La crisis en las organizaciones empresariales

2015-dic-Salvador-Navarro-06Salvador Navarro, presidente de la CEV

– ¿Cómo han afectado estos siete años de crisis a las organizaciones empresariales?

En la CEV hemos pasado por situaciones críticas y hemos tenido que ajustar nuestra estructura como han hecho las empresas, pero actualmente esta confederación y otras vislumbran razonablemente bien el horizonte.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

 ¿Desde cuándo es presidente de CEV?

Yo llegué a esta casa en 1999 como vicepresidente de Cepymev y me incorporé a la junta directiva de CEV. Después entré en el comité ejecutivo como Tesorero y en 2011 fui elegido presidente de la CEV y un año después llevamos a cabo la fusión de CEV y Cepymev, en 2012 que yo propuse y se aprobó por unanimidad en la Asamblea.

– ¿Cuál era la situación de la CEV cuando se hizo cargo de la Presidencia?

La Administración pública nos debía cerca de 8 millones de euros; teníamos un presupuesto, incluyendo la formación, de entre 11 y 14 millones de euros, de los que, aproximadamente el 95 % de nuestros ingresos procedían del sector público a través de convenios, cursos de formación, etc. Había una plantilla de cerca de 80 personas, que ya había sufrido algún ajuste bajo la Presidencia de José Vicente González. Y las empresas de adscripción directa apenas llegaba a las diez.

A fecha de hoy contamos con un presupuesto cercano a 1,5 millones de euros, donde menos del 55 % de nuestros ingresos proceden del sector público; el resto son aportaciones de empresas, asociaciones y federaciones. Tenemos 90 empresas de adscripción directa y, de hecho, algunas de ellas las hemos incorporado a los órganos de gobierno (Junta Directiva y el Comité Ejecutivo), conviviendo con las asociaciones y federaciones, porque creemos que es positivo. 

Nuestra plantilla a fecha de hoy está integrada por unas 20 personas. Antes teníamos ocho oficinas comarcales repartidas por la provincia y ya no queda ninguna. En su lugar hemos potenciado las asociaciones de cada zona, lo que nos obliga a ser más proactivos hacia los asociados y los problemas de base y menos institucionales. Todo este ajuste se ha realizado de forma gradual. Fuimos de las primeras organizaciones empresariales de España que hicimos un ERE. Creo que es de justicia felicitar a Ricardo Miralles, que entonces era el secretario general, por la forma como gestionó el proceso. Con el último pequeño ajuste que hicimos en enero pasado, puede darse por finalizado el proceso.

– ¿Cómo funciona internamente la relación de asociaciones y federaciones por una parte y empresas por otra?

Las reglas están muy claras. Dos tercios de la parte privada de nuestro presupuesto lo aportan las empresas, pero su voto en la Asamblea General supone un tercio. De esta forma primamos a las asociaciones y federaciones, que son la razón de esta confederación. Además, para estar directamente representadas en la CEV, las empresas tienen que estar integradas en la asociación sectorial que les corresponda, pues en caso contrario no pueden estar aquí.

Este año cerraremos con el mismo número de miembros en la asamblea que al inicio de la crisis. La representación que hemos perdido de asociaciones y federaciones, la hemos compensado gracias a la incorporación de empresas individuales y de entidades que antes no estaban, como más de diez colegios profesionales que hoy están integrados: abogados, economistas, psicólogos, ingenieros industriales, etc. Y también se van incorporando asociaciones empresariales nuevas que van surgiendo.

2015-dic-Salvador-Navarro-07Nueva proposición de valor

– Para conseguir una reestructuración tan profunda en el perfil de los asociados, se habrán producido cambios en el portfolio de servicios que prestan.

En coherencia con el ajuste realizado, hemos redefinido nuestra proposición de valor: nuestro ‘core’ no es dar servicios, sino aportar valor a nuestros asociados, dándoles apoyo y posicionamiento cuando lo necesitan. No prestamos servicios que pueden contratarse en el mercado. Por ejemplo, hace dos años que no damos formación.

Los empresarios que se adscriben a la CEV hacen una apuesta por esta casa. La misión de la CEV es la defensa de los intereses empresariales y generales y ayudar a las empresas en aquello que pueda y no entre en conflicto con su misión general.

Además, queremos depender de la Administración pública lo menos posible, pero no debemos olvidar que somos un agente social y tenemos representación institucional.

Esta defensa en paralelo de los intereses generales y de cuestiones particulares la tenemos claramente estructurada. Los temas relacionados con intereses generales –la que podríamos denominar como parte pública–, la gestiona el secretario general, Miguel Ángel Javaloyes; y los asuntos relacionados con temas privados los gestiona la directora gerente, Inmaculada García, cargo que hasta ahora no figuraba en nuestro organigrama.

– Considerando el modelo que acaba de explicar, ¿cómo presidente, a quién se debe más: a las asociaciones y federaciones o a las empresas?

Me debo a los vocales de la Asamblea General, que son quienes me votan para el cargo y en la Asamblea están representadas asociaciones, federaciones y empresas. Cierto es, como antes dije, las empresas representan poco más del 30 %, y las asociaciones y federaciones el resto.

El modelo es mixto y transparente y está asumido por todo el mundo. La labor de lobby la realizamos para cualquier asociado, sea empresa o asociación, porque, así como hay asociaciones y federaciones que tienen su propia capacidad de influencia, muchas otras no la tienen y se benefician de las gestiones que realizamos desde la Confederación.

Esta casa tiene publicados en el portal de transparencia todos los convenios públicos, información económica, cuentas anuales, presupuestos, el sueldo del secretario general –por mi labor de presidente yo no gano nada–, etc. Fuimos la primera organización empresarial que puso en marcha el portal de transparencia en la web. Incluso se envía mi agenda pública a los medios de comunicación

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter