Alfonso Bataller: “El principal reto de Castellón es tener aprobado el nuevo PGOU en 2015”

Alfonso Bataller: “El principal reto de Castellón es tener aprobado el nuevo PGOU en 2015”

Amparo Navas

A un año de las elecciones municipales de 2015, ¿qué balance realiza de esta legislatura? ¿Se han cumplido sus objetivos de gestión municipal?

– El balance es positivo gracias a haber realizado un gran esfuerzo, tanto por parte del Ayuntamiento de Castellón como por parte de la ciudadanía para equilibrar las cuentas municipales y, al mismo tiempo, seguir ofreciendo la misma calidad en los servicios públicos a todos los vecinos. Además, hemos mantenido los servicios sociales al mismo nivel, ya que ha sido la única partida, dada su importancia social, de la que no hemos tocado ni un euro. Para nosotros, que las personas, y en especial las más necesitadas, estén bien atendidas, es la máxima prioridad y así lo estamos demostrando.

Ha sido un mandato duro debido a la crisis pero hoy podemos decir que, aunque queda mucho por hacer, estamos comenzando a ver los síntomas de la recuperación.

En la gestión municipal, desde que llegué en 2011 hemos tomado las medidas necesarias para tener hoy un superávit de 200.000 euros y un ahorro diario de 11.300 euros en el ayuntamiento.

Nuestra preocupación es el bienestar de las personas, y sin trabajo no se consigue, hemos implantado medidas que contribuyen al fomento del empleo y hoy en día podemos decir con orgullo que el paro ha bajado en más de mil personas en la ciudad de Castellón en los últimos meses.

Gracias a nuestra faceta reivindicativa puedo confirmar que las obras del nuevo estadio de atletismo Gaetà Huguet ya están finalizando, el TRAM unirá la UJI con el Grao y el centro de la ciudad antes de final de año, las obras de remodelación del antiguo Edificio de Hacienda para destinarlo a los vecinos comenzarán en breve, y somos ya ejemplo de sostenibilidad y eficiencia a nivel nacional.

Además, hemos conseguido, gracias a la sensibilidad del Gobierno de Mariano Rajoy, que el AVE llegue en 2015 y los accesos ferroviarios al puerto comiencen a materializarse en los próximos meses.

Estoy satisfecho con el trabajo realizado en colaboración con mi equipo de gobierno pero aún quedan cosas que hacer para seguir progresando, creciendo y mejorar la calidad de vida de los castellonenses.

– ¿Qué necesidades tiene la ciudad de Castellón, que deben acometerse con urgencia y han quedado pendientes como consecuencia de la crisis económica?

– Desde que juré el cargo de alcalde, una premisa he tenido clara: trabajar por la ciudad con el presupuesto del que disponemos. No debemos gastar más de lo que tenemos y creo que esta es una opción razonable y de sentido común, por lo que la crisis nos dejó en una situación difícil, por lo que hemos tenido que aparcar algunos proyectos o replantear otros como el turismo idiomático, que este verano será una realidad ajustada a la situación actual y a la sensatez.

Ahora debemos centrarnos en los equipamientos básicos para la ciudad y los vecinos y dejar los grandes proyectos a un lado, porque la gente no entendería que invirtiéramos en grandes dotaciones cuando hay personas en Castellón que lo están pasando verdaderamente mal y es a ellas a quien hay que ayudar en primer lugar.  

– ¿Cuáles son los retos de la ciudad de Castellón en el horizonte de los próximos diez años?

– El principal reto es aprobar el nuevo Plan General de Ordenación Urbana. Nuestro objetivo es tenerlo en 2015 y hacerlo lo más ajustado posible a las prioridades que nos marcaron los propios ciudadanos en los Foros de Urbanismo. Queremos una ciudad más moderna, sostenible y eficiente y trabajamos para conseguirlo.

Hemos puesto el primer poste de carga rápida en la ciudad para coches eléctricos, hemos llevado a cabo una gestión eficiente del alumbrado público, contamos con edificios inteligentes municipales, junto con la UJI y BP hemos creado la Fundación para la Eficiencia Energética, y contamos con un Centro de Eficiencia Energética y Sostenible (CIES).

Otro reto es finalizar la conexión de las rondas de circunvalación e iniciar la conexión metropolitana con las nuevas líneas del TRAM. Todo ello para sentar las bases de una ciudad amable, inteligente y próspera.

REASIGNAR COMPETENCIAS

– La entrada en vigor la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que reasigna competencias y busca racionalizar la oferta de servicios entre las diferentes administraciones públicas. ¿Qué impacto va a tener esta nueva legislación en las Corporaciones Locales en general y en su ayuntamiento concretamente?

– La nueva Ley de Racionalización establece una nueva forma de funcionar para el sector pública en la línea de lo que ciudadanos, expertos y la propia realidad nos advierte. Se asienta sobre la racionalización y el sentido común en las prestaciones y servicios y aborda cuestiones como la duplicidad de competencias y recursos.

Actualmente el Ayuntamiento de Castellón asume alrededor de un 30% de competencias que no le corresponden y para las que no tiene recursos. Esto es común al resto de ayuntamientos españoles, y este nuevo paso que da la Ley pone orden en estas cuestiones, garantiza la financiación y delimita los límites competenciales para una prestación deservicios óptima.

– Esta reordenación y racionalización de competencias entre Administraciones Públicas persigue, entre otros, un claro objetivo de ahorro en el gasto público. En el caso concreto de Castellón, ¿qué se priorizaría con ese teórico ahorro: reducir la presión fiscal sobre el contribuyente o, en su caso, qué servicios municipales se reforzarían?

– Como le digo, actualmente estamos analizando con detenimiento todos los supuestos que aborda la Ley, sus consecuencias y los pasos para adaptarnos a la misma. La mejora de los servicios no necesariamente será posible con un aumento de la presión fiscal, porque la mejora de las condiciones económicas puede permitir ambas cosas cuando se actúa desde el sentido común y los esfuerzos.

Ese es el paso en el que nos encontramos actualmente. Si podemos bajar los impuestos el próximo año y podemos además garantizar los mejores servicios y las inversiones productivas en Castellón no es por casualidad, sino por haber abordado reformas y medidas en el presente y en el pasado.

2014-julio-CST-Centro-Ciudad-Castellon

– Esta nueva legislación guarda relación directa, obviamente, con la situación de las cuentas públicas en España. ¿Cuál ha sido la evolución presupuestada y real de los ingresos municipales en su Ayuntamiento en los tres últimos ejercicios? ¿Prevé algún cambio en esta tendencia para 2014?

– En el Ayuntamiento de Castellón, y gracias al esfuerzo realizado con el compromiso del equipo de gobierno y los ciudadanos, hemos pasado de tener un déficit de 8 millones de euros a tener superávit de 200.000 euros en sólo tres años. Estos buenos resultados nos han permitido recuperar la inversión propia y los presupuestos participativos.

Y es más, en el 2015, casi duplicaremos estas dos cantidades porque hacer las cosas bien nos ha permitido esta situación y esta mayor inversión. El próximo año pasaremos a tener una partida presupuestaria para presupuestos participativos de un millón de euros y de inversión con fondos propios será de 1,5 millones.    

Además, hemos acertado en las previsiones presupuestarias en un 95%, y hemos duplicado nuestra capacidad de financiación, aparte de no dejar facturas en la cuenta 413, las conocidas comúnmente como facturas de cajón. 

Suscríbete a nuestra newsletter