Altair lanza al mercado las plataformas informáticas ‘Ceraclik’, ‘Agroclik’ y Samce

Altair lanza al mercado las plataformas informáticas ‘Ceraclik’, ‘Agroclik’ y Samce

 

Artemio Milla

Artemio Milla

Entre 2012 y 2013 la consultora valenciana Altair | Soluciones Reales ha lanzado al mercado tres nuevas aplicaciones informáticas desarrolladas por los técnicos del área de Sistemas y Tecnologías de la Información de la firma: Ceraclik” y Agroclik” son dos plataformas sectoriales específicamente desarrolladas para las empresas del sector cerámico y agroalimentario. Samce es una plataforma pensada para monitorizar cualquier incidencia que se registre en un centro de emergencia

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]”Ceraclik es una solución informática desarrollada por Altair | Soluciones Reales para las empresas del sector cerámico, a partir de la plataforma de integración y monitorización de datos QlikView”, explica Artemio Milla, presidente de la consultora valenciana.

– ¿Qué parcelas de la actividad empresarial monitoriza “Ceraclik”?

De una parte, todos los datos relativos a la producción y logística de cualquier empresa del sector cerámico: metros cuadrados producidos por categorías, series, formatos, etc.; mermas registradas, calidades conseguidas, rendimientos de máquinas, hornos, esmaltadoras, etc.

En segundo lugar, monitoriza también toda la información relacionada con las ventas: unidades vendidas por formatos, familias, series, clientes, mercados, agentes, etc.

Y en tercer lugar, relaciona ambos paquetes de información en unas mismas plantillas, de manera que cualquier gerente, con esta información, tiene una visión completa y precisa de la realidad de dicha empresa: qué, cómo, cuándo y dónde ha producido y qué, cómo, cuándo, quién y a quién ha vendido.

– ¿Cómo obtiene “Ceraclik” toda esta información?

Nadie tiene que estar volcándola en la plataforma; la obtiene directamente de la información que hay en la empresa, extrayéndola de las propias máquinas que hay en planta, así como de la información suministrada por los equipos de venta a la empresa.

Lo que hace “Ceraclik” es integrar y relacionar los datos suministrados por multitud de fuentes de información, y ofrece la información al usuario para que disponga de una visión global y real de la actividad de la compañía.

Si además la empresa dispone de un adecuado sistema de información de costes, también podemos vincularlo con “Ceraclik” y entonces la información es aún más rica, pues al relacionar producción y ventas con costes, tenemos información sobre rentabilidad por producto, por cliente, por mercado, por agente, etc.

TRABAJO PARA NAVARTI

El origen de “Ceraclik” hay que buscarlo en un trabajo realizado por Altair para Navarti, donde el objetivo era, precisamente, disponer de una solución que permitiese conocer en todo momento la realidad productiva y comercial de la compañía. “Desde aquí quiero expresar nuestro agradecimiento a los responsables de Navarti, por haber confiado en nosotros y habernos permitido conocer a fondo la realidad de una empresa cerámica”.

2013-agosto-ceramica

Para aquellas empresas que ya disponen de licencia de QlikView, que es la plataforma que está por debajo de “Ceraclik”, el precio de la aplicación son 9.000 euros. “El trabajo de extracción de datos de las diferentes fuentes y de construcción de las pasarelas de información entre las diferentes fuentes de datos y “Ceraclik” son 1.200 euros”.

Siguiendo con el modelo desarrollado para la industria cerámica, a partir de un trabajo realizado para la firma García Ballester, la consultora Altair ha desarrollado “Agroclik”, una solución informática aún más completa que la anterior: a los datos extraídos de la planta de tratamiento de los productos agroalimentarios y de la actividad comercial, por delante se añaden los datos de explotación de las diferentes fincas agrarias; bien en propiedad, bien arrendadas.

“Agroclik” integra la información captada de las fincas agrícolas (rendimiento por superficies, por productos, por variedades, etc.), con la que puede obtenerse del trabajo en planta (tiempos de manipulado, mermas, clasificación por calibres, etc.), y con la información del área comercial (ventas por mercados, por productos, por clientes, por agentes, por variedades, etc.).

El destinatario natural de esta aplicación es cualquier entidad relacionada con la producción y/o comercialización agroalimentaria, “desde cooperativas agrícolas a comercializadores de producto final”, pues la plataforma posibilita la implantación de módulos separados. “Si un cliente no gestiona fincas agrícolas no necesita incorporar el primer módulo”, explica Artemio Milla.

Precisamente esta versatilidad de la plataforma y las diferencias que puedan registrarse entre unas y otras producciones, hacen que no pueda establecerse un precio a priori. “Aquí sí hay un trabajo previo de parametrización de la herramienta que puede ser muy relevante”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter