El ecodiseño para maquinaria de industria alimentaria facilitaría los procesos de limpieza

El ecodiseño para maquinaria de industria alimentaria facilitaría los procesos de limpieza

La industria agroalimentaria podría ahorrar hasta un 38% de agua con el uso de equipos de ecodiseño higiénico, según el proyecto Ecodhybat, cofinanciado por el programa Life+ y en el que participa Ainia junto con empresas como Calidad Pascual, Pescanova o la Asociación de Fabricantes de Equipos para la Industria (Amec)

ecodhybatLos resultados obtenidos en las pruebas realizadas demuestran que el diseño higiénico supone una técnica eficaz para reducir el impacto medioambiental en el sector alimentario no sólo en el consumo de agua, sino también en el uso de la energía eléctrica y térmica utilizadas para la limpieza de los equipos.

Las operaciones de limpieza y desinfección de equipos e instalaciones en la industria de alimentación son necesarias para mantener un adecuado nivel de higiene y seguridad alimentaria de los alimentos procesados, pero tienen un elevado impacto ambiental (consumo de agua, energía y productos de limpieza, aguas residuales, emisiones de CO2).

El diseño eco-higiénico permite reducir el impacto ambiental que suponen las operaciones de limpieza de los equipos alimentarios, puesto que están diseñados teniendo en cuenta criterios higiénicos como: la configuración, la geometría, el acabado superficial y los materiales, que permiten conseguir una mejor limpieza aplicando protocolos más sostenibles.

En el marco de este proyecto se han adoptado medidas de diseño eco-higiénico como la modificación de tanques, tapas, conexiones, sistemas de dosificado y cintas transportadoras además de la incorporación de equipos con certificación higiénica conforme EHEDG, disponibles en el mercado. Las empresas Inoxpa, Vega Instruments y HBM han colaborado en el proyecto en la cesión de estos equipos.

Optimizar los procesos productivos con el diseño higiénico de equipos es un elemento clave para reducir los gastos en limpieza y desinfección de las instalaciones agroalimentarias, así como el coste medioambiental de sus procesos, pero también para garantizar la inocuidad de los productos en el sector agro-alimentario, cosmético o farmacéutico.

Así, la aplicación de los resultados de este proyecto permite a los fabricantes de maquinaria que incorporen los criterios de diseño eco-higiénico, agregar una ventaja competitiva a sus equipos y mejorar sus oportunidades de negocio.

Suscríbete a nuestra newsletter