Grupo IVI continúa su expansión para acercar sus servicios a un mayor número de población

2015-mayo-Grupo-IVI-clinica-laboratorio

Con 25 años de historia a sus espaldas, Grupo IVI ha dejado patente que es líder en reproducción asistida tanto en el ámbito nacional como internacional y pionera en técnicas y procesos que hoy en día se emplean en todo el mundo. Sus éxitos no solo se han quedado en España, sino que han traspasado fronteras y este año incluso llegarán hasta Abu Dabhi o Italia, sin olvidarnos que su proceso de expansión por la India sigue adelante.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Grupo IVI, fundada por los catedráticos de Ginecología y Obstetricia, Antonio Pellicer y José Remohí, comenzó su andadura en 1990 aunque “la idea se fragua a finales de los 80. Fuimos la primera clínica que nace en España para dedicarse íntegramente a la reproducción asistida. Esta especialización es lo que nos ha hecho fuertes y nos ha convertido en un referente tanto en el ámbito nacional como internacional” explica su director general, Luis Saurat.

La compañía, que se dedica a la medicina reproductiva, ofrece toda la gama de servicios dirigidos a solucionar este problema del paciente desde el punto de vista médico. Más concretamente, “hacemos todos los tratamientos relacionados con la reproducción asistida que permite la ley en España”, añade Luis Saurat.

Dentro de la reproducción asistida cuentan con dos grandes técnicas: las de baja complejidad, que englobarían a la inseminación artificial; y las de alta complejidad que están relacionadas con las técnicas de Fecundación In Vitro (FIV).

Igualmente, en casi todas las clínicas prestan un servicio integral de salud de la mujer. De hecho, acaban de poner en marcha la Unidad de Endometriosis, un servicio muy relacionado con la propia medicina reproductiva y “uno de los factores más comunes que genera infertilidad y que provoca la solicitud de nuestros servicios”, manifiesta Saurat.

En cuanto al perfil del paciente, se trata sobre todo de parejas heterosexuales. La mujer ronda una edad media de unos 38 años, siendo las pacientes que se someten a inseminación artificial las más jóvenes (35 años) y las de ovodonación las más mayores (41 años).

2015-mayo-Grupo-IVI-Luis-Saurat

Luis Saurat, director general de Grupo IVI

De todas formas, –acentúa Luis Sauraten los últimos tiempos ha aumentado la presencia en nuestras clínicas de otro tipo de pacientes que reflejan la evolución de la sociedad”. En concreto, el número de mujeres solteras sin pareja que acuden a sus centros se ha incrementado de 2013 a 2014 un 14 % (4.617 primeras visitas). También ha crecido significativamente el número de mujeres homosexuales en un 122 % desde 2010.

En esta misma línea, la tasa de embarazo en 2014 alcanzó el 69 % en los casos de donación de ovocitos y el 54 % en fecundaciones in vitro con óvulos propios. “Al final, nuestros médicos han mejorado la selección embrionaria hasta el punto de poder asegurar el embarazo en un máximo de tres ciclos de ovodonación (96% de éxito)”, asegura Saurat.

Igualmente, el 20 % de los tratamientos “se han hecho a extranjeros que vienen a España buscando medicina de calidad”, recalca Luis Saurat. En 2014, en concreto vinieron hasta de 94 países y entre los más importantes destacan: Francia, Italia, Alemania, Reino Unido y ha crecido de forma significativa Suiza.

 El fin último: el paciente

Grupo IVI es una institución donde todo gira en torno al paciente. Es fundamental que este se vaya lo más contento posible, incluso aunque no haya conseguido los resultados deseados o, a pesar de haber abandonado el tratamiento, esté lo suficientemente contento para continuar o repetir. Además, estamos convencidos de que el paciente que continúa, al final, acaba consiguiendo el éxito”, incide Luis Saurat.

Expansión nacional e internacional

A lo largo de estos 25 años de historia, Grupo IVI ha registrado un crecimiento espectacular. “Sin embargo, –matiza Luis Saurat–, a pesar de habernos convertido en una empresa relativamente grande se respira un ambiente familiar entre los trabajadores y no se han perdido los valores fundacionales”.

Hasta 1995, solo existía la clínica de Valencia. A partir de esa fecha comienzan a nacer otras en Murcia, Madrid y Castellón o Almería en función de la procedencia de los pacientes. “En los años 2000 y 2003 comenzamos nuestra expansión de una forma más estructurada y con una mentalidad más empresarial, siempre pensando en acercar los centros IVI a la población”, incide Saurat. Por ello, han seguido abriendo clínicas a pesar de estar presentes en gran parte del territorio nacional y “en algunos casos hemos inaugurado otras más pequeñas denominadas satélites –se diferencian de las grandes porque no tienen quirófano y se llevan a cabo tratamientos de baja complejidad– para acercar nuestros servicios a un mayor número de población”.

