Las empresas valencianas quieren competir en las mismas condiciones que sus homólogas en Europa

2014-junio-redit-Jornadas-1

Unos cien representantes políticos, económicos y empresariales asistieron a la jornada “Modelos internacionales de apoyo a la innovación”, organizada conjuntamente por Redit, la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval) y los sindicatos CC. OO.-PV y UGT-PV, en la que se dieron a conocer distintos modelos de apoyo a la innovación empresarial.

[masinformacion post_ids=”26470,26475″]

El pasado mes de mayo, empresarios, sindicatos y la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana, Redit, defendieron durante la jornada “Modelos internacionales de apoyo a la innovación”, la necesidad de un mayor apoyo público a la innovación empresarial, de tal forma que nuestras compañías puedan competir en Europa en igualdad de condiciones. “En un mercado global, el contar con un sistema de apoyo a la innovación sólido supone una clara ventaja competitiva”, apuntó el presidente de Redit, Damián Frontera, quien lamentó que el nivel de la inversión en España en I+D, apenas se sitúe en el 1,3 % del PIB –porcentaje que desciende al 1,01% en la Comunidad Valenciana– muy por debajo de otros países miembros como Alemania (3,6%) o Francia (2,8%).

Frontera, que recordó que el fin último de los institutos tecnológicos no está en sí mismos, sino en apoyar a las empresas para innovar y desarrollar bienes y servicios de alto valor añadido, explicó que el referente en el mundo de la innovación empresarial en Europa, la corporación alemana Fraunhofer, “obtiene en torno al 65% de sus ingresos de origen público, un porcentaje similar al de la red finlandesa (63%) y algo inferior a los centros tecnológicos ingleses, con más del 67% de ingresos públicos”. “A la vista de estos datos –añadió- no debe sorprendernos que sean precisamente estos países, cuyos gobiernos apuestan claramente por la I+D+i, los que se coloquen a la cabeza de los ránkings en generación de riqueza y empleo”.

Por su parte, el director de la Federación Española de Centros Tecnológicos, Áureo Díaz-Carrasco, centró su análisis en los sistemas de innovación de Alemania e Inglaterra.

Entre otras cuestiones, destacó que tanto la red alemana Fraunhofer como los centros tecnológicos ingleses reciben más del 30% de sus ingresos de financiación básica o estructural, que ni siquiera debe ser justificada, lo que a su juicio demuestra la confianza que sus gobiernos depositan en la labor estratégica que desarrollan los centros, mientras que en el caso español este tipo de financiación es prácticamente nula.

En opinión de Díaz-Carrasco debe existir “un equilibrio necesario” entre la I+D estratégica (aquella que permite a los centros adelantarse entre 3 y 10 años a las necesidades de la empresa) y la I+D+i bajo contrato (que los mantiene muy pegados a la realidad del tejido empresarial) para que, en ningún caso, podamos hablar de “discapacitación tecnológica” ni de “desconexión con el mundo industrial”.

Por otro lado, advirtió del riesgo que supone el no contar con una política nacional orientada al fomento de la investigación aplicada, así como desplazar a Europa el grueso de la financiación pública competitiva, ya que los proyectos que allí se financian pueden quedar demasiado lejos de las necesidades de las pymes españolas.

UN MODELO EFECTIVO

2014-junio-redit-Jornadas-Cristina-del-Campo

Cristina del Campo

Por su parte, la directora de Redit, Cristina del Campo, explicó brevemente el modelo valenciano de instituto tecnológico y destacó algunos datos positivos sobre su impacto tanto en las empresas como en la economía regional, que los han convertido en el agente favorito para la cooperación de las empresas valencianas. “Son el primer agente de cooperación de las empresas de la Comunidad. En ninguna otra región las empresas confían tanto en sus centros tecnológicos”, aseguró del Campo.

La directora de la Red recordó que en 2012 los institutos dieron cobertura en I+D+i a más de 12.000 empresas clientes, con unos ingresos por facturación privada que superaron los 53 millones, aunque el total de ingresos ascendió a más de 100 millones, de los que el 47% fueron fondos públicos competitivos, un 33% de origen regional.

