El nuevo Ford Edge amplía la gama SUV de Ford

Ford-SUV

El nuevo Ford Edge, el tercer modelo en el plan de expansión de SUVs de Ford Motor Company para Europa, ha sido presentado con especificaciones europeas en el Salón del Automóvil de Frankfurt, y ofrecerá consumos optimizados y emisiones por debajo de los 150 g/km de CO2 cuando salga a la venta. El Edge, con tecnología de primer nivel, se unirá al Ford Kuga de tamaño medio y al EcoSport compacto, para cubrir la demanda creada por los clientes de SUVs en Europa. Ford espera vender 200.000 SUVs en Europa de aquí a 2016, un crecimiento del 200% con respecto a 2013.

“El nuevo Ford Edge también ofrece unos fantásticos consumos y bajos niveles de CO2, gracias al uso de nuestros más avanzados motores diésel y la tecnología Auto Start Stop”, dijo Roelant de Waard, vicepresidente de Marketing, Ventas y Servicio de Ford Europa“Es tan fuerte la demanda de los consumidores de SUVs y vehículos equipados con tracción total, como nuestro nuevo Edge, que tenemos intención de introducir cinco nuevos vehículos en los próximos tres años, que competirán en el segmento de SUVs y crossovers”.

El popular Ford Kuga también cuenta con nuevo equipamiento, que incluye el sistema de conectividad SYNC 2, con pantalla táctil de 8 pulgadas, interiores más lujosos y nuevos colores exteriores. El Ford EcoSport se ve mejorado con sofisticados toques de estilo, mejor dinámica de conducción y nuevo equipamiento para más confort y comodidad.

Un nuevo Ford Edge

El Ford Edge estará disponible en Europa con un motor diésel TDCi 2.0, de 180 CV, con transmisión manual de seis velocidades, o un diésel TDCi biturbo, de 210 CV, con transmisión automática PowerShift de seis velocidades. Ambas opciones tendrán un consumo de 5,8 litros/100 km y emitirán 149 g/km de CO2 con la ayuda de la tecnología Auto-Start-Stop.

El Edge también equipará la tecnología de tracción total inteligente de Ford (AWD) de serie, ofreciendo una transición imperceptible entre tracción delantera y tracción total para disponer de una pisada más segura en carretera, especialmente en condiciones de baja adherencia. Midiendo el agarre de los neumáticos en la superficie de la carretera cada 16 milisegundos –veinte veces más rápido de lo que se tarda en parpadear–, el sistema puede mandar totalmente del par de motor a las ruedas delanteras o traseras. Entregando el par solamente donde y cuando sea necesario, la tracción total tiene un impacto mínimo sobre el consumo y las emisiones de CO2 comparado con sistemas de tracción total 4 ruedas.

El nuevo Edge ofrecerá nuevas tecnologías de Ford, incluyendo la dirección adaptativa, que de forma automática optimiza la respuesta de la dirección según la velocidad del vehículo, facilitando la maniobra a bajas velocidades, mientras que se mantiene precisa e intuitiva a velocidades más altas; y la cámara de visión frontal partida, que facilita la visibilidad en cruces o en espacios de aparcamiento difíciles. El vehículo introducirá como primicia en su segmento el asistente de precolisión con detección de peatones, un sistema basado en una cámara y un radar que opera a velocidades desde 8 km/h hasta 180 km/h para detectar vehículos y personas en la carretera por delante nuestro. El sistema puede aplicar automáticamente los frenos si se detecta una colisión potencial y el conductor no responde a los avisos.

Un refinamiento sobresaliente se consigue gracias al cristal acústico del parabrisas y el cristal laminado para las ventanillas de conductor y pasajero delantero, que ayudan a minimizar el ruido en la cabina. Los paneles inferiores de la carrocería y los forros de los arcos de rueda ayudan a minimizar el ruido de la carretera y aerodinámico. Todos los modelos Edge también vienen equipados con la tecnología de control activo de ruido, que detecta ruidos no deseados del motor dentro de la cabina y los cancela, oponiendo ondas sonoras que se emiten desde el sistema de sonido del coche. 

 

Suscríbete a nuestra newsletter