La información económica de los líderes

Ruíz: “Siempre debe prevalecer la prudencia en la gestión”

2014-mayo-consultores-Amparo-Ruiz-2-EY

Amparo Ruíz, socia directora de EY en la Comunidad Valenciana

Economía 3 (E3): ¿Qué enseñanzas nos deja esta crisis, que nunca deberemos olvidar?

Amparo Ruíz (AR)- Una de las principales lecciones de la crisis es que la prudencia siempre debe prevalecer; sea época de expansión o de contracción en la economía. Prudencia para las empresas, para los particulares y, por supuesto, para los gobernantes y las Administraciones Públicas. Como consecuencia de lo anterior, empresas y organismos debemos tener en cuenta que los recursos no son ilimitados y no se puede gastar permanentemente más de lo que se ingresa. Todas las deudas siempre hay que devolverlas.

Una lección más aprendida es que, lejos de relajar los controles internos de las empresas y la supervisión de sus procedimientos, éstos deben ser reforzados también en épocas de bonanza. Tanto para las entidades financieras, como para el resto de los sectores, con el objetivo de minimizar los riesgos.

Otro de los aprendizajes es que empresas y organismos han de tener siempre un ‘Plan B’. Por ejemplo, cuando un mercado se agota conviene tener puesto el ojo en otros en crecimiento. Hoy en día hay muchas economías en plena ebullición, con crecimientos de su PIB cercanos a los dos dígitos y con muchas oportunidades para nuestras empresas.

[masinformacion post_ids=”25068,24826″]

Una última lección de esta crisis es que hemos de dejarnos asesorar por profesionales con verdadero conocimiento y experiencia en la prestación de servicios. Esto resulta crucial para acompañar a las empresas en el desarrollo de sus mejores prácticas, en cuestiones de lograr su supervivencia y, desde luego, en sus procesos de internacionalización.

E3- Si es cierto que empezamos a superar la crisis, ¿en qué aspectos deben poner el foco los gerentes de cara al futuro inmediato?

AR- Las empresas y organismos deberán enfocarse en consolidar este nuevo escenario de salida de la crisis y aprovechar las oportunidades que en él se presentan. Muchas tendrán que afrontar poco a poco nuevas inversiones de cara a crecer, diversificarse en su actividad o salir al exterior. Ello supondrá, probablemente, nuevas inversiones, tanto en instalaciones e infraestructuras, o en la incorporación de profesionales cualificados.

Por su parte, las consultoras habrán de desarrollar nuevos productos y servicios que hagan frente a la demanda de las compañías en este nuevo periodo ‘poscrisis’, teniendo en cuenta las nuevas tendencias demográficas, sociales y de consumo. También aportando soluciones globales en un mundo global, donde se apliquen las lecciones aprendidas de la crisis.

CRECIMIENTO EN CONSULTORIA

E3- ¿Las consultoras han sabido estar a la altura de los retos planteados en esta crisis?

2014-mayo-EY-London

 

AR- Las consultoras y firmas de servicios profesionales han hecho un enorme esfuerzo –como el resto de las compañías- para adaptarse a la situación.

Algunas con mayor éxito que otras. En nuestra opinión, aquellas con mayor experiencia y trayectoria internacional son las más capacitadas para aportar valor y acompañar exitosamente en muchos de los procesos de sus empresas y organismos clientes.

E3- Como proveedora de servicios de consultoría, ¿cuáles son las principales cambios que ha vivido EY estos años?

AR- Las consultoras en general han tenido que hacer un ejercicio de creatividad y adaptación a las nuevas reglas del mercado. Firmas como la nuestra hemos adaptado la oferta de productos y servicios al escenario de crisis y de dificultades en el mercado, a la par que lo hacían nuestros clientes.

En estos últimos años, el área de consultoría y asesoramiento de EY ha crecido considerablemente; en el entorno de los dos dígitos. Este crecimiento afecta tanto su contribución a la facturación total, como en el número de profesionales que la integran, y que sigue ‘in crescendo’.

En este último punto cabe destacar la llegada a EY en los últimos meses y años de un buen número de profesionales provenientes de otras firmas con muy elevada experiencia y conocimiento del mercado, que han contribuido a aumentar y mejorar nuestro ‘portfolio’ de servicios. 

Otro de los cambios más significativos en estos años es la creciente multidisciplinariedad de nuestros equipos, así como la internacionalización de los mismos.

Hoy en día es muy común desarrollar un proyecto de consultoría o asesoramiento especializado en España o en cualquier otro país, y contar para el mismo con un equipo procedente de varias nacionalidades, primando en todo momento la experiencia en una materia o sector, a la procedencia de los profesionales que integran el equipo. En este sentido, cabe destacar el creciente número de consultores y expertos de EY en España que están desarrollando proyectos de consultoría en diferentes países, muchos de ellos de los llamados emergentes.

APUESTA POR LA INTERNACIONALIZACIÓN

E3- ¿Cómo aporta valor EY a un cliente que quiere abordar un proceso de internacionalización?

AR- Los procesos de internacionalización resultan vitales hoy y la tendencia es creciente. En este sentido, EY España tiene como clientes y asesora a las principales multinacionales y compañías que operan en el Ibex. Nuestra firma opera como una organización global en todo el mundo, para lo que cuenta con una importantísima red internacional, con presencia en 152 países y más de 175.000 profesionales. Esto supone un importante activo en lo que se refiere a experiencia internacional y capacidad de acompañamiento en los diferentes países.

2014-mayo-consultores-EY-logo

Desde cualquiera de nuestras oficinas es posible acompañar a clientes de cualquier parte del mundo y poner a su disposición nuestros equipos internacionales y multidisciplinares. Este “músculo” nos permite conocer, por ejemplo, las distintas legislaciones locales o requerimientos, por ejemplo, para iniciar una actividad, seleccionar un socio de negocio o desarrollar cualquier operación corporativa. La implicación con el cliente es tal, que nos convertimos en parte interesada en el proceso iniciado y auténtico ‘partner’ en la consecución de los objetivos.

E3- ¿Qué deben hacer las compañías para dar un vuelco al estado de ánimo existente en buena parte de las plantillas hoy?

AR- Efectivamente uno de los lastres de esta crisis que aún perdura es la situación de desempleo que se ha creado, y que persistirá en niveles elevados durante algunos años más. Por ello, es tarea de las empresas motivar a sus profesionales e implicarles en el proceso de consolidación de la salida de la crisis y en el aprovechamiento de las nuevas oportunidades.

Existen muchas formas de hacerlo y queremos compartir algunos ejemplos que tenemos en marcha en EY; algunos con escasas o nulas inversiones. Entre otros, los programas de formación interna y de ‘coaching’ y ‘mentoring’, o los de intercambio temporal entre países cuando esto sea posible.

Otras iniciativas que los profesionales también valoran, les generan orgullo de pertenencia a una empresa y les motiva a implicarse son, por ejemplo, las relativas al compromiso de su compañía con la sociedad o su responsabilidad respecto al medio ambiente, empezando por las pequeñas medidas que se pueden tomar internamente. En esta área hay un campo inmenso de actuación.

Suscríbete a nuestra newsletter