Por su parte, el secretario autonómico de Industria y Energía, José Monzonís, destacó durante su intervención que la innovación “es un reto para toda la sociedad a través del cual tenemos que conseguir y mantener el crecimiento que en estos momentos hemos iniciado”.

En su opinión, uno de los elementos más importantes para las empresas y las entidades cuando se habla de innovación es la formación y la calidad de los recursos humanos, “no puede entenderse la innovación empresarial sin una formación y una calidad excelente tanto de los recursos académicos como de los recursos profesionales”, aseguró al respecto.

En este contexto, el presidente de la patronal autonómica Cierval, José Vicente González aseguró que, durante mucho tiempo, la Red de institutos valencianos “ha sido la mejor de todo el territorio nacional, y en la que se han fijado otras comunidades”. González insistió en que “tenemos que volver a ser lo que fuimos porque la innovación es imprescindible para darle un plus de calidad a nuestros productos y servicios. Es fundamental para nuestro futuro invertir en intangibles”, dijo, animando a las empresas a apoyarse en Redit.

Desde los sindicatos, el secretario general de CCOO-PV, Paco Molina, y el secretario general de UGT-PV, Conrado Hernández, recalcaron la importancia de contar con un nuevo modelo productivo valenciano que tenga en cuenta tanto el valor del conocimiento como la innovación empresarial, así como a los sectores tradicionales de nuestro territorio.

El dirigente de UGT-PV recordó que “la Estrategia de Política Industrial 2014-2020, que fue consensuada por el Consell, con la patronal y los sindicatos, marca la I+D+i como eje fundamental y tiene como objetivo alcanzar el 2% del PIB en inversión en I+D+i”. Hernández, que señaló al Consell “como responsable de dichas políticas”, puso el acento en la próxima evaluación de la estrategia industrial valenciana, “veremos si se han cumplido las previsiones y objetivos fijados”.

Para Molina, si la apuesta de la Administración por la competencia y la competitividad pasa por el modelo productivo que teníamos antes de la crisis, “está claro que siguirá siendo una apuesta poco desarrollada, menos meditada y que nuevamente nos llevará al fracaso”.

NUEVAS PROPUESTAS

2014-junio-redit-Jornadas-Lopez-Mora

Mesa redonda moderada por J. López Mora que clausuró el acto con Francisco Mas, Amat Sánchez y Petra Araque

La jornada concluyó con una mesa redonda moderada por Javier López Mora, secretario general de Cierval, en la que la secretaria de Innovación y Coordinación Industrial de UGT-PV, Petra Araque valoró como más probable que la recuperación de la situación actual llegue de la mano de un tejido industrial valenciano más innovador e internacionalizado, “y esto solo será posible a través de un nuevo acuerdo social que ponga al mismo nivel objetivos económicos y dimensión social”, dijo.

Amat Sánchez, presidente de la Junta de Personal Docente e Investigador de la UV, designado por CCOO-PV, evidenció las debilidades del modelo productivo imperante hasta la fecha y lamentó que el esfuerzo tecnológico realizado por el tejido empresarial sea todavía muy bajo. “El futuro pasa por potenciar la industria y los servicios avanzados, con una mayor participación real de los trabajadores dentro de la empresa”, dijo.

Para concluir, Francisco Mas, del departamento de Economía de la UPV abogó asimismo por la industria “al generar un mayor número de empleos, una mayor demanda de I+D+i, así como actividades y servicios relacionados de alta calidad”. Al respecto, Mas puso el simil de la Administración como el jardinero que debe cuidar, abonar y regar el terreno para que este sea fértil, destacando entre las herramientas la labor fundamental de Redit.

Esta iniciativa forma parte de un ciclo de mesas redondas, cuyo objetivo es poner en valor la innovación como motor económico de la Comunidad Valenciana.

Suscríbete a nuestra newsletter