Francisco Mora (UPV): "Las titulaciones irán adaptándose a las necesidades sociales"

Francisco Mora (UPV): "Las titulaciones irán adaptándose a las necesidades sociales"

Francisco Mora, nacido en Elche en 1968, doctor ingeniero en Telecomunicaciones, ha sido proclamado rector de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) para los próximos cuatro años. Al proceso electoral no concurrió ningún otro candidato. Estos son los planes y proyectos del nuevo rector de la Politécnica para los próximos cuatro años.

 

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]- De las 30 medidas contempladas en su programa, ¿cuáles piensa poner en marcha de forma inmediata?


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Junio-2013-F-Mora-3 Todas son relevantes, pero las tres que pretendo impulsar de forma inmediata son el Plan de Emprendimiento Global, la reorganización y armonización de los programas máster, y la puesta en marcha de un nuevo Plan Estratégico de la Universidad para el periodo 2014-2020.

El Plan de Emprendimiento Global queremos que esté operativo a partir de septiembre, y eso exige habilitar aulas ‘ad hoc’ en todos los centros y preparar formadores responsables de la materia, tanto a partir del propio cuadro de profesores, como mediante colaboraciones externas o con apoyos desde los diferentes institutos y fundaciones de la Politécnica. 

La reorganización y armonización de la oferta de másteres es imprescindible, porque en España, cuando empezamos la aplicación del Plan Bolonia, lo hicimos por el tejado: poniendo en marcha los másteres, de uno o dos años de duración, que son los que habilitan los conocimientos equivalentes a la titulación superior en el anterior modelo universitario, y ahora, cuando hemos definido la oferta de los grados (tres o cuatro cursos académicos), es necesario armonizar los másteres con los grados.

Y en tercer lugar, quiero poner en marcha la elaboración del nuevo Plan Estratégico de la UPV. El anterior plan finaliza este año y nos ha dado buenos resultados, con un grado de cumplimiento sobre los objetivos fijados de más del 80%.

La planificación estratégica me parece importante y necesaria para nuestra Universidad en los actuales momentos, porque, efectivamente, el día a día exige estar muy encima, pero si no tienes claro a dónde quieres ir, difícilmente vas a llegar al objetivo deseado.

La metodología será similar a la utilizada en el plan que finaliza ahora: implicaremos a representantes de toda la comunidad universitaria, definiremos ejes estratégicos de actuación, y crearemos grupos de trabajo para cada eje, de forma que, al final, participen activamente en la elaboración del plan cerca de 300 personas, como ocurrió en el plan que finaliza. Además, para cada eje estratégico fijaremos metas-objetivo y fechas de consecución, de forma que se pueda medir en todo momento el grado de cumplimiento.

Lo estratégico

– Cuando finalicen estos cuatro años de mandato, ¿qué logros le gustaría que se recordasen?

– Son muchos los objetivos fijados para el cuatrienio. Por ejemplo, me gustaría que la reorganización y armonización de los másteres que en estos momentos tiene la UPV con los respectivos grados estuviese totalmente completada. Sería motivo de gran satisfacción haber convertido en algo habitual el modelo de formación ‘on line’, tanto para los másteres como para los grados y postgrados. La incorporación de las TIC al modelo formativo es muy importante.

También sería bueno haber dado pasos adelante en la incorporación a las titulaciones universitarias de habilidades y conocimientos tendentes a facilitar la empleabilidad del alumno. Sabemos que la formación científico-técnica de los alumnos es buena, pero las encuestas de empleabilidad nos dicen que tienen carencias en habilidades transversales; aspectos tales como liderazgo, trabajo en equipo, etc.

Desde luego, el Plan de Emprendimiento Global supone un hito del que no hay precedentes en la Universidad pública española. Y lograr una mayor internacionalización de la UPV también me parece un objetivo estratégico de primer nivel, entendido en términos de establecer alianzas institucionales con las mejores universidades del mundo.

Junio-2013-F-Mora-2– ¿Tiene la Politécnica el número óptimo de alumnos y de titulaciones?

– Con 34.000-35.000 alumnos, creo que tenemos el tamaño adecuado en cuanto a matriculaciones, pero el cuadro de titulaciones lo entiendo como algo vivo, que irá adaptándose a las demandas y necesidades de la sociedad. Vamos hacia una oferta de titulaciones ‘híbrida’, que solo en parte empieza a vislumbrarse, pero que responde a las necesidades sociales…

Hay titulaciones que por su carácter troncal se mantendrán, aunque con cambios (ingeniería industrial, ingeniero agrónomo, arquitectura, etc.), pero otras van a desaparecer y serán sustituidas por nuevas titulaciones, o sufrirán cambios muy drásticos en las enseñanzas. Y esto no es nuevo. La UPV hace unos años pasó de 52 titulaciones a 35, y entre ellas hay ingenierías totalmente nuevas, como ingeniero de la energía o ingeniero biomédico, con notas de corte altísimas, de 8’5-9 sobre 10, y con un número de admisiones por promoción de 75-100 alumnos. Esto hace que el rendimiento académico y la motivación del alumno sea muy alta, y la docencia esté cada vez más adaptada a las demandas reales de la sociedad.

La financiación

– ¿Cuál es el mejor modelo de financiación universitaria?

– Aquel que premia los resultados obtenidos por cada Universidad. El que pactamos las cinco Universidades públicas de la Comunitat en 2010 me parece buen modelo, y de hecho así fue valorado por toda la comunidad universitaria española en su momento. El problema es que nunca se ha aplicado por los recortes en la financiación. Ahora estamos con el modelo anterior al pacto prorrogado y me temo que hasta que no salgamos de la actual situación, poco es lo que va a cambiar.

Cuando el modelo de financiación lo único que ‘premia’ es el número de matriculados, desde luego no se está fomentando la excelencia educativa ni investigadora, sino más bien lo contrario.

– ¿Por qué ese modelo, que está pactado y aceptado, no se aplica?

– Esa respuesta tiene que pedirla en otra parte, pero me imagino que el problema es tan simple como que la Generalitat no sabe de un año a otro cuántos recursos va a disponer para universidades. El hecho cierto es que la financiación que hay hoy para universidades es similar a la que recibíamos en 2004. Hemos retrocedido nueve años.

– ¿Cómo resolver el problema?

– No es fácil. Si se suben las tasas hay que aumentar la disponibilidad de becas para evitar la discriminación por renta, que es inaceptable. Y las universidades tenemos que trabajar en la diversificación de nuestras fuentes de ingresos: más convenios de colaboración, más posgrados y más mecenazgo. Al menos por ahora.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.