La información económica de los líderes

Ángel Torre: “El interés del inversor por la renta variable ha sido una de las grandes características del año 2013”

 2014-abril-Angel-Torre-Bolsa-Valencia03 HLa Bolsa de Valencia ha dejado atrás tres años de pérdidas anuales. De hecho, su Índice General finalizó con una rentabilidad del 27,42%, “el mejor resultado de los últimos cuatro ejercicios, al igual que el del Mercado Continuo, que fue del 21,42%”, explica Ángel Torre, presidente de la plaza valenciana. En su opinión, la coyuntura económica está mejorando, aunque “debemos ser cautos, ya que siguen latentes algunos de los principales problemas y desequilibrios además de las incertidumbres en el contexto internacional (crisis en Crimea…)”.

Por otra parte y para propiciar el acercamiento de las empresas a la Bolsa de Valencia aboga por la puesta en marcha de más ayudas por parte del Gobierno y del Consell y por una normativa más simple y eficaz y menos costosa.

– Cuáles han sido las principales magnitudes del mercado bursátil español en 2013 y cuáles las de la Bolsa de Valencia? (Evolución del Ibex 35 y del IGBV y volumen contratado en España y a través de la Bolsa de Valencia)

– La renta variable ha sido la protagonista en 2013. La Bolsa de Valencia, al igual que la española, ha dejado atrás tres años de pérdidas anuales. Así, nuestro Índice General finalizó con una rentabilidad del 27,42%, el mejor resultado de los últimos cuatro ejercicios, al igual que el índice del Mercado Continuo, Ibex 35, que fue del 21,42%.  Esta mejora de las cotizaciones quedó reforzada con el crecimiento sustancial de los volúmenes de contratación. Así, la Bolsa española negoció un volumen efectivo de 703.658 millones de euros, un 0,67% más que en 2012, siendo especialmente reseñable el importante incremento del número de negociaciones, que ascendió a 48,6 millones, un 19,7% superior al registrado en el ejercicio pasado. Consecuentemente, este aumento de la liquidez del mercado y de las cotizaciones trajo consigo un incremento de las valoraciones de las empresas cotizadas y de la capitalización del mercado, la cual superó el billón de euros, un 10,49% más. Respecto al comportamiento de la Bolsa de Valencia en este sentido, fue similar al de resto de Bolsas.

– En las últimas semanas de 2013, la Bolsa española vivió un claro repunte y, aún ahora, a pesar de los acontecimientos poco tranquilizadores que vive Europa, el Ibex sigue resistiendo por arriba de los 10.000 puntos. Si es cierto que la evolución bursátil anticipa la tendencia de la economía, ¿quiere decir que, efectivamente, ya hemos dejado atrás la peor crisis económica de estos últimos seis años?

– Si bien es cierto que empezamos el año 2013 bajo la presión de un posible rescate al país, también es bien cierto que terminamos con nuestra economía situada en el umbral de la recuperación y que se refleja en la evolución de nuestros mercados, principalmente en la recta final de año, como muy bien dice. A día de hoy la coyuntura económica parece que está mejorando, aunque de forma incipiente y leve, según reflejan los numerosos informes que avalan los datos e indicadores fundamentales macroeconómicos: las exportaciones y el sector turístico están en niveles récord; se ha incrementado la inversión en el país; la mejora de la prima de riesgo y los resultados empresariales, etc.

Sin embargo, a pesar de esta visible mejoría debemos de ser cautos, ya que siguen latentes algunos de los principales problemas y desequilibrios económicos, además de las incertidumbres que persisten en el contexto internacional, como la actual crisis en Crimea o la posible debilidad de la economía China.

2014-abril-Angel-Torre-Bolsa-Valencia01 OK V

– Teniendo en cuenta lo anterior, desde la perspectiva del ahorrador-inversor ¿2014 se presenta como un buen año para destinar parte de los ahorros a la renta variable?

– Cerramos por tanto, 2013 un año positivo para la Bolsa y algo más estable para la economía. Si a ello añadimos que el aumento del interés del inversor por la renta variable ha sido una de las grandes características del año 2013 y que los resultados empresariales comienzan a mejorar, todo indica que se va a continuar con esta misma tendencia positiva.

Incluso las salidas a Bolsa están empezando a despertar, tal y como denota que en menos de tres meses, dos nuevas compañías se han estrenado en el parqué: la Socimi Lar España e Hispania. Además, varias empresas han expresado su deseo de acudir al mercado, entre ellas, eDreams Odigeo cuya solicitud de admisión ya han presentado en las Bolsas.

– El hecho de que en los últimos años hayan desaparecido la práctica totalidad de operadores financieros con sede en la Comunidad Valenciana ¿Ha tenido o está teniendo algún impacto en la operatoria de la Bolsa de Valencia o la incidencia ha sido relevante?

