Gastronetas, festival de street food en la costa mediterránea

 2016-junio-wolow-3

El movimiento se demuestra andando y el emprendimiento, emprendiendo. El grado Leinn que imparte Florida Universitària está revolucionando el aprendizaje sobre la empresa y la gestión. Lo justito de teoría y muchísima práctica. Prueba y error, aprender del fracaso, trabajar en equipo y obtener de cada miembro lo mejor.

Leinn está siendo un auténtico vivero de nuevas empresas concebidas y gestionadas por veinteañeros que, además, tienen la obligación de facturar, puesto que lo que ganen será para pagar las estancias en el extranjero.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

WoloW es uno de estos grupos de trabajo surgidos en Leinn. Alumnos de segundo año han puesto en marcha un buen número de iniciativas con mayor o mejor fortuna. Pero en la que más confianza han depositado es en Gastronetas, un modelo de negocio que gira en torno al fenómeno de las food trucks y de los festivales gastronómicos.

Galo Alapont (21 años) y Enric Soria (25 años) son los portavoces del grupo de trabajo que se estrenó a mediados de junio con  este proyecto gastronómico, aunque no es el único que están desarrollando.

Para este verano tienen previsto un mínimo de ocho de apariciones. La inspiración llegó en San Francisco, ciudad donde estuvieron el pasado año de viaje de estudios. “Allí la gente compra la comida en los food trucks -dice Galoy nuestros compañeros de Leinn Mondragón ya lo habían probado y les había ido bastante bien económicamente. Así que nos animamos a traerlo a Valencia”.

El modelo de negocio se basa en hacer de intermediario entre las food trucks y los ayuntamientos. Gastronetas se pone en contacto con los ayuntamientos y solicita un espacio, que puede ser una plaza, un recinto ferial… Por otro lado, contacta con las food trucks y selecciona entre la oferta a un máximo de 15 con una variedad gastronómica, para no repetir. Cada food truck pagará un alquiler por el espacio y los servicios: agua, luz, limpieza…

Gastronetas, además, se encarga de la animación: música en vivo, DJ’s, animación para niños…

2016-junio-wolow-2Al principio -reconoce Enriccostó un poco ponerse en contacto con las food trucks. Pero luego han sido ellas las que nos han buscado. De hecho, ahora tenemos una base de datos de unas 300 food trucks, así que tenemos dónde elegir”.

La propuesta de WoloW está teniendo una buena acogida entre esta nueva fórmula gastronómica. “Muchas food trucks -agrega Enricno están contentas con la organización de los festivales a los que han ido, por la cantidad de oferta que convocan o las condiciones del contrato”.

 Para participar en Gastronetas, las food trucks candidatas deben tener todos los papeles en regla, con sus correspondientes controles sanitarios. También tienen que enviar su oferta gastronómica para evitar duplicidades, porque de lo que se trata es de tener la mayor y mejor variedad de comidas posible, capaz de satisfacer desde a los devoradores de hamburguesas a los veganos más estrictos.

Otro de los requisitos -agrega Galoes que la food truck tenga una imagen vintage. No queremos el típico remolque de churros. Buscamos que todo el evento tenga una imagen bonita”.

Tras el estreno en Riba-roja de Túria del 10 al 12 de junio, seguirán los eventos durante todo el verano, especialmente en las zonas de playa, para lo cuál han apostado por una ambientación típicamente ibicenca.

Todo el esfuerzo se enfoca a que este festival gastronómico callejero sea todo un éxito y en el que no faltarán cocinas como la chilena o las especializadas en un tipo de producto: salmón, hamburguesas, croquetas, dulces, pizza, patatas, hot dogs… Pero todas ellas con un denominador común: la calidad.

El festival de comida callejera quiere tener tirón por sí mismo, por eso prefiere desvincularse de otras celebraciones, como fiestas populares en las distintas localidades.

Preferimos no coincidir con celebraciones festivas -apunta Enricpara no entrar en competencia con peñas que suelen disponer de establecimientos de comida y bebida para financiarse. Intentamos no chocar y que todos tengamos la posibilidad de ganar”.

Son cuidadosos y buscan la armonía con lo establecido. Así, para el estreno en Riba-roja de Túria, se reunieron con la asociación de comerciantes, a la que presentaron la propuesta “y la acogieron muy bien”, señala Galo.

El Festival de Gastronetas es un polo de atracción a visitantes foráneos, por lo que los establecimientos, incluso los de hostelería, van a contar con una demanda con la que habitualmente no cuentan.

¿Y de dónde salen los ingresos? El responsable financiero del proyecto, Enric, contesta: “Además del alquiler del espacio a las gastronetas, nosotros explotamos directamente la barra de bebidas. También esperamos contar con patrocinadores para futuros eventos”.

Manises, Xàbia, Oliva, Catarroja, Moraira… y hasta un total de ocho eventos celebrarán a lo largo del verano y para cada uno de ellos presupuestan un beneficio superior a  3.000 euros, beneficio que se destina íntegramente al viaje de estudios que realizarán durante cuatro meses a partir de septiembre a India y China.  

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter