Avanqua quiere convertir CACSA en el referente turístico de la Comunidad Valenciana

Abrir al mundo una ciudad llena de vida es el objetivo que pretende Avanqua, la empresa formada por Aguas de Valencia, Ket Gestión y el Acuario de Vancouver y que se ha adjudicado la gestión del Oceanográfic y el Ágora, así como de dotar de contenidos otras infraestructuras de la Ciudad de las Artes y la Ciencias, como el Museo Príncipe Felipe o el Hemisféric.

Eduardo Nogués, Celia Calabuig y John Nightingale

Eduardo Nogués, Celia Calabuig y John Nightingale

Esta mañana, y en presencia del conseller de Economía, Máximo Buch, se ha presentado la propuesta ganadora para la gestión del Oceanografic. Eduardo Nogués, de Ket Gestión, impulsor del proyecto junto a Juan José Torres -ambos vinculados al desarrollo y ejecución del proyecto inicial- explicó los puntos básicos en los que han basado su oferta: socios locales potentes, que es el caso del Grupo Aguas de Valencia; un socio con una excelente gestión acreditada, como el Acuario de Vancouver, y Ket Gestión como impulsor y socio tecnológico.

Sostenibilidad y conservación de los océanos

Celia Calabuig, presidenta del consejo de administración de Avanqua, señaló en su intervención que su objetivo es mejorar progresivamente las actuales instalaciones, aumentar  el número de visitantes y mejorar la implicación de la sociedad valenciana. Para Celia Calabuig, CACSA debe ser un referente de ocio que proporcione a los visitantes experiencias asombrosas y contribuya al enriquecimiento científico.

Porque una de las cosas a las que no sólo no se renuncia, sino que se verá incrementada, es el estudio de la vida marina, la investigación, el desarrollo de programas de conservación de los océanos, para convertir al Ocecanográfic en uno de los mejores acuarios del mundo. Calabuig adelantó que, siguiendo la política del Acuario de Vancouver, se ha renunciado a capturar delfines o ballenas que vivan en libertad.

25 millones de inversión

Máximo Buch en la presentación

Máximo Buch en la presentación

Avanqua se ha comprometido a invertir en los próximos 15 años un total de 25 millones de euros en mejorar las instalaciones y los contenidos de las infraestructuras de CACSA. Una mejora para la cuál cuentan con las aportaciones de la actual plantilla que, por otra parte, se verá incrementada en un 15%.

Parte de la inversión se focalizará en la mejora de las comunicaciones internas del complejo, de forma que resulte fácil y cómodo desplazarse de una a otra instalación. También se cambiará la gestión del parking y se estudia la apertura de comercios y establecimientos de restauración que mejoren la actual oferta orientada al turismo. En suma, revitalizar uno de los espacios arquitectónicos más emblemáticos de Europa.

Porque el foco está en que que el Oceanográfic y, en general, CACSA, se conviertan en la atracción turística de referencia de Valencia, “como la Torre Eiffel lo es de París o el Empire State de Nueva York“, afirmó Máximo Buch en su intervención. Un foco de atracción que servirá para promocionar desde las playas a la gastronomía de la Comunidad Valenciana.

Una nueva forma de comunicar

Nogués aseguró que su propuesta garantiza el pago de los cánones en base a una proyección de visitantes muy conservadora, según la calificó Máximo Buch: 1.250.000 visitantes como media en los próximos años. 

Atraer a estos visitantes es el tercer objetivo de la inversión: comunicación continua, con un fuerte componente digital, con contenidos propios originados en las propias instalaciones, basados en la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. Un tipo de comunicación multicanal, segmentada en función de los diferentes grupos de público y sus distintos intereses, en la que el Acuario de Vancouver es líder, 

Programación del Ágora

En cuanto al resto de instalaciones, Nogués señaló que el Ágora tendrá una programación ininterrumpida de actividades de todo tipo: musicales, sociales, corporativas, deportivas … para lo cuál ya se han puesto en contacto con los operadores de este catálogo de actividades.Preguntado si se habían planteado terminar el edificio tal y como estaba proyectado, afirmó que se evaluará la conveniencia de si se hace o no. Nogués también señaló que la Generalitat les había pedido siguieran cediendo el Ágora para la celebración del Open 500 de tenis, actividad por la que no obtendrán ingresos.

Buch destacó que este acuerdo es un modelo de colaboración público-privada que va a garantizar la gestión conjunta de las infraestructuras de CACSA, que servirá para mejorar la divulgación científica y, también, la cuenta de resultados. También se está desarrollando un modelo de gestión para el Museo Príncipe Felipe y, de hecho, ya se han comprometido dos exposiciones temporales de producción ajena. 

Suscríbete a nuestra newsletter