Fersay, un modelo único en la distribución de repuestos

2016-marzo-Fersay-Jose-CarrascoFersay nace de la amistad de dos jóvenes que desde los once años iban juntos al colegio. En 1979, uno estaba estudiando ingeniero de telecomunicaciones en la Universidad de Alcalá de Henares y el otro trabajaba en una empresa del sector electrónico fabricando televisores; es decir, uno tenía el conocimiento técnico y el otro conocía el mercado, los repuestos, y sabía dirigir las finanzas de una empresa. “Ese fue el detonante, que uno quería trabajar en lo que había estudiado y el otro no veía claro el futuro en la empresa donde estaba. Y así empezamos reparando electrónica y vendiendo repuestos”, explica José Carrasco, fundador y director general de la compañía.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

– ¿Qué hitos destacaría como fundamentales en el desarrollo de la empresa?

– Como hitos puede haber sin duda varios que contribuyeron a conseguir hacer una empresa sólida a lo largo de los años, pero el principal sin duda es la constancia ya que nunca nos rendimos a pesar de que los primeros años fueron muy duros como todo pequeño negocio que se monta prácticamente casi sin recursos. Por ejemplo, los dos socios teníamos muy claro el objetivo, hacer empresa, y así estuvimos por ejemplo los primeros dos años sin cobrar salario alguno e incluso yo, que estuve 2,5 años trabajando en la empresa en Madrid por las mañanas y luego trabajaba por las tardes en el negocio, ponía dinero para poder invertir. También, hay que citar que durante los primeros trece años los socios no tuvimos vacaciones, ya que al haber pocos empleados y no poder cerrar decidimos priorizar el servicio al cliente por encima de todo.

Otro hito importante fue la decisión de reinvertir los beneficios cuando empezamos a generarlos, para poder crecer sólidamente y hacernos así un hueco cada vez más importante en el mercado. Y otros pasos importantes sin duda fueron tanto la expansión geográfica, en principio hasta el pueblo más remoto de España y luego la exportación a Portugal y al sur de Francia. También nuestras continuas ampliaciones de tamaño en las instalaciones, pasando de varios locales a unas naves en el actual polígono industrial. También podemos citar la apertura hace 18 años de nuestra delegación de Alicante así como hace tres años la de Tenerife. Sin olvidar un hito clave en la historia de Fersay, que es haber implantado un sistema de formación permanente para el personal hace ya 30 años y que sin duda hace que sus profesionales estén a gran altura.

– ¿Cuál es la plantilla actual de Fersay? ¿Cómo se distribuye en sus distintos departamentos?

– La plantilla actual de Fersay está integrada por 47 empleados en Madrid, 4 en Alicante y otros 4 en Tenerife; en total, 55 familias vivimos de Fersay. Desde Madrid se compran los productos, llevamos el marketing y las finanzas del grupo, suministramos toda la exportación y distribuimos en la península a toda España, salvo parte de Levante y Baleares, que se hace desde Alicante; y salvo las siete islas Canarias, que se hacen desde Tenerife, donde algún cliente marroquí también compra algo. Es en nuestro apartado de logística donde más gente hay, ya que el almacén central de Madrid tiene 9.500 m2 y hacemos unos 500 envíos diarios desde él. La siguiente área es marketing, que incluye atención al cliente y el diseño de presentación de los productos, así como toda nuestra comunicación y promociones. También es importante el área internacional desde donde se gestionan todas las relaciones con proveedores y clientes de exportación.

– ¿Dónde tiene presencia hoy en día la empresa? ¿Existen planes de ampliación a corto o largo plazo?

– Actualmente estamos muy contentos con los tres almacenes y empresas que tenemos en Madrid, Alicante y Tenerife y como proyecto de futuro tenemos la posibilidad de un cuarto en Portugal.

– ¿Qué lugar ocupa Fersay en el contexto español de su sector?

Fersay es una empresa muy especial y muy diversificada que solo puede existir gracias a su propio desarrollo de 37 años de historia. No existe ninguna otra igual, ya que además de ser una empresa comercializadora también hacemos servicios de logística y garantías para grandes empresas multinacionales, como Philips, Vestel o Dyson, y eso significa que Fersay es única y bastante diferente a cualquier otra empresa en su estructura. Ni en España ni en el sur de Europa existe nada parecido a nosotros. Ha sido una evolución que nos ha llevado a un modelo muy particular de empresa que solo nosotros podemos entender en su más amplio sentido y, que desde fuera es difícil incluso de explicar en un minuto. Por eso, en España ocupamos un lugar único donde damos soluciones a través de intermediarios profesionales al consumidor final y a algunas multinacionales.

– Fersay es líder nacional en facturación en el sector de repuestos de electrónica, ¿puede facilitarnos los datos del pasado año? ¿cuál ha sido la evolución en los últimos ejercicios?

– Los repuestos, tanto de electrónica como de electrodomésticos, son sin duda una parte importante de nuestra actividad natural ya que suponen el 65 % de la facturación total, pero en los dos últimos años los accesorios y consumibles de electrónica y electrodomésticos están creciendo y ya suponen el 30 % de la facturación y con proyección ascendente. El otro 5 % restante el conocido corresponde al PAE (pequeño aparato electrodoméstico) de marca propia Fersay, al igual que la mayoría de accesorios nuevos. En total, estamos en torno a los 10,5 millones de euros en 2015, y tras dos años muy similares, en 2016 nos toca crecer.

– ¿Qué porcentaje de su facturación procede de la exportación y cuál ha sido y cómo se prevé que será la evolución de las ventas externas?

– La exportación supone entre el 15 y 20 % de la facturación, pero lo más positivo no son las ventas en sí mismas, sino el enorme aprendizaje que nos proporciona. Solo por eso ya merece la pena conocer otras visiones de mercados distintos. Tenemos un nuevo plan estratégico para los dos próximos años que incluye potenciar en un primer momento Portugal y luego Francia.

– ¿Cómo afectó la crisis al sector en general y a la empresa en particular? ¿Cómo se adaptó Fersay a la difícil coyuntura económica?

– Las crisis a nosotros nos afectan menos que a otras empresas, ya que al estar tan diversificados unos años son mejores para ventas de repuestos y otros para el resto de productos y eso ha hecho que pasemos estos años de grave crisis en España con bastante tranquilidad; por supuesto, adaptándonos en cada momento al mercado al máximo posible, lo que no es nada fácil.

2016-marzo-Fersay-instalaciones– ¿Cuáles son sus principales clientes?

– Los principales clientes son servicios técnicos, tiendas de electrodomésticos y algunas ferreterías.

– ¿Han variado mucho las estrategias de marketing en los últimos años? ¿En qué sentido?

– Las estrategias de marketing han tenido que variar bastante en Fersay en los últimos años pensando más en cómo satisfacer al cliente final a través de nuestros clientes actuales, tenemos que ir un paso más allá y adelantarnos a las tendencias del consumidor.

– En las tres décadas de existencia de la empresa, ¿cuáles diría que han sido los principales cambios producidos en el sector y en Fersay en particular?

– Los cambios que se han producido en nuestros mercados han sido radicales, ya que al estar en electrónica, esta evoluciona muy deprisa y es duro asimilarlo en poco tiempo, así que ya estamos acostumbrados a cambios drásticos.

– ¿Qué futuro se prevé a corto, medio y largo plazo?

Fersay es una empresa sólida, con sus instalaciones y medios en propiedad y con muy poco nivel de deuda a largo plazo, lo que la hace atractiva para planes a largo plazo, aunque ahora hay que ser más flexible y tener estrategias a un máximo de dos años según está el mundo y cómo evoluciona con tanta rapidez. Y, sobre todo, es una empresa donde su capital humano tiene mucho valor, pues ha sabido adaptarse a grandes cambios y está preparado para seguir haciéndolo. La plantilla es relativamente joven pero con mucha experiencia, pues los puestos claves llevan bastante tiempo en la empresa y están acostumbrados a un alto nivel de formación tanto interna como externa.

– ¿Qué presencia y relación tiene Fersay con la Comunidad Valenciana?

– En la Comunidad Valenciana estamos desde el principio, pues siempre hemos tenido clientes, pero desde hace dieciocho años, el contar con una delegación propia en Alicante nos ha marcado mucho. Tenemos como objetivo para este año trasladarnos desde el norte de Alicante capital, donde estamos ahora, a nuestra nave en el Polígono Las Atalayas, donde ganaremos espacio y los clientes podrán aparcar mejor que dentro de la capital y, además estaremos más cerca de las agencias de transporte, una cuestión clave para nuestros envíos a clientes con la extrema rapidez que nos caracteriza. Desde Alicante damos servicio a toda la provincia, además de a Albacete, parte de Murcia y Baleares, y eso supone una base de datos de unos 700 clientes que ya es mucha actividad para la delegación. Y también hay un aspecto sentimental, yo soy natural de Alcoy y mi padre de Xàtiva, así que toda mi familia paterna es valenciana. Estamos convencidos de que cuando nos traslademos este próximo verano al polígono estaremos en condiciones de poder crecer en nuestra filial alicantina.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter