Joaquim Montsant (Cesce): "La internacionalización es el anticipo de la recuperación"

Para Joaquim Montsant, director territorial de la zona Este de Cesce, “la internacionalización es el anticipo de la recuperación y mejora la competitividad frente a países de la Unión Europea y extracomunitarios”, tal y como puso de relieve durante la primera ponencia de la Jornada Empresarial 2013 organizada por Economía 3 en el Palau de les Arts ‘Reina Sofia’ de Valencia.

Joaquim Montsant (Cesce)

Joaquim Montsant

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]Montsant explicó también que la balanza comercial española es positiva en mercados tan importantes como Francia, Portugal e Italia, entre otros y añadió que se está produciendo una diversificación clara de los mercados.

En este sentido, afirmó que “estamos creciendo en mercados dinámicos y, además, se está originando una convergencia de velocidades entre países desarrollados y emergentes. Es decir, se está produciendo un cambio de liderazgo mundial del G7 al G20 y un cambio geoconómico”.

Sin embargo, Montsant enumeró, igualmente, las debilidades de la internacionalización española, entre las que se encuentran: una base limitada de la exportación; solo el 28% de las empresas exportadoras lo hace regularmente; un tercio de nuestras salidas al exterior está en manos de unas 50 empresas; y, por último, existe un menor peso de las exportaciones tecnológicas. 

El representante de Cesce también expuso a los empresarios presentes en el Palau de les Arts ‘Reina Sofía’ de Valencia los riesgos que conlleva un proceso de internacionalización, como son el precio del crudo, el impago comercial y los riesgos por país y políticos.

LOS RETOS DEL DIRECTIVO

Ante esta cuestión, los asistentes a las jornadas organizadas por Economía 3 también pudieron conocer los retos a los que debe enfrentarse el actual directivo de una empresa. Para Joaquim Montsant, “hemos pasado de una etapa expansiva a un entorno donde la gestión financiera ocupa una parte importante de la empresa”. 

En este sentido, incidió, los directivos de las empresas tienen como retos poner en marcha organizaciones más eficientes y rentables; garantizar la estabilidad de la compañía y su financiación; optimizar la gestión del circulante participativo; proveerse de información antes de tomar decisiones; y reducir las tensiones en la compañía. 

Por otra parte, los directivos sobre todo en el mercado interno, tal y como incidió Joaquim Montsant-, deben enfrentarse a la morosidad entre las empresas españolas “muy condicionada a los concursos de acreedores y a las grandes refinanciaciones”.

Otro de los problemas que deben asumir es la escasez de crédito. En este sentido, Montsant indicó que la tasa de morosidad de las familias y empresas está actualmente en el 12,6%, una cifra que calificó como “muy alta”. A final de año la morosidad bancaria superará el 13%. “Esto va a provocar que el crédito, además de ser escaso, sea caro”, matizó. Para Joaquim Montsantno se está activando el consumo en 2013. Los hábitos de compra están variando constantemente”.

EL PROYECTO DE INNOVACIÓN DE CESCE

Montsant también dedicó una parte de su exposición a contar a los asistentes el proyecto de innovación que ha llevado a cabo Cesce. “Nuestra compañía ha hecho un esfuerzo por trocear en un esquema mental cuáles son las decisiones que se toman en una empresa en la gestión de clientes para poder aportar nuestras palancas de valor”.

Gracias a este proyecto, desde Cesce se ha detectado que existe “una gran oportunidad para trabajar conjuntamente la acción comercial y la gestión administrativa y financiera de la compañía”, reiteró Montsant.

Otro de los factores que ha puesto de relieve el proyecto de innovación de Cesce ha sido la importancia de dotarse de información sobre la solvencia y comportamiento de pagos de los clientes. Montsant hizo hincapié en la importancia de “vigilar la calidad de la cartera de los clientes, una vigilancia que van a tener muy en cuenta los proveedores”.

Por último, el directivo de Cesce también incidió en la necesidad de transferir riesgos. “Hemos conseguido que las empresas puedan transferir riesgos a la carta. Es decir, aquellos que consideren  más problemáticos”. Además, pidió a los asistentes que buscaran financiación no bancaria.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter