JBenet Abogados, un referente en el proceloso mar del derecho laboral marítimo en nuestro país

2015-septiembre-JBenet-Abogados-padre-hijo

Cuando de derecho laboral marítimo se trata, en Valencia un nombre domina el panorama: JBenet Abogados. La firma, fundada hace más de 40 años por José Benet, es todo un referente nacional. En la actualidad, la segunda generación está tomando el mando del bufete y José Benet hijo –doctor en Derecho, especializado en Derecho Laboral y de Seguridad Social– ha sido nombrado socio director.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

JBenet Abogados, expertos en derecho laboral, se ha convertido en un bufete especializado en derecho laboral marítimo. Una cualidad que viene dada, como dice José Benet hijo, “por el tipo de clientes que acuden a ti”.

Recuerda que el primer cliente naviero que llegó al despacho fue Boluda Corporación Marítima. “Con una empresa de semejante envergadura tiendes a especializarte en aquellas ramas del derecho por las que demandan tus servicios. Después de esto y gracias al buen trabajo realizado por mi padre, fueron llegando más clientes, lo que nos llevó a situarnos en una buena posición como especialistas en esta rama del derecho”.

2015-septiembre-JBenet-Abogados-José-Benet-hijoLa cuestión es si el derecho laboral marítimo es tan distinto del derecho laboral general y lo es. Como indica José Benet hijo, “la normativa laboral en un buque es radicalmente distinta a la de tierra. La jornada laboral está regida por el art. 34 del estatuto de los  trabajadores. En los buques se regula por el Real Decreto 1561/1995 que regula, entre otras, las jornadas especiales de trabajo en la mar, tema siempre discutido y discutible, tanto en España como en la Unión Europea”.

Eso sí, no es lo mismo el trabajo en puerto que el trabajo de navegación. El trabajo de un remolcador o de un amarrador o los servicios en los puertos están sujetos a jornadas cuya regulación es distinta a la de navegación o Marina Mercante.

La peculiaridad propia del trabajo en el mar se ve amplificada con las distintas normativas que aplican los países. Como indica José Benet, “es un tema bastante peliagudo. Hasta que el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea diga lo contrario, cuando un barco llega a aguas españolas se aplica la normativa española”.

Según datos de la Asociación de Navieros Españoles (Anave), el comercio marítimo mundial aumentó el pasado año un 3,5 %, alcanzando un récord de 10.529 millones de toneladas (Mt). En España, el comercio marítimo nacional (excluyendo las mercancías en tránsito), que había caído un 3,9 % en 2013, se recuperó un 5,2 %, hasta 325 Mt.

El número de trabajadores embarcados, según datos de Anave, roza los 5.000.

Un trabajo peculiar

Como recuerda José Benet padre, “hay que tener muy presente que el tráfico marítimo de mercancías es el que más volumen desplaza: el 83 % del tráfico total de mercancías, incluyendo transporte por carretera y ferroviario”.

José Benet padre insiste en el concepto de que el buque es la casa del trabajador, por lo que la forma de computar la jornada laboral es distinta que en tierra.  “Computa el tiempo de trabajo cuando desempeña efectivamente una actividad laboral. El resto del tiempo es como si estuviera en su casa. Esto es algo que ha costado hacer entender, sobre todo si uno es abogado de secano”.

Como señala el veterano abogado, el tiempo de trabajo en el buque está perfectamente reglamentado. “Hay un cuadro – registro en el que se señala el tiempo de trabajo que corresponde a cada tripulante, cuando está de libranza… Todo ello, identificando la categoría o el oficio. Además, es obligatorio tener controladas las horas de trabajo, porque eso influye también en la seguridad. Un piloto no puede estar 24 horas en su puesto, porque supone un riesgo por el cansancio acumulado”.

Normas armonizadas

Uno de los hitos históricos del bufete fue la participación de su fundador en 2006 en la asesoría técnica del Convenio Internacional Marítimo (MLC 2006), en la Conferencia Internacional de Trabajo Marítimo celebrada en Ginebra. Actualmente está en proceso de implantación y su seguimiento está dando resultados muy positivos, según indica Benet.

Comisionado por Anave, José Benet padre representó a la patronal naviera española en el debate sobre normativa internacional, jornadas, horarios y travesías.

En opinión de José Benet hijo, “la principal finalidad de este convenio es que se convierta en una nueva Carta de Derechos para los trabajadores de todo el mundo y sea utilizado como un instrumento único y coherente que recoja todas las normas actualizadas contenidas en los convenios y recomendaciones internacionales sobre el trabajo marítimo vigente, y ello a nivel mundial”.

Sanidad, motor y textil

El despacho se dedica casi en exclusiva al derecho laboral y de seguridad social y tiene una especial relevancia –además del marítimo– en sectores de actividad como la sanidad, la industria del motor y el textil.

El fundador del bufete asegura que en España la normativa se va desarrollando y se adecúa a la de los países desarrollados. “No tanto en lo que se refiere al cese de la relación laboral –aclara–, sino en la creación de empleo, cómo creamos riqueza o fomentamos el trabajo de mejor calidad económica y material. Ahora se discute mucho sobre los despidos, pero llegará un día en el que el trabajador negociará su salario porque hace bien su trabajo y al empresario le compensará mantenerlo”.

“Aquí –agrega– lo único que vale es el diálogo, llegar a acuerdos. Esa es la función del abogado laboralista. El trabajo es sagrado y hay que protegerlo, haciendo leyes justas y que fomenten el progreso”, concluye.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter