La información económica de los líderes

Iberdrola logra un beneficio neto de 2.327 millones en 2014, impulsado por el negocio internacional

Archivado en: 
Galan2

Ignacio Galán, presidente y consejero delegado, en la presentación de resultados

Iberdrola ha obtenido un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 6.964,5 millones € (+3,1%) durante el ejercicio 2014, mientras que el beneficio neto se ha situado en 2.326,5 millones € (-9,5%) al cierre del año. Este descenso obedece, según la compañía, además de a las medidas regulatorias que afectan fundamentalmente al negocio en España, al menor importe de resultados no recurrentes en comparación con el año anterior.

No obstante, según la corporación que preside Ignacio Galán, estos resultados reflejan el avance en el cumplimiento de las perspectivas de Ebitda y beneficio neto de la compañía para el período 2014-2016, y superan los objetivos marcados hace un año en Londres, ya que el Ebitda ha estado un 5,5% por encima de los mismos y el beneficio neto, un 1,1%.

La compañía asegura que ha sido posible gracias al desarrollo de un modelo basado en un mix de negocio adecuado, con una diversificación geográfica equilibrada, una gestión financiera activa y un alto nivel de eficiencia operativa.   

Por países, destacan Reino Unido y Estados Unidos. Del primero mencionan la aprobación de un marco regulatorio y retributivo hasta 2023 para la distribución y hasta 2021 para el transporte, con los que se espera realizar una inversión total de unos 8.270 millones €; la puesta en marcha de West of Duddon Sands –el primer parque eólico marino de Iberdrola, con 389 megavatios (MW)- y la adjudicación de capacidad para todas las plantas de generación en funcionamiento ofertadas en las subastas de capacidad celebradas recientemente (2.261 MW).

En Estados Unidos, el ejercicio 2014 ha estado marcado por la mejora de la retribución para el negocio de redes en Maine, la culminación de la línea de transporte que conecta Estados Unidos con Canadá, la finalización del parque eólico de Baffin (202 MW) y el desarrollo de nuevos proyectos que mejorarán la fiabilidad de la red de Nueva York.

En España, destacan la eliminación del déficit de tarifa estructural –quedando únicamente pendientes algunos desajustes temporales- y el récord de calidad de servicio alcanzado en el período. La positiva contribución de los diferentes países compensan la peor evolución en España, donde el Ebitda desciende un 7,4%.

Resultados del Grupo

Las ventas de Iberdrola ascienden a 30.032,3 millones € (-3,4%) en el ejercicio 2014, mientras que el margen bruto mejora un 3,4% hasta alcanzar los 12.179,5 millones €, como consecuencia del descenso en los aprovisionamientos (-7,5%).

Por su parte, el gasto operativo neto del Grupo asciende a 3.633,8 millones € (+4,8%), si bien el dato recurrente –ajustado de acuerdo al plan de eficiencia puesto en marcha por Iberdrola– se sitúa en 3.506,1 millones €, tan solo un 1,1% más que en el año anterior.

El ritmo de crecimiento del margen bruto de la compañía, mayor que el del gasto operativo neto, tiene como resultado una mejora de la eficiencia operativa superior al 2%, al situarse en el 28,8% desde el 29,4% registrado en 2013.

Un 75% del Ebitda proviene de los negocios regulados, aunque destaca además el crecimiento de Generación y Clientes (+15,4%) y de Redes (+5,6%), que mitigan el descenso del 11,7% registrado en Renovables. Este descenso de Renovables está motivado fundamentalmente por España, donde el Ebitda del negocio desciende un 37% hasta 420,6 millones €, 247,8 millones € menos que en el ejercicio anterior, principalmente “por el impacto negativo de las medidas regulatorias puestas en marcha, que asciende a 339 millones €, y a los menores precios”, según la compañía

El flujo de caja operativo (FFO) se sitúa en 5.458,6 (-2,3%) y supera las inversiones netas realizadas en todos los negocios que, durante el ejercicio, ascienden a 2.848 millones €. De este importe, un 87% se ha destinado a negocios que ofrecen una regulación atractiva y estable. Por países, un 46% se ha invertido en Reino Unido, un 24% en Estados Unidos, un 18% en España y un 12% en Latinoamérica. En términos brutos, las inversiones alcanzan los 3.376 millones €.

Mejora de la fortaleza financiera

La compañía ha reducido su deuda en cerca de 1.500 millones € con respecto al ejercicio 2013, hasta situarla en 25.344 millones €, ajustada por el dividendo pagado en efectivo el pasado mes de diciembre.

Esta mejora de los niveles de endeudamiento se debe, fundamentalmente, a tres motivos: la generación de flujos de caja positivos, el avance en el plan de desinversiones en activos no estratégicos –como la venta de las participaciones en el capital de EDP y de BBE– y al control de las inversiones.

De este modo, la compañía ha logrado además mejorar sus ratios financieros. El ratio deuda neta/EBITDA se sitúa en 3,6 veces, desde 4 veces, mientras que la relación entre los fondos generados en operaciones (FFO) y la deuda neta y entre flujo de caja retenido (RCF) y la deuda neta es del 21,5% y el 18,6%, respectivamente.

El apalancamiento se sitúa al cierre de 2014 en el 41,7%, frente al 43,2% de diciembre de 2013.

La gestión desarrollada por el Grupo también ha permitido mejorar el coste neto de la deuda hasta situarlo en el 4,35% y alargar el vencimiento medio de la misma hasta 6,3 años. La Compañía mantiene además una sólida posición de liquidez, que se sitúa en torno a los 9.000 millones € al cierre del ejercicio.

GalanLa compañía mantiene la retribución al accionista

La compañía asegura que mantendrá una retribución anual a sus accionistas de, al menos, 0,27 euros brutos por acción.

En esta línea, el consejo de administración de Iberdrola aprobaba proponer a la Junta General de Accionistas –que se celebrará previsiblemente en primera convocatoria el 27 de marzo en Bilbao- la ejecución de dos nuevos aumentos de capital que permitirán llevar a cabo dos nuevas ediciones del programa ‘Iberdrola Dividendo Flexible’. Con este programa, los accionistas pueden elegir entre recibir su retribución en efectivo o en acciones de la compañía. La rentabilidad total para el accionista durante 2014 asciende al 30,1%, según Iberdrola.

Por otro lado, a lo largo del ejercicio 2014, el Grupo ha aportado a las arcas públicas de los diferentes países donde está presente 5.506 millones €. De esta cantidad, casi el 60% – 3.292 millones €- corresponde a tasas e impuestos pagados en España y 2.441 millones € – un 44,3% del total- a cargas fiscales propias, que suponen el 49% del beneficio antes de impuestos y tributos.

Además el Grupo cierra el ejercicio con 1.800 nuevas contrataciones y genera 350.000 empleos  en todo el mundo, teniendo en cuenta empleos indirectos e inducidos.

Buenas perspectivas para 2015

Derivadas de la buena marcha de la coyuntura económica y energética y de los negocios, con la puesta en marcha de nuevas infraestructuras energéticas fruto de las inversiones llevadas a cabo, así como de los mejores tipos de cambio.

Se espera que el Ebitda y el beneficio neto sean superiores a los de 2014 y la deuda neta y el ratio deuda neta/Ebitda sean inferiores. La mejoría vendrá de la mano de los negocios de Redes y Energías Renovables.

Suscríbete a nuestra newsletter