Sistema Operativo Linux

Sistema operativo Linux ¿Cuáles son sus principales ventajas y desventajas?

El sistema operativo Linux, ha dado mucho de qué hablar desde el momento mismo de su creación, especialmente en lo que a rendimiento se refiere. Es un sistema operativo interesante, robusto, confiable y libre. Linux permite crear una gran cantidad de sistemas operativos orientados a una diversidad de necesidades para diferentes usuarios. Por otro lado, el nombre de Linux solo se refiere al núcleo sobre el cual se escribe el sistema y se le debe a su creador.

¿Qué es el Sistema Operativo Linux?

El sistema operativo Linux es más bien una familia de sistemas operativos, cuyo desarrollo empezó en los años 80. Este software tiene la característica de tener un desarrollo libre y, por tanto, gratuito. Como tal, no pertenece a ninguna corporación, como sí lo son sus contrapartes de mercado: Windows y Mac. Este aspecto permite que su código fuente (abierto) se pueda utilizar, modificar y distribuir sin restricciones. Hace parte de la Fundación Software Libre y del proyecto GNU, encargados de diseñar y distribuir la Licencia pública que permitió su difusión libre.

Quien le da el nombre al núcleo (Linux) en 1991 fue Linus Torvalds, un estudiante que quería emular a UNIX. No obstante, esta emulación llevaba en sí algunos ingredientes adicionales. Para lograrlo, se inspiró en una versión minimalista para hacer el núcleo del programa. Linux fue creado para aprovechar al 100% las capacidades de cualquier ordenador. Además, agrega aspectos interesantes como la capacidad de multiprocesamiento, uso multiusuario y multitarea. La versión 1.0 de este software vio la luz al final del año 1993.

¿Cuántos sistemas operativos Linux existen?

Hablar de sistema operativo GNU/Linux es hacer referencia a una cantidad impresionante de distribuciones que contienen este núcleo. Es más, las distribuciones o distros (como también se conocen los SO basados en Linux) se amoldan al gusto y las necesidades de sus usuarios. Un aproximado de versiones está en el orden de las 600 distribuciones de este software. Pero, como no podemos hacer mención de todas, vamos a darte un resumen de las 5 más importantes que puedes encontrar actualmente.

Empezamos con Debian, caracterizada por ser confiable, segura y de las más antiguas. Al realizar distribuciones basadas en esta versión, tendrás las mejores actualizaciones de seguridad, compatibilidad y rendimiento. Sigue Ubuntu, basada en Debian, pero se diferencia en que es la más usada a nivel mundial. Lo puedes conseguir tanto para servidores como para ordenadores domésticos. Otra distro reconocida es Mint, más orientada a personas que apenas inician en Linux. Luego tenemos a Red Hat, mayormente orientada hacia empresas. Por último, Fedora, basada en Red Hat, para clientes finales.

¿Cómo descargar el Sistema operativo Linux?

¿Te interesa conocer el potencial de Linux? Pues en este punto vamos a enseñarte como descargar este núcleo de sistema operativo. Para empezar, deberás fijarte en los recursos (hardware) de tu ordenador. Necesitarás como mínimo: 100 MB de espacio libre, 1 GB de RAM y un procesador 256 MHz. Actualmente, esa cantidad de recursos para un sistema operativo es inusual, pero es una de las premisas de Linux, la accesibilidad. Así que con este software no necesitarás renovar tu hardware.

Luego que hayas visto tu hardware y que sea suficiente, lo siguiente es que visites las diferentes webs de las distros existentes. En líneas superiores te hemos dejado las 5 más importantes. Y no te preocupes si tienes otro sistema operativo, pues Linux es flexible y se puede instalar en conjunto. Antes de su instalación, se requiere crear un disco de inicio en una unidad USB. Esto se hace para alojar la distribución que hayas elegido para ejecutarla al arranque del ordenador.

¿Cómo instalar Linux paso a paso?

Ahora sí, en este punto te vamos a enseñar cómo debes instalar Linux en tu ordenador. Una vez que seleccionas tu versión distro y creas la unidad de arranque, es hora de colocarnos en acción. Lo primero es encender el equipo y seleccionar el disco que queremos que arranque, que en este caso es la unidad USB que hemos creado. Para ello podemos entrar a la BIOS del ordenador o presionar F12. Una vez seleccionado, entramos al programa de instalación, donde hay que seleccionar el idioma de instalación.

Tendrás la opción de “probar” el SO desde el disco de arranque, sin modificar nada de tu ordenador. Pero, si quieres una instalación definitiva, deberás hacer clic en “Instalar”. Si tienes el ordenador conectado a internet, tendrás la facilidad de descargar los paquetes de actualización más recientes. Un punto importante: si tienes algún sistema previamente instalado, puedes marcar la opción de instalar Linux junto al otro SO (generalmente Windows). Ahora bien, si quieres este SO únicamente, podrás seleccionar la opción de “reemplazar”.

En esta misma ventana tendrás disponible otras opciones, las cuales te recomendamos no seleccionar si no eres usuario avanzado. Al continuar con la instalación, te pedirá introducir algunos datos como nombre de usuario, de equipo y crear contraseña de inicio (opcional). Incluso podrás cifrar tu carpeta “personal” para que no sea de fácil acceso por otras personas. Ya con estos simples pasos, tendrás Linux instalado como SO único o junto a Windows. De esta última forma, en el siguiente arranque, solo debemos seleccionar con cuál SO queremos trabajar.

Ventajas de Linux OS

Hablemos ahora, sobre las ventajas de este importante sistema operativo gratuito de uso libre. La primera ya la dijimos, no tendrás que pagar nada por él. El trabajo multiusuario permite la colaboración de varios desarrolladores sin que pueda existir un daño en el núcleo (o kernel). No necesitarás de software antivirus, ya que los mismos no se han diseñado para este sistema. Esta última ventaja lo hace robusto y apetecible para aplicaciones en servidores, además de que ofrece una excelente estabilidad en alto rendimiento.

Cuando existen vulnerabilidades, gracias a la colaboración de cientos de desarrolladores, son detectadas en un menor tiempo y corregidas rápidamente. Una gran ventaja si lo comparamos con los sistemas de pago. Su entorno gráfico ofrece una mejor experiencia que incluso el que se puede tener en otros SO, como Windows y su “Aero”. Ya no está cerrado para desarrolladores experimentados, sino que ofrece guías y asistentes para que cualquier pueda colocar su grano de arena. Por último, puede instalarse en ordenadores de bajo rendimiento en hardware sin perder rendimiento.

Desventajas de Linux OS

Ahora bien, no todo puede ser color de rosa en el mundo informático. Y es que Linux también tiene sus desventajas, y vaya que son importantes. La primera es la dificultad para usarlo. La programación creada por terceros debe ser instalada con privilegios de administrador. Realizar el proceso de actualización del software puede resultar en un proceso “bastante complicado”. Si eres un profesional con aplicaciones exclusivas, puede que este SO no pueda ejecutarlas por su incompatibilidad. Y ni hablar de gamers profesionales, pues muchos juegos no se ejecutan en Linux.

GVA-Habitatge-300-RUIDO-CAST
GVA-Habitatge-300-CALOR-VAL
GVA-Habitatge-300-HUMITAT
infocif-superbuscador-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.