Presentación de Momentum Project en Valencia: El emprendimiento social ahorra recursos públicos

“El emprendimiento social ahorra recursos públicos”. Así de contundente se pronunció Alfred Vernis, profesor del Instituto de Innovación Social de ESADE en la jornada organizada por Momentum Project del BBVA sobre emprendimiento social y que sirvió para presentar en Valencia la quinta edición de este programa de la entidad financiera.

momentumLa jornada contó también con la participación de Rosa Escandell, fundadora de A Puntadas, una empresa de confección del Parque Empresarial de Elche que da trabajo a mujeres en riesgo de exclusión; Héctor Molina, fundador de la empresa de agricultura sostenible El3ments; Margarita Albors, fundadora de la aceleradora SocialNest; Lourdes Mirón, presidenta de RedJoveSolides y Lidia del Pozo, directora de Programas y Patrocinios Sociales de BBVA y responsable del programa Momentum Project.

Alfred Vernis

Alfred Vernis

Según apuntó Alfred Vernís como partner del programa Momentum Project, se trata de acompañar a empresas que ya estén en funcionamiento. Hasta ahora han pasado por Momentum 40 empresas, algunas de ellas de mucho recorrido y todas ellas con fuertes valores sociales. “Se trata -áfirmó- de que sean sostenibles social y económicamente. Que cumplan los dos objetivos”.

Por su parte, Lidia del Pozo explicó que de esas 40 empresas, 17 habían recibido financiación del BBVA. “No financiamos a fondo perdido. Las empresas saben que tienen que devolver el dinero. En ocasiones hemos funcionado como entidad financiera, pero en algún caso hemos entrado en el accionariado de la sociedad”. No se trata, afirmó, de proveer de financiación únicamente, sino, sobre todo, de realizar un seguimiento, ayudar, conseguir que devuelva el préstamo y que genere empleo.

rosa1

Rosa Escandell

Rosa Escandell fundó su empresa de confección en un momento en el que casi toda la moda se fabricaba en Asia, con el fin de formar y dar trabajo a mujeres en riesgo de exclusión, con el apoyo de la Fundación Juan Perán-Pikolinos. A Puntadas se convierte, tras la formación, en un puente para obtener empleo, por lo que hay un alto índice de rotación. Escandell admitió que también tratan de inocular entre sus empleadas el espíritu emprendedor y que, de hecho, hay en proceso algunas spin off, “no sólo de confección, sino también en diseño o patronaje”, aseguró, y a las que apoyan, por ejemplo, con la adquisición de equipos.

Ser una empresa social significa también tener sensibilidad hacia otros temas, como la sostenibilidad. A Puntadas ha obtenido el certificado GOTS- Global Organic Textile Standard que homologa todo el proceso de producción de prendas orgánicas.

Actualmente A Puntadas ha creado su propia marca, Mala Meninas, para ropa de mujer, textilhogar y complementos.

hector

Héctor Molina

Héctor Molina se ha puesto como misión no permitir que los campos de cultivo acaben en el abandono. Este joven de Villarreal creo El3ments para dar una dimensión sostenible a la agricultura sin ser él mismo  agricultor. Preocupado por el uso, o mal uso del agua, y por conservar los productos autóctonos, ha logrado recuperar la primera mandarina valenciana. 

En la actualidad ha recuperado un millar de semillas de hortalizas, entre ellas variedades autóctonas de tomate o aceitunas bajo un prisma autosuficiente. “Elaboramos nuestros propios fertilizantes mediante compostaje y utilizamos las tecnologías de la información para la gestión de recursos como el agua o la eficiencia energética”. El3ments tiene programas de colaboración con el IVIA, la UJI y la UPV y ha participado en varios proyectos fin de carrera.

Héctor Molina considera imprescindible “concienciar a la población desde lo que come hasta como se cultiva. Es necesaria una formación desde la escuela para que se conozca la agricultura que estamos perdiendo. Desde El2ments fomentamos este conocimiento con talleres en los que los niños plantan, cuidan y recolectan. Así aprenden el valor de la tierra y su importancia. No podemos dejar que se pierda la agricultura, porque es rentable y crea empleo”.

Orgulloso de no recibir fondos públicos, El3ments comercializa sus productos a través de tiendas especializadas, fundamentalmente en el País Vasco; el mercado de ámbito local de Villarreal y en restaurantes de alta cocina.

margarita1

Margarita Albors

Tanto Lourdes Quirón como Margarita Albors intervinieron para dar a conocer la labor de aceleradoras que tienen sus organizaciones para consolidar empresas de emprendimiento social.

Albors señaló que tienen un papel muy activo como incubadora de empresas sociales, especialmente las que se enfocan hacia medio ambiente. En tres ediciones han seleccionado 23 proyectos.

Sobre el papel de la Administración, Alfred Vernis afirmó que debería limitarse a facilitar la creación de empresas, porque el exceso de burocracia desanima al emprendedor. Pero sobre todo destacó que el emprendimiento social ahorra recursos públicos y puso como ejemplo el impacto que el llamado bono social está teniendo en países como Estados Unidos o Reino Unido. “Por ejemplo -aseguró- es mucho más eficiente tener a los mayores en pisos tutelados que en residencias. Se ahorran fondos públicos, pero también se contribuye a la dignidad de las personas mayores o los discapacitados”.

Suscríbete a nuestra newsletter