La información económica de los líderes

Historia de tres emprendedores

2015-nov-Ahora-Freeware-Miralpeix-Sanchis-Herrero-05

La suya es una historia parecida a las que hemos leído en los textos que cuentan los orígenes de los grandes innovadores que han revolucionado en las últimas décadas el mundo del software, pero en versión española. Tres amigos que se conocieron en la Escuela de Informática de la Universitat Politècnica de València como alumnos de las primeras promociones que salieron al mercado –David Miralpeix, Ignacio Herrero y Miguel Sanchis– que, al finalizar sus estudios y tras diferentes escarceos (Ignacio y Miguel trabajaron en una empresa en Valencia que no satisfacía sus aspiraciones y David estuvo un año de becario en las instalaciones de IBM en Alemania), deciden, en 1992, poner en marcha su propio proyecto empresarial.

[masinformacion post_ids=”61515,61556,61576,61581″]

En estos momentos, transcurridos más de 20 años y después de haberse equivocado en repetidas ocasiones, con una edad más próxima a los 50 que a los 40, se encuentran al frente de una empresa, Ahora Freeware que, poco a poco va implantándose por toda España con un modelo de negocio –el freeware– propio y singular.

Y está haciéndolo en un mercado donde tan solo compiten los grandes fabricantes de sistemas de información y gestión integral (ERP). Nadando contracorriente con el modelo freeware, llevan casi diez años con resultados de explotación positivos, ganando cuota de mercado a base de arrebatar clientes a las grandes marcas de software de gestión.

Y no solo gracias a las bondades de la aplicación informática que han desarrollado a lo largo de estos años, sino, sobre todo, por las ventajas que incorpora para el cliente el modelo de gestión con el que están revolucionando el mercado, el freeware.

Estudiamos para técnicos y ahora somos empresarios. Ninguno tenía conocimientos ni experiencia en gestión empresarial, por lo que el máster lo hemos hecho día a día, a través del método de prueba/error”, explica Ignacio Herrero, el socio que desempeña las funciones de director general de la empresa.

Teníamos talento técnico, pero ningún conocimiento de empresa y tampoco era fácil encontrar dónde formarse porque, a principios de los 90 no existían –o por lo menos nosotros no las conocíamos–, las oportunidades que hoy brindan las aceleradoras de empresas, las incubadoras, el capital-semilla o los apoyos financieros a emprendedores, etc.”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter