Minimizar las molestias a los vecinos de la zona sur de Alicante Port

2016-mayo-Alicante-Port-Juan-Antonio-Gisbert-03

Juan Antonio Gisbert, presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante

– ¿Le preocupa el estado de las relaciones con los vecinos de la zona Sur y su oposición a la descarga de graneles al aire libre?

– Naturalmente. Por ello intentamos adoptar cuantas soluciones viables contribuyan a minimizar molestias. Por otra parte, se realizan mediciones continuas sobre las emisiones a la atmósfera para comprobar que se cumplen con las prescripciones de la ley y que no se atenta contra la salud de las personas.

Antes hablábamos de la integración puerto-ciudad. Este hecho tiene, sin duda, aspectos positivos, algunos de los cuales hemos relatado. Pero también tiene aspectos negativos. Y la actividad que se desarrolla en el puerto más vinculada a la industria, en la zona de poniente, no es muy agradable visualmente, y menos cuando esa parte de la ciudad, que también tenía una orientación claramente industrial, se ha convertido en residencial.

[masinformacion post_ids=” 75452,75501,75517″]

– ¿Cree factible el corredor verde que una Urbanova con San Juan? ¿Tiene el puerto algo que decir en este asunto?

– Esa es una actuación que excede, con mucho, las competencias de la APA, sobre la que no voy a pronunciarme, y en la que existen distintas administraciones y entidades públicas que pueden verse involucradas, entre ellas, el puerto.

A ese respecto lo único que podemos decir es que existen soluciones técnicamente viables para posibles ampliaciones del puerto que no impidan la realización de una obra de esa naturaleza. Por tanto, el puerto siempre podrá prestar su colaboración para que, si ha de hacerse, pueda ejecutarse.

– ¿Teme la posibilidad de conflictos en el sector de la estiba debido a las exigencias de liberalización provenientes de la UE?

– Parece evidente que el Gobierno de España tendrá que modificar la normativa que afecta a la estiba, salvo que esté dispuesto a sufrir sanciones mientras no dé ese paso. Ahora bien, entiendo que eso puede hacerse de muchas formas y lo razonable es que se haga de la forma más consensuada posible. Desde luego, por lo que yo conozco a los estibadores del Puerto de Alicante, si tuviera que apostar lo haría porque se encontraran soluciones razonables para todos.

– ¿Teme que el retraso en la formación de Gobierno repercuta en el retraso de proyectos importantes para el puerto?

– Que tengamos un Gobierno en funciones desde hace tiempo y saber que todavía estaremos así, al menos, tres meses más, no es positivo. Pero no para el Puerto de Alicante en particular, sino para el país en general.

Yendo ya a lo concreto del Puerto de Alicante, hasta el momento, esta situación de interinidad no nos ha perjudicado lo más mínimo, ni preveo que suceda en los meses que puedan faltar hasta la elección de un nuevo presidente y que este forme gobierno. Estamos trabajando ya con el plan de empresa para 2017 con absoluta normalidad.

Suscríbete a nuestra newsletter