Plan Pive si o Plan Pive no

2015-marz-automocion-concesionarios-JR-Valle-Seat

José Ramón Valle, de JR Valle

Para José Ramón Valle, el Plan Pive debe continuar “hasta que nos acerquemos al 1.100.000 o 1.200.000 unidades vendidas” pero debe estar acompañado por otros indicadores como la recuperación de la economía, el incremento del consumo y una ostensible reducción de la tasa de paro.

[masinformacion post_ids=”44210,44222,44228,44269″]

A su juicio, el mercado no se puede considerar aún expansivo, aunque sí creciente. “Tengamos en cuenta, que antes de la crisis (2006/2007) estábamos hablando de 1.600.000 unidades vendidas y ahora de 900.000”.

Por su parte, Manuel Palma considera fundamental que el plan Pive continúe “si no queremos volver a hundir la venta de coches y la recaudación de impuestos. Prueba de ello es el bajón de matriculaciones que se han producido cada vez que se han terminado los fondos hasta que se han vuelto a renovar”.

Al hilo de lo anterior, el presidente del Grupo Palma añadió que “la compra de un vehículo es uno de los actos mas gravados por la hacienda española. Por ello, por cada euro que pone el contribuyente para el Plan Pive, se recaudarán miles de euros vía impuestos a lo largo de la vida útil del vehículo”.

Dionisio López coincidió con Manuel Palma en que el Estado recibe ingresos fiscales muy por encima de su aportación al Plan Pive. “El Gobierno es consciente del efecto que produce en las arcas públicas la imposición ligada al automóvil”. Con lo cual, matizó el gerente de Levante Wagenes crucial mantener la industria del automóvil fuerte en este país y una red de concesionarios saneada financieramente, generadores de empleo y que permiten la renovación de un parque con vehículos más seguros y menos contaminantes”.

Si podemos poner algún ‘pero’, –precisó Dionisio López–, es la inseguridad que crea en el sector el desconocimiento de condiciones, plazos y mantenimiento de los planes vigentes. Estas inquietudes provocan además fuertes oscilaciones comerciales”. Por lo tanto, subrayó, “el sector necesita el mantenimiento de planes vinculados a la renovación, a la introducción de nuevas tecnologías y a la consolidación de una movilidad al alcance de todos”.

Ángel Nemesio prevé que el Gobierno actual mantendrá el Plan Pive activo “como mucho hasta finales de 2015”. Pero, a su juicio, “debería estar en vigor hasta 2017 como mínimo, si queremos alcanzar los objetivos marcados y renovar el parque actual”.

Suscríbete a nuestra newsletter