La economía azul nos enseña a pensar diferente

¿Qué es la economía azul y que la hace importante en la actualidad?

La economía azul es una propuesta creada por el economista belga Gunter Pauli. Es un concepto que posee bastantes similitudes con la economía circular. Ambas se basan en la sostenibilidad del modelo a largo plazo. La economía azul tiene como idea principal imitar el comportamiento de los ecosistemas naturales. En ellos, la generación de residuos es casi nula y todo es aprovechable o transformable. Es decir, busca que todos los residuos y desechos sean reintroducidos de nuevo al proceso económico como materias primas de otros productos.

En un mundo en el que la explotación masiva de recursos naturales no renovables, la generación de residuos y el cambio climático están cada vez más en boca de todos, conceptos que buscan la sostenibilidad y el equilibrio ecológico toman una marcada relevancia. Este es el caso de la economía azul. Este modelo cobra importancia en los tiempos que corren pues es una alternativa mucho más sensata. Sobre todo, si la comparamos con el modelo económico lineal que solo nos acerca a un punto de no retorno en el deterioro del planeta.

¿Qué es la economía azul?

Pauli en su libro ‘La economía azul’ se pregunta si los seres humanos podemos imitar los eficientes procesos de los ecosistemas naturales. Este modelo está pensado con la idea de producir bienes y servicios de manera sostenible y responsable, tanto con el planeta como con las generaciones futuras. En la naturaleza todo está conectado, los desperdicios son pocos y degradables, todo es aprovechable, se mantiene dentro del sistema. Y, además, los recursos y la energía son aprovechados al máximo. Esta es la base de toda la filosofía de la economía azul.

La economía azul busca que los consumidores recuperen la capacidad de decidir lo que quieren. Les da el poder de cambiar el actual modelo de producción global, dañino y perjudicial en muchos aspectos, además del ambiental. También genera grandes desigualdades económicas, tasas altas de desempleo y subdesarrollo. El aprovechamiento de todos los residuos como materia prima de nuevos productos tal y como hace la naturaleza, además de ser ecológicamente sostenible, promueve la innovación y ayuda a generar nuevos puestos de empleo.

¿Cuáles son los principios de la economía azul?

El principio fundamental de la economía azul es emplear un sistema de trabajo lo más parecido a la naturaleza. Como características, este sistema debe ser viable, eficiente y exprimir al máximo todos los recursos a su alcance. Para lograrlo, busca satisfacer la demanda local con productos locales que se encuentren a su disposición. Es decir, se aboga por aprovechar todos aquellos recursos que estén lo más cerca de nuestro medio. De esta forma, se contribuye a disminuir los costes de fabricación al igual que los de transporte desde zonas geográficamente alejadas.

La economía azul se basa, además, en distintos principios a los acostumbrados en la economía lineal. Este modelo tiene una manera diferente de ver los negocios, el emprendimiento sustentable y las innovaciones. Algunos de estos principios son las leyes de la física, la idea de hacer más con menos, la idea de emparentar la riqueza con la diversidad, el hecho de ver la basura como la base de un nuevo producto, la utilización de fuentes de energía limpia o la simbiosis o conexión del todo.

Diferencias entre economía azul y economía verde

Hasta ahora casi todo lo que hemos escuchado en materia de sostenibilidad y de protección del medio ambiente viene de la mano de la economía verde. La economía verde es bastante criticada por Pauli, pues para él es un sistema de producción prohibitivo. Con esto quiere decir que eleva los costes de producción, lo que a su vez eleva los precios. Según su punto de vista, estos precios elevados hacen que solo las élites puedan adquirir este tipo de productos friendly con la naturaleza, lo que contradice de gran manera su concepto ecológico.

En cambio, la economía azul busca ser accesible para todo tipo de consumidores. Al copiar a la naturaleza, que es extremadamente eficiente, se aprovecha la energía y los materiales al máximo, lo que reduce los precios. La economía verde requiere que los empresarios realicen una mayor inversión y que, a su vez, los consumidores paguen más para obtener lo mismo, pero preservando el medioambiente. La economía azul entiende los residuos como recursos y busca soluciones inspiradas en el diseño de los ecosistemas naturales.

A pesar de que la economía verde busca sostenibilidad debido al diseño de sus operaciones es ineficiente en su objetivo. Por ello, resulta poco rentable tanto para los empresarios como para los consumidores, pues requiere un gran esfuerzo económico para lograr productos ecológicos. La economía azul en cambio, apuesta por innovaciones de bajo coste que además crean empleo, generan beneficios y amplían el capital económico. La propuesta de la economía azul aborda en conjunto temas como las manufacturas, el manejo de residuos, el desarrollo sostenible y la agricultura.

Ventajas de la economía azul

Como la economía azul utiliza productos que están disponibles localmente tiene un gran respeto por los recursos naturales. Así como por la cultura y tradición de distintas zonas geográficas. A diferencia de la economía lineal altamente globalizada. El modelo económico actual se basa en la escasez para producir y estimular el consumo. En cambio, la economía azul está orientada a suplir las necesidades básicas y la sobreproducción. Otra ventaja clara es la desaparición de los residuos reduciendo la contaminación ambiental.

La economía azul favorece la creatividad y la innovación inspiradas en la naturaleza. Crea beneficios no solo económicos, sino sociales y ecológicos. Además de ser más inclusiva. Genera nuevas oportunidades de empleo y ayuda en el desarrollo de las sociedades creando una conciencia ecológica. Tal y como sucede en la naturaleza, se busca lo mejor para todos los involucrados en el sistema. Aprovecha al máximo todos los recursos disponibles y les da una vida útil larga, lo que garantiza consumidores más felices.

Desventajas de la economía azul

Quizá desde el punto de vista dominante en el mundo actual, en el cual los beneficios económicos están por encima de todo, la economía azul representa una serie de desventajas. El hecho de que en su mayoría la economía azul se focalice en potenciar la localidad no va de la mano con el mundo altamente globalizado e hiperconectado que tenemos hoy en día. También por su naturaleza diversa que no fomenta el monopolio representa una desventaja para las grandes multinacionales.

Una de las desventajas que tiene la economía azul es que necesita de la actuación activa de todos los actores del proceso económico. En este modelo, los consumidores no solo toman un rol pasivo, sino que deben involucrarse. Es difícil hoy en día aplicar sus conceptos, puesto que es necesaria también una educación y un aprendizaje a todos los niveles. Hablamos de un nuevo aprendizaje desde el nivel empresarial, pasando por los gobiernos y la comunidad en general, lo que conlleva gastos y problemas logísticos.

Ejemplos de economía azul

Aunque el camino es largo hay una gran cantidad de personas que ya están haciendo uso de los conceptos de la economía azul. Existen personas y empresas que generan propuestas bastante interesantes que van desde la producción de papel de piedra hasta la espuma de vidrio. En el caso del primero, es un papel que se fabrica sin necesitar el uso de fibras vegetales, pues su materia prima es el carbonato de calcio, un producto que se extrae del aire de las minas de cal.

La espuma de vidrio es un material que se utiliza en la construcción. Se fabrica mezclando dióxido de carbono con vidrio triturado. Por lo tanto, reduce los efectos del calentamiento global al utilizar como materia prima este gas invernadero. Hay otros ejemplos como biocombustibles generados a partir de maíz o soja, hongos comestibles a partir de los desechos del café, bioplásticos elaborados con desperdicios de frutas y verduras o biocombustibles utilizando los excrementos de los osos panda.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.