¿Cómo cuantificar el coste de consultoría?

Juan Manuel Pérez (Ideas y Proyectos GPR) y Raúl Bru (Auren) señalaron en varios puntos relevantes a la hora de cuantificar el coste de un servicio profesional:

Precio fijo, precio bajo, precio variable. No se recomienda aplicar un bajo coste no vinculado al valor (solo al coste de la mano de obra) o un precio 100 % variable. Recomiendan en todo caso introducir una parte fija y otra variable.

Retorno de la inversión, que podrá aportar el servicio y que una vez finalizado se pueda reflexionar sobre ello con el cliente. Es necesario “hacer ver” el retorno de la inversión.

Tangibilizar el servicio. En tanto en cuanto el servicio que prestamos sea más tangible al cliente no le parece caro, mientras que si es más intangible el precio le parecerá más elevado. Es importante tangibilizar con el cliente lo que está aportando el servicio prestado.

Relación con el cliente. La conexión con el cliente es realmente lo que te va a decir cuánto vale el servicio o proyecto que vamos a desarrollar, focalizando en aquello que el cliente percibe que es lo que le aportará más valor.

[masinformacion post_ids=”54030″]

Suscríbete a nuestra newsletter