– La disminución de entidades de crédito y de los miembros de mercado ha afectado a todas las plazas, no solo a la valenciana. Si bien es cierto, que la incidencia en el sector financiero valenciano ha sido especialmente significativo. La delicada coyuntura en la que ha tenido que lidiar el sector financiero en los últimos años, especialmente el sector bancario, ha llevado a una reorganización geográfica y su reestructuración sectorial, provocando además un proceso de concentración entre entidades y otros cambios. Todo ello ha llevado consecuentemente a una disminución del número de entidades financieras, y por tanto, de entidades miembros de Bolsa. Sin embargo, considero que lo realmente importante no es el número de miembros en sí, si no el volumen que canalizan a través de nuestra Bolsa, cuestión que, tal y como indicaba anteriormente, no ha tenido un impacto significativo.

– Desde la perspectiva de Bolsa de Valencia, ¿qué expectativas prevé para el mercado de renta fija? ¿Puede contribuir a dinamizar más esta plaza financiera o, por el contrario, no prevé un especial impacto en las contrataciones realizadas a través de la Bolsa de Valencia?

– La creación del Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) por parte de Bolsas y Mercados Españoles (BME), es una iniciativa impulsada por el Gobierno en cumplimiento de los compromisos adquiridos con la UE para favorecer nuevos canales de financiación distinta de la meramente bancaria, una de las principales preocupaciones esto último de los organismos nacionales e internacionales. 

El MARF supone una nueva vía de financiación para las empresas en los mercados, complementaria y alternativa, más accesible y con unos costes más ajustados, al igual que el MAB, aunque  en este caso, la financiación es vía emisión de valores de renta fija. Es un mercado básicamente diseñado para las pequeñas y medianas empresas, las que más han sufrido las restricciones de financiación en los últimos tiempos, por lo que cualquier mecanismo que permita ampliar sus diferentes vías de financiación contribuye notablemente a dinamizar nuestra economía y por ende, nuestra plaza financiera.

El  MARF, a pesar de ser un mercado incipiente, ya cuenta con una primera emisión y otras están en ciernes, como la de Tecnocom, anunciada recientemente. A su vez tiene registrados hasta la fecha 14 asesores y 16 miembros de mercado, por lo que podemos augurar un futuro muy próspero.

– En su opinión, a pesar de las dificultades existentes hoy para conseguir financiación bancaria en condiciones atractivas, ¿a qué se debe que sean tan pocas las empresas de la Comunidad Valenciana que acuden a los mercados de renta variable para lograr financiación?

– Uno de los principales problemas de siempre de las empresas españolas ha sido su excesiva dependencia de la financiación de origen bancario, al contrario de lo que ocurre en los países anglosajones, que utilizan en mayor medida que nosotros la financiación a través de los mercados de valores. De ahí que uno de los retos primordiales de la Bolsa de Valencia de siempre haya sido el de apoyar y asesorar a las empresas, especialmente a las pymes, con el fin de que conozcan la Bolsa como fuente de financiación y sus beneficios.

Las dificultades en cuanto a la restricción del crédito de los últimos tiempos deberían ser motivo para que las compañías, sobre todo las pequeñas y medianas empresas, mayoritarias en nuestra Comunidad y grandes generadoras de empleo, se replanteasen por tanto, como alternativa la Bolsa. Salir al mercado incorpora además otros valores añadidos como mayor visibilidad y notoriedad, mayor liquidez, accesibilidad a los inversores, etc.

2014-abril-Angel-Torre-Bolsa-Valencia02

Pero además, como he indicado anteriormente, existen otros mecanismos alternativos de financiación más adaptados a nuestro tejido empresarial, como el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) o el nuevo MARF, alternativas que la Bolsa de Valencia, por supuesto, siempre potencia y fomenta su utilización.

De todos modos, está claro que el acceso de las compañías a los mercados de capitales como alternativa de financiación, y concretamente, la financiación vía fondos propios, es una decisión estratégica y, como tal, se debe plantear en el medio y largo plazo, más allá de las coyunturas económicas, financieras y bursátiles de los últimos tiempos.

– ¿Qué se podría hacer, en su caso, para facilitar un proceso de acercamiento de las empresas al mundo de la renta variable?

– Entre las posibles medidas para acercar las empresas al mercado considero, tal y como siempre reivindicamos, sería fundamental la incentivación de más ayudas por parte del Consell y del Gobierno o una normativa legal más adecuada, especialmente más simple, más eficaz y menos costosa. En este sentido, en los últimos tiempos el Gobierno ha aprobado una serie de modificaciones normativas que se dirigen en esa dirección, eliminando por ejemplo, determinadas trabas para incentivar a las entidades aseguradoras o los fondos de inversión a invertir sus activos en pymes, etc.

Aparte, tal y como he reiterado en varias ocasiones a lo largo de esta entrevista, BME siempre ha trabajado de forma intensa en esta dirección, poniendo en marcha proyectos como el MAB, el nuevo segmento de Socimis o el MARF, entre otros. Estas iniciativas en las que la Bolsa de Valencia ha participado de forma muy activa, son simplemente algunos ejemplos que facilitan, o facilitarían la entrada de más empresas a los mercados de valores.

Suscríbete a nuestra newsletter