La información económica de los líderes

Institutos tecnológicos: procesos de fusión en marcha

2013-julio-aimplas-laboratorio-02

Cuando aún no ha pasado un año desde que en julio de 2013 se presentase el Plan Estratégico de la Red de Institutos Tecnológicos, “ya hay dos grupos que han iniciado formalmente su proceso de integración y es muy probable que antes de acabar 2014 se inicie un tercer proceso de integración”, explica Joaquín Ríos al ser preguntado por el futuro de los institutos tecnológicos.

[masinformacion post_ids=”24435,24447,24455,24462″]

Con el objetivo de maximizar la rentabilidad económica y social de los recursos públicos, el Ivace fijó cuatro requisitos que los institutos tenían que conseguir en 2-3 años, para seguir disfrutando del respaldo financiero de la Generalitat: 1º. Alcanzar una determinada cantidad de empresas asociadas e investigadores contratados; 2º. Igualar los ingresos por aportaciones de la Generalitat con ingresos por prestación de servicios; 3º. Generar entre empresas de la Comunidad el 16,5% de la facturación al sector privado o 450.000 euros en I+D; 4º. Cerrar 2014 con resultado positivo antes de amortizaciones, intereses e impuestos (Ebitda), y 2015 con resultado positivo antes de intereses e impuestos (Ebit).

“Es decir, se trata de tener una Red económicamente viable, formada por institutos tecnológicos con tamaño suficiente para operar en el entorno UE, y con anclaje efectivo en el tejido empresarial de la Comunidad”.

Para algunos de los actuales institutos tecnológicos dichos objetivos son inalcanzables, “de ahí la necesidad de los procesos de integración entre las entidades más complementarias”. Según el modelo desarrollado en el estudio de BDO, al final del proceso deberían quedar 7 institutos. “Cuando concluyan los procesos ya iniciados formalmente, estaremos hablando de 10”.

Estos procesos de integración, probablemente inevitables, no son precisamente fáciles. “Hay que hacer una ‘due dilligence’ de cada instituto, para que todos los participantes en los distintos procesos conozcan la realidad; consensuar el organigrama resultante tras la integración, y llegar a los acuerdos correspondientes en los respectivos órganos de gobierno”. Para ayudar en los gastos de estos procesos de integración el Ivace dispone en 2014 de hasta 4 millones de euros, en préstamos con interés blando.

Suscríbete a nuestra newsletter