La importancia o no de ganar tamaño en el sector del azulejo

Como consecuencia de la crisis, las compañías han tenido que reducir su tamaño y disponen de menos capacidad de inversión. David Gandía puso sobre la mesa la necesidad o no de recuperar este tamaño perdido.

Luis Hernández mostró su conformidad con que las empresas cerámicas adolecen de falta de tamaño y de inversión. “La dimensión es importante pero es difícil conseguirla porque se producen pocas compras y ventas en el sector y cuando se dan las circunstancias, no hay una gran concentración empresarial. Por ello, las empresas deben ganar tamaño pero ahora no es el momento para que eso ocurra, debido a la recesión del mercado y a la falta de financiación”.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

José Luis Lanuza, director general de Keraben Grupo

José Luis Lanuza, director general de Keraben Grupo

Para José Luis Lanuza, el tamaño también es importante y van a intentar recuperarlo. “Además, el sector se afianzará cuando haya alguien con afán consolidador. En España, no parece que haya nadie dispuesto a llevarlo a cabo y por acuerdos entre empresas lo veo complicado debido a la idiosincrasia de cada una de ellas”.

En opinión de Carlos Cabrera, “el problema no reside únicamente en el tamaño de la empresa, sino en su posicionamiento. Pienso que la propia crisis ha demostrado que el tamaño no es básico para subsistir, aunque es importante. También es necesario tener claro cuáles son nuestros objetivos y nuestro mercado”.

En esta línea añadió que “el sector tiende a crecer por uniones de empresas y no por compras y absorciones. La cooperación profesional entre ellas puede ser una salida para nuestro sector”.

A pesar de la comodidad que reporta una empresa de tamaño pequeño o medio, Lino Díaz afirmó que “es necesario crecer porque la competencia internacional está generando un entorno hostil. Sin embargo, para llevarlo a cabo, depende de la filosofía de la empresa, de su ADN, de cómo quiere hacerlo, –orgánicamente o crecimiento externo– y hacia dónde quiere ir. Al final lo que hay que casar son necesidades, con deseos y recursos”.

Para David Fernández-Valladares el tamaño sí que es importante. “Existen ventajas en aspectos no solo de producción sino también en la comercialización, en la medida en que puede haber complementariedad en cuanto a mercados, productos y especialización”. El acceso a la financiación sería otro de los parámetros que observó Fernández-Valladares como necesarios para ganar tamaño.

Por su parte, David Gobert aludió que el tamaño tendría ventajas tanto para la fabricación como para la venta. A pesar de todo, para Gobert nuestra industria se vería fortalecida si pudiese contar con más “grupos, marcas con fortaleza y renombre internacional que generasen una marca sector más robusta”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter