La información económica de los líderes

Los Recursos Humanos en el nuevo contexto digital

2015-marzo-OPI-ESIC-jose-francisco-rodriguez

Profesor deICEMD, Instituto de Economía Digital de ESIC y vicepresidente de la Asoc. Española de Expertos en Relación con los Clientes

No cabe la menor duda que la función de Recursos Humanos (RR.HH.) en la gestión de la empresa del futuro, y digo de un futuro que ya está aquí, va a suponer la incorporación de nuevos enfoques, donde de manera fundamental, las personas de Recursos Humanos de la organización van a cobrar una mayor relevancia en la contribución a la empresa. De hecho, considero que van a tomar un papel principal en las nuevas organizaciones para favorecer la transformación de las compañías y orientarlas a partir de la gestión de los recursos, hacia el nuevo escenario de economía digital.

Quizás, en primer lugar, hay que desdramatizar el término de “economía digital” y simplemente acostumbrarnos a que se está produciendo un cambio basado en la tecnología, fundamentalmente en las tecnologías de la comunicación, que van a hacer que los paradigmas actuales de gestión, se vean modificados. Principalmente porque el cliente va a tomar de manera real el control de sus necesidades y tendrán que ser las compañías las que provoquen internamente la transformación para adaptarse y, sobre todo, para anticiparse.

El papel de los responsables de Recursos Humanos ya no se va a regir por criterios y procedimientos rígidos, sino que, al contrario, van a tener que convertirse en los embajadores de la adaptación y del cambio, convirtiéndose en la herramienta principal para el resto de áreas. El cambio o la transformación puede estar en cualquier tipo de compañía o proceso.

En esta nueva visión de los Recursos Humanos se van a ver modificados procesos como son la Gestión del Talento, incorporando criterios de creatividad, de salud y bienestar, de gestión del compromiso y, como no, de desarrollo de nuevas capacidades de trabajo en equipo.

La Gestión del Talento no se refiere a realizar buenas nuevas contrataciones; todo lo contrario, el papel más relevante es el desarrollo de las personas y su adaptación a las necesidades, y el reto está en hacerlo en equipos multigeneracionales.

Otro de los aspectos relevantes y que serán liderados desde las áreas de Recursos Humanos es la Gestión del Cambio. Quizás es cierto que me equivoco cuando digo que es una función de Recursos Humanos, porque en realidad, todo proyecto de cambio debe ser transversal y tan capilar, que afecte a todas las áreas.

Pero también es cierto, que desde RR.HH. hay que establecer e impulsar la metodología, el seguimiento y la medición del grado de implantación, para asegurarnos que se alcanzan los objetivos reales de cambio y no solo sobre el papel, que ya sabemos que lo aguanta todo, sino que realmente se produzca ese cambio basado en necesidades de la empresa.

El área de sistemas o responsable de la tecnología del puesto de trabajo también se convierte en un dinamizador en los proyecto de transformación. La tecnología en el puesto de trabajo y su enfoque alineado con las necesidades de la empresa y la economía digital, es un elemento clave para provocar el cambio.

Hay que establecer una clara política de necesidades reales en términos de sistemas, equipos, procesos y definir un plan que permita mejorar la productividad y generar nuevos modelos de relación pasados en la colaboración y co-creación. Y es aquí, en la definición real de necesidades donde el área de RR.HH. cobra el papel protagonista, para mapear con detalle las necesidades que el área de sistemas tiene que hacer evolucionar.

Finalmente, se tiene que producir un paulatino cambio en los modelos de mando o de liderazgo. Este papel si le corresponde directamente a Recursos Humanos a través de sus diferentes procesos formales, como son la formación, la selección, la evaluación, y se trata de favorecer un nuevo modelo de liderazgo, cada vez más vinculado a la generación de oportunidades en términos de creatividad, innovación, gestión de equipos multidisciplinares…

Y todo ello sin perder las capacidades de organización y planificación que en cualquier empresa o proyecto se hacen imprescindibles. Sin ninguna duda, si los jefes de hoy no impulsan el cambio, ¿quién lo va a hacer?

Los profesionales de Recursos Humanos se van a convertir en catalizadores del cambio. Y para ello, también tendremos que definir elementos de evolución que favorezcan que los actores principales de este cambio, el equipo de RR.HH., tenga esas capacidades y, sobre todo. visión para impulsarlo.

Suscríbete a nuestra newsletter