La información económica de los líderes

Everis apuesta por la transformación y la innovación en el sector público

2016-abril-Everis-Raul-Juanes-02

Raúl Juanes (32 años), con una amplia experiencia de más de una década en el área de sector público de Everis, es la apuesta de la consultora para seguir potenciando su experiencia en el diseño e implantación de proyectos de transformación tecnológica para las administraciones públicas, donde Everis ha especializado su conocimiento sectorial para dar servicios específicos en ámbitos como la modernización judicial, la gestión tributaria, los modelos económico-financieros, el gobierno abierto, la educación, la transparencia o la contratación pública. 

 [mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Licenciado en Ingeniería Informática por la Universitat Politècnica de València (UPV), Juanes ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria profesional en Everis, donde se incorporó en 2008. Ha trabajado en proyectos de modernización digital, tecnologías de la información y proyectos de innovación para la Generalitat Valenciana, entidades locales, diputaciones, universidades y empresas públicas.

Además, ha participado en proyectos europeos de I+D+i y estuvo desplazado varios meses en Múnich, desarrollando una actuación en la Oficina de Patentes Europea, lo que le abrió las puertas para el desarrollo de proyectos en la European Union Intellectual Property Office (antigua OAMI), de Alicante.

– El sector público en general, es un cliente básico en el modelo de negocio de Everis. ¿Qué hace a Everis diferente de cualquier otro proveedor de productos y servicios de tecnología para las administraciones públicas?

El modelo de Everis no tiene nada que ver con el de bastantes profesionales técnicos que se dedican principalmente a la programación. Nuestra forma de entender la relación con las administraciones públicas es otra: somos una empresa de consultoría tecnológica, especializada en servicios sectoriales y apostamos por la transformación y la innovación en el sector público.

Es difícil que a una Administración se le ocurra alguna reforma o una modernización en algún ámbito, en el que Everis no haya hecho algo similar con anterioridad en algún otro lugar. Se nos pueden plantear proyectos de reforma en Justicia, en Educación, en el mundo de la transparencia, etc., y si aquí no tenemos experiencia acumulada, descolgamos el teléfono, hablamos con los compañeros y seguro que Everis ya ha hecho algo parecido en algún otro sitio.

Todo ello con el añadido de que esta no es una multinacional de soluciones tecnológicas que tiene un director comercial en Valencia y viene a vender proyectos para que se ejecuten fuera. Entre Valencia y Alicante,  somos 850 personas en la Comunitat. Si hacemos un proyecto, lo hacemos aquí. Si no considerásemos el resto de Everis, el equipo de la Comunitat sería, probablemente, la mayor empresa de tecnología de la región. En los dos últimos años hemos contratado 470 personas, casi más que egresados salieron de las universidades.

2016-abril-Everis-Raul-Juanes-03

Experiencia y conocimiento

– ¿A qué se debe este crecimiento tan notable en la Comunitat?

Se ha hecho mucho y un buen trabajo estos últimos años y hemos adquirido muchas experiencias y conocimientos. Hemos crecido mucho y muy rápido. Por eso, en 2015 hicimos un proceso de reflexión y ordenación interna, para determinar con claridad las fortalezas de nuestra proposición al mercado. No vamos a esperar que salgan concursos y proyectos, sino que vamos a ser proactivos en la presentación de propuestas teniendo en cuenta nuestra experiencia acumulada demostrable. “Sabemos prestar este servicio porque lo hemos hecho ya con estos resultados. ¿Le interesa que lo desarrollemos aquí?”.

Por ejemplo, en la Comunitat prácticamente no hemos participado en proyectos relacionados con protección civil, pero en cambio, en Andalucía, tenemos amplia experiencia en estea materia. ¿Hablamos de en qué podemos mejorar los servicios de protección civil aquí?

– Aseguran en su documentación que Everis apuesta por un modelo de excelencia en sus relaciones con el cliente, pero la excelencia tiene un precio. ¿Las administraciones públicas de la Comunitat están en condiciones de pagar esa excelencia?

Si vemos los resultados de los concursos a los que nos hemos ido presentando, las diferencias entre Everis y otras compañías no son tan grandes, porque nos hemos tenido que amoldar. Si hablamos de consultoría pura de alto nivel, las cosas tienen un precio, porque estamos hablando de algo distinto a la simple programación.

Pero si hablamos de proyectos completos, podemos hacer un mix muy interesante, integrando consultores senior de primer nivel y para hacer tareas técnicas tenemos nuestro modelo de software factory -el centro de alto rendimiento en Alicante-, y eso es lo que me permite presentar una oferta equilibrada y competitiva.

Al final, las cosas cuestan lo que aportan, pero el equilibrio que conseguimos nos permite ofrecer lo mejor en cada caso. Excelentes técnicos, con profesionales que llevan diez años programando y que van a sacar la producción con un conocimiento contrastado, y consultores que unen, a lo que sabemos aquí, lo que hemos hecho en Madrid, en Barcelona o donde esté el mejor conocimiento. Montamos así un modelo competitivo y sostenible.

Cualquier cambio es para bien

– En las administraciones públicas de la Comunitat se ha producido un cambio drástico de gestores, fruto del resultado electoral del pasado mayo. ¿Les preocupa esto en tanto que proveedores del sector público?

Pienso que cualquier cambio, en principio es para bien. Cada vez que hay elecciones es bueno para el negocio, sigan los mismos responsables o vengan otros, porque las rutinas se rompen y, tanto unos como otros, buscan siempre hacer algo nuevo, que se convierte en un compromiso político, y cada vez que pasa eso hay un salto cualitativo de donde pueden surgir proyectos que son auténticos diamantes en bruto en el ámbito del servicio que las Administraciones Públicas pueden prestar a los ciudadanos.

– Pero para poder sacar adelante ese diamante en bruto, ese gran proyecto, es preciso que desde la Administración se lo pidan y se lo contraten.

Ahí estamos avanzando; lentamente, pero estamos avanzando, porque la Administración no tiene por qué saber cuál es la solución, cuál es esa solución diferencial y novedosa que hace falta. La Administración tiene que decir cuál es el problema, pero no decir cuál es esa respuesta y cuántas horas hacen falta para desarrollarla.

Nosotros podemos brillar cuando la Administración nos dice “este es el problema, resuélvemelo”, pero si los temas se plantean y convocan totalmente parametrizados, la única diferenciación posible entre los diferentes licitantes es por precio y plazo, no por innovación en la solución.

La definición del proyecto

– La clave sería, pues, tener más participación en la definición de los proyectos.

En efecto. Si se saca a licitación la definición del plan o proyecto y en otro concurso la ejecución, podemos aportar mucho más valor al conjunto, porque podemos poner al servicio del licitante todo el conocimiento y experiencia que acumulamos en la fase de definición del proyecto.

Luego, en la fase de ejecución, me presentaré solo o acompañado con algún partner, a todo o parte del proyecto, pero donde más valor diferencial puede aportar a las administraciones públicas una empresa como Everis, con todo el conocimiento que tenemos acumulado por nuestra presencia internacional, es precisamente en la definición de los proyectos.  

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter