Saraos para los vencedores en la RSEAP

La mirada investigadora de Tomás Trenor Puig no ha dejado institución por explorar. De modo que dispone de un abanico documental riquísimo. Para empezar, llama la atención una petición que Henry O’Shea y otro socio, de nombre Diego Alstom, hacen a la Real Sociedad Económica de Amigos del País (RSEAP).

[masinformacion post_ids=”44633,44685″]

Eso ocurrió en 1813, cuando el irlandés, a los 31 años, acababa de entrar, con el general Villacampa, en una Valencia de la que acababa de salir (5 de julio) el mariscal Suchet.

“Es asombroso: O’Shea y Alstom le piden a la Real Sociedad Económica de Amigos del País que les alquilen sus salones con una finalidad inesperada: ‘dar algunas funciones de baile’. Garantizan que pondrán el mejor cuidado en que no haya deterioros de las instalaciones”.

– ¿Y montaron bailes?

– No hay constancia. No aparece la respuesta de la entidad, dedicada, como bien se sabe en Valencia, a promover los estudios sobre la economía y los progresos técnicos, no a dar bailes ni saraos. Pero ¿quién sabe? Terminada la ocupación francesa, en Valencia había muchos oficiales, españoles e ingleses, con ganas de disfrutar de la paz.

Dar bailes de sociedad era, sin duda alguna, una oportunidad de negocio.

Pero es que el trabajo de O’Shea en el ejército inglés fue el de intendente de guerra; es decir, era el encargado del aprovisionamiento, las vituallas; la intendencia en general. Él debe prever todo lo que se necesita por los ejércitos, desde los garbanzos hasta los valses.

Suscríbete a nuestra newsletter