EY aconseja planificar jurídica y fiscalmente la salida al exterior

Pablo Tramoyeres

Pablo Tramoyeres

Desde el punto de vista fiscal y legal, la internacionalización se contempla como un proceso que se inicia con la fase de prospección. En esa fase de análisis, Pablo Tramoyeres y Miguel Guillem, socio y director de EY (Ernst&Young), abogaron en su intervención ‘Instrumentos financieros de apoyo a la internacionalizacion y eficiencia en la gestión de filiales’ por planificar desde un principio la implantación en un determinado mercado desde los puntos de vista legal y fiscal.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]Pablo Tramoyeres explicó que a nivel macro hay que conocer el régimen jurídico del país destino de la inversión y conocer los Acuerdos de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI) con los que España tiene acuerdo que sirven para encontrar canales de que “encaucen posibles conflictos, es decir, persiguen dar un trato equitativo a las inversiones extranjeros”.

Decidida la salida al exterior el abanico de fórmulas para instalarse en un determinado mercado es amplio. Tramoyeres aconseja conocer las distintas modalidades jurídicas para la implantación que pueden ser sin personalidad jurídica (compraventa directa de mercancías, contratos de colaboración u oficina de representación) o con personalidad jurídica (sin o en asociación societaria). En cualquier caso, el socio de EY recomienda, que antes de iniciar cualquier acuerdo se pacten todo tipo de condiciones vinculadas con la sociedad o negociación de contratos, puesto que “una vez avanzado el proceso resulta más difícil consensuar cualquier pacto o negociación” señaló Tramoyeres.

Por su parte, Miguel Guillem, director de EY, firma que está presente en 140 países, abordó los aspectos fiscales a tener en cuenta en una salida al exterior. Entre estos objetivos, señaló que las empresas deben tener en cuenta la jurisdicción del país destino de la inversión (análisis previo del entorno jurídico, realización de informe país…), elaboración de plan de negocio que determine la estructura con la que instalarse más eficiente, financiación, normativas de aplicación interna española, internacional y del país destino y estructura eficiente.

ECO 3_NIK3435

Respecto a las normativas de aplicación españolas, Guillem puso el acento en el régimen de transparencia fiscal internacional que está previsto que el Gobierno endurezca. También aludió a la Ley 16/2013 que suprime dos aspectos, en su opinión, mportantes para planificar fiscalmente la salida internacioanl de las empresas. Se trata en primer lugar de la supresión de la deducibilidad del deterioro de la participación en filiales y por imputación de pérdidas de establecimientos permanentes y UTEs en el exterior. Y en segundo de la limitación a la imputación de rentas negativas por transmisión de participaciones en entidades y Eps intragrupo.

Todo ello, “obligará a revisar con qué figura y cómo se implantaran las empresas en el extranjero” concluyó Guillem.

El director de EY recordó a los asistentes la importancia de contemplar los convenios para evitar la doble imposición internacional. España está presente en 81 convenios , muchos de ellos países de Latinoamérica, lo que a juicio de Guillem, “nos coloca en una atalaya para invertir en América Latina”.

En cuanto a las estructuras eficientes con las que implantarse en el exterior, Guillem abordó las estructuras mediante filial, el establecimiento permanente y la oficina de representación. También puso el foco en la planificación de los expatriados porque “pueden ser suponer una oportunidad fiscal para el expatriado y atraer talento aplicando el artículo 7 de la LIRPF”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter