La crisis sanitaria acelerador de la transformación digital

Debates

22/06/2020 | Redacción: Gemma JIMENO | Imágenes: Joaquín P. REINA

Duración: 05:45

La revolución tecnológica actual ha transformado las estructuras productivas y las relaciones económicas y sociales mundiales. La digitalización permite obtener una mayor variedad de bienes y servicios con procesos productivos más eficaces que contribuyen al crecimiento económico y al bienestar de la sociedad”.

“La integración de la digitalización en la actividad económica y la reconversión hacia sectores más tecnológicos son elementos claves para afrontar el escenario actual. Las organizaciones que tengan un sistema de I+D+i con presupuesto y que utilicen las herramientas digitales para mejorar sus procesos productivos, comerciales, logísticos y de gestión estarán mejor posicionadas para competir en esta ‘nueva normalidad’ después del confinamiento”.

De esta forma introdujo Rafaela Pizarro, responsable del área de Empresa y Turismo de Florida Universitària, la mesa de debate sobre “Tecnología y empresa: un binomio indisoluble”, en la que participaron por parte de Florida, Vicky Gómez, especialista en Cultura Digital y Pau Mendoza, coordinador de la Unidad de TIC de FCT y FP Dual; y Toni Reinón, director comercial de Sistemas y Software de Nunsys; José Antonio Cuberos, concejal de Tecnología de la Innovación y de la Información en el Ayuntamiento de Catarroja; Fernando Canós, director comercial de la Territorial Este de Banc Sabadell; Javier Quiles, director de Relaciones Externas de Consum; y Amparo Vázquez, directora de I+D+i de Industrias Alegre.

Sobre el papel que han jugado las nuevas tecnologías durante la crisis sanitaria, F. Canós (Banc Sabadell) recalcó que “debemos proporcionar a los clientes las herramientas para que, desde dónde quiera y cuándo quiera, se relacionen con el banco, con la incomodidad o no que conlleve tener que acudir en un horario determinado a la oficina para hacer una transacción”. Por ello, recalcó que “esta crisis ha acelerado de todos estos procesos”.

Canós informó que el tráfico de transacciones realizado por canales remotos ha crecido exponencialmente. “Se ha incrementado un 10 % el acceso a las app para realizar operativas, el 96 % de las transferencias se han hecho por canales remotos y los cajeros automáticos han funcionado casi a pleno rendimiento. Por lo que, este acelerón ha puesto de manifiesto que sí que estábamos preparados para este avance tecnológico. De lo contrario, hubiera sido un caos para las entidades financieras”.


Puedes leer el reportaje completo en la Revista ECONOMÍA 3 de junio.