Actualmente cuentan con 26 centros en España. En 2014 abrieron en Málaga (satélite), Benalmádena, Cartagena (sucursal de Murcia) y San Sebastián. “En 2015 hemos inaugurado en Alcorcón como sucursal de Madrid y a lo largo del año tenemos previsto abrir en Albacete, Pamplona y Salamanca”, clarifica Saurat.

En cuanto a la inversión económica que se lleva a cabo en cada apertura esta “suele rondar los 300.000 euros y si se trata de una clínica completa supera los tres millones de euros, teniendo en cuenta que lo más costoso es el quirófano y el laboratorio de fecundación in vitro (FIV)”.

2015-mayo-Grupo-IVI-Fachada-Valencia

Sede del Grupo IVI en la ciudad de Valencia

Sobre el modelo estándar de clínica, Luis Saurat clarifica que suelen contar con un equipo humano integrado por entre 30 y 60 profesionales; ofrecen los mismos servicios; tienen los mismos estándares de calidad y una estética parecida; están pensadas como unidades de negocio independientes “de tal forma que deben ser rentables por sí mismas”; y tienen una cierta independencia de gestión “dentro una serie de pautas comunes marcadas por la corporativa, esto nos permite tener un enfoque global y aproximarnos al mercado local”.

Por otra parte, su expansión en el exterior –condicionada por la legislación vigente de cada país en materia de reproducción asistida–, comenzó en 2002 con su primera clínica en México D.F. .

Además, están presentes en Panamá, en Brasil, donde cuentan con dos centros –São Paulo y Salvador de Bahía–, Santiago de Chile y Buenos Aires.

En Portugal tienen ya una clínica en Lisboa y tienen prevista la apertura de un centro satélite en el Algarve. “Todas ellas –aclara Sauratson 100% propiedad de IVI”.

No ocurre lo mismo en la India, donde el Grupo IVI participa, junto a su socio local Nova, con un 15 % y determinados royalties y derechos de licencia por uso de marca, know-how, etc. en el proyecto Nova IVI Fertility cuyo objetivo principal es crear una red de clínicas con estándares de calidad europeos en la India. “Nuestro papel consiste en ejercer de socio tecnológico, es decir dirigimos a Nova desde el punto de vista médico”, amplía Luis Saurat.

En estos momentos tienen nueve centros en la India y para 2015 inaugurarán ocho más: en Pune, Surat, Andheri, Delhi II, Jaipur, Indore, Lucknow e Hisar lo que supondrá una inversión de 7,5 millones de euros.

Pero los planes de crecimiento de Grupo IVI para este año no terminan aquí. De hecho, tienen prevista la apertura de un centro en Roma y están construyendo una nueva clínica en Abu Dhabi. En relación a Roma, Luis Saurat argumenta que se han decantado por esta ciudad por varias razones entre las que se encuentran que se trata de un mercado que conocen bien, un cambio legislativo que antes impedía la realización de tratamientos de donación de óvulos y ahora lo permite gracias a una sentencia del Tribunal Constitucional italiano y un volumen importante de pacientes italianas en España que, debido a esos cambios legislativos, creen que disminuirá. La inversión, que rondará los seis millones de euros, se realizará en varias fases y será 100 % capital IVI

El segundo proyecto, que puede estar en marcha a principios de verano, se está llevando a cabo en Oriente Medio, más concretamente en Abu Dhabi y en el que participa también Nova pero con condiciones diferentes ya que “Grupo IVI tiene la mayoría de capital de la empresa”, recalca Luis Saurat.

La inversión en esta clínica alcanzará los cinco millones de dólares, estará dotada con la tecnología más avanzada para tratamientos de reproducción asistida, arrancará con una plantilla de entre 40 y 50 trabajadores y tendrá capacidad para hacer una media de entre 1.500 y 2.000 tratamientos al año. “Nos hemos decantado por este mercado porque tiene una problemática de infertilidad importante debido a causas genéticas. No obstante, aquí los tratamientos de ovodonación no están permitidos”, manifiesta Saurat.

Facturación del Grupo

En 2013, las Clínicas IVI facturaron, sin contar Nova IVI Fertility, 142 millones de euros y han cerrado 2014 con una facturación de 152 millones de euros.

El número de tratamientos de reproducción asistida alcanzó el año pasado los 40.264. Este dato convierte a Grupo IVI en líder internacional en número de ciclos incluyendo las técnicas más innovadoras (vitrificación de óvulos y embriones y Diagnóstico Genético Preimplantacional).

Por su parte, las nueve clínicas de Nova IVI Fertility han facturado 20 millones de dolares en 2014 “siempre teniendo en cuenta que los precios medios de los tratamientos son inferiores a los de España, que algunas de las clínicas se han abierto durante el año y que el cambio del euro al dólar nos ha perjudicado”, matiza Saurat.  

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter