Mónica Bragado: "Las empresas surgidas de la Cátedra de cultura directiva y empresarial de la UPV ya han facturado 9 millones"

Hoy a dado comienzo en la UPV el Curso de Iniciación al mundo de la Empresa de la Cátedra de Cultura Directiva y Empresarial. Esta es la séptima edición de un curso organizado por el Consejo Social de la UPV y el Instituto IdeasUPV, con el propósito de alentar la vocación empresarial de los alumnos de la institución académica.

Mònica Bragado junto al director de la Cátedra Cultura Directiva, Miguel Burdeos

Mònica Bragado junto al director de la Cátedra Cultura Directiva, Miguel Burdeos

La presidenta del Consejo Social de la UPV, Mónica Bragado, señaló que en esta ocasión se habían seleccionado 39 solicitantes entre 80 candidaturas, una selección en la que se tiene en cuenta el proyecto empresarial que presenta cada candidato, aunque también se tiene  en cuenta que exista un equilibrio entre las diversas escuelas que forman la UPV.

IdeasUPV es el vivero de empresas que acoge y tutela los proyectos de los alumnos, proyectos que, en palabras de Bragado,  obtienen unos magníficos resultados: “A raiz del curso han surgido un centenar de iniciativas empresariales que ya han facturado 9 millones de euros y han levantado financiación por valor de 3 millones de euros”.

La presidenta del Consejo Social de la UPV ha hecho énfasis que actividades como el citado curso cumple el objetivo de la entidad y que no es otro que acercar el mundo empresarial a la universidad. “El curso tiene dos vertientes, por un lado la formación y, por otro, dotar a los alumnos de capacidades que les permitan desarrollar una idea empresarial”.

Bragado destacó la creatividad que han demostrado los alumnos del curso y su capacidad para formar equipos multidisciplinares, con integrantes de los diversos grados que se imparten en la UPV “lo que enriquece el proyecto inicial, con la participación de alumnos de ingeniería, Bellas Artes o ADE, ya que aportan diferentes enfoques”.

La presidenta del Consejo Social de la UPV considera de especial relevancia que los alumnos sean capaces de crear sus propias oportunidades laborales a través del emprendedurismo y el autoempleo. Pero tan importante es “que sean emprendedores en las empresas que los contraten. Hemos tenido alumnos excelentes que han sacado adelante su propio proyecto y luego han sido fichados por empresas importantes. Porque las empresas también necesitan del empuje de los emprendedores”.

Como colofón de la iniciativa, en la pasada edición, el Consejo Social de la UPV decidió incorporar al curso dos premios que reconocieran los mejores proyectos de los alumnos. Así se instituye el Premio Cátedra Cultura Directiva y Empresarial dotada con 1.000 euros para el ganador y 500 euros para el segundo calificado.

Suscríbete a nuestra newsletter