderes

La revisión del PGOU de Valencia protegerá la huerta y los barrios marítimos

La revisión simplificada del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que se inició en 2004, se llevará a término definitivamente durante la presente legislatura, con criterios que protejan la huerta y los barrios marítimos, así como la movilidad sostenible del área metropolitana. Al amparo de este nuevo documento, que también velará para que se garantice la mejora dotacional de los barrios, el Ayuntamiento revisará con la Generalitat infraestructuras propuestas, como por ejemplo la prolongación de la Ronda Norte por la huerta de Vera, “que inducen un modelo de movilidad poco sostenible”.

huerta valenciaEl acuerdo plenario motivará la revisión de infraestructuras viarias previstas en el entorno de Castellar-Oliverar, la prolongación de la V-30 Norte, la conexión de la ronda de Tavernes Blanques con la Ronda Norte, la ronda de poblados del sur por Faitanar, la variante de la carretera de Poble Nou y la mencionada prolongación de Ronda Norte por la huerta de Vera.

Al aprobar la moción de Vicent Sarrià, el Pleno también acordará, por ejemplo, eliminar los proyectos de crecimiento de la ciudad para usos residenciales previstos a expensas de la ocupación de huerta correspondientes a los sectores de Vera I, Campanar, Tavernes Blanques, Alboraia y La Torre Sur, manteniendo la calificación de huerta protegida de estas zonas.

El Ayuntamiento también dejará sin efecto los sectores de uso industrial y terciario de Faitanar, manteniendo la huerta protegida, así como el sector Mauella para contribuir a la conurbación de dos municipios independientes, y mantendrá el sector Benimàmet para obedecer a las obligaciones derivadas del convenio subscrito entre el Ayuntamiento y la Generalitat Valenciana el 5 de octubre del 2007 para el soterramiento de la línea 1 de metro, actuación que fue considerada necesaria para la mejora de la seguridad ferroviaria y la mejora del entorno urbano, sin perjuicio de instar de esa administración la posibilidad de su revisión para estudiar una actuación urbanística más compatible con la realidad de la pedanía.

Por otro lado, el Ayuntamiento gestionará con las universidades valencianas sus necesidades de suelo para explorar la posibilidad de instalaciones universitarias en los barrios históricos de la ciudad, en algunos vacíos urbanos o en la adaptación urbanística de las infraestructuras universitarias existentes, para su más racional y eficaz aprovechamiento, con objeto de evitar el nuevo consumo de huerta que supondría el sector Vera II.

El PGOU incorporará los criterios para la ordenación de la zona de interacción puerto-ciudad que se derivan de los acuerdos alcanzados con la Autoridad Portuaria y la Generalitat Valenciana, que tiene que concretar la ordenación del final del antiguo cauce y establecer conexiones entre las playas del norte y los espacios protegidos del litoral sur de la ciudad, y en la escala del barrio, tiene que servir para aislar Nazaret de la actividad portuaria y constituirse en un área de oportunidad con la atribución de nuevos usos que incidan en la revitalización de este barrio.

En otro orden de cosas, la moción del concejal de Desarrollo Urbano motivará el requerimiento a la Generalitat para que el nuevo planeamiento de la ZAL establezca las medidas necesarias para minimizar su impacto paisajístico y ambiental en la huerta circundante y prever los corredores suficientes para garantizar la conectividad de la ciudad con el Parque Natural de la Albufera y las playas de la zona sur, e instará la revisión de la calificación de las parcelas actualmente ocupadas por colegios de titularidad privada.

Suscríbete a nuestra newsletter