Curva de Laffer

Curva de Laffer: ¿qué es y cuáles son sus principales características?

Uno de los aspectos más importantes de la economía de un país es su política fiscal, y es allí donde resulta fundamental la curva de Laffer. Una representación gráfica que explica la relación entre el impuesto y su recaudación. Que busca encontrar el equilibrio entre la cantidad de tributos que los ciudadanos están dispuestos a pagar y sus salarios. La idea es recaudar lo suficiente para que el estado obtenga sus ingresos sin que esto afecte demasiado a los ciudadanos.

Una de las principales características de la curva de Laffer es que intenta establecer un equilibrio entre impuestos y salarios. Mediante diversos estudios intenta determinar cuánto está dispuesto a pagar la ciudadanía para la mejora de los servicios públicos. Su teoría se basa en que, la recaudación pública es nula cuando se cobra demasiado o cuando no se cobra nada. A partir de aquí se establecen las políticas necesarias para incentivar la formalidad y lograr que las personas contribuyan con el bienestar del país. Todo esto a través de la recaudación de impuestos.

¿Qué es la curva de Laffer?

La curva de Laffer explica la cantidad de impuestos que debe cobrarse para mantener la estabilidad económica de una nación. Para ello se aplica un gráfico que suele tener forma de U invertida, ya que depende del comportamiento de los ciudadanos. La premisa básica es que debe cobrarse lo suficiente para contribuir con los servicios públicos sin que afecte los salarios de las personas. Por ende, si se tributa mucho no existirá renta, puesto que, nadie querrá trabajar, pero si no se cobra no habrá recaudación fiscal.

Esto demuestra lo complejo que puede ser crear una política fiscal, ya que hay que tomar en cuenta muchos elementos. Las personas generalmente estarán cerradas a dar parte de su dinero, así que hay que recaudar un pequeño porcentaje para cubrir los servicios públicos. De esta forma, lograremos obtener el monto suficiente que le permita al estado hacer frente a todas las obligaciones que tiene. Todo esto se explica a través del teorema de Rolle, que es utilizado para ejecutar la representación gráfica.

El impuesto inflacionario

Uno de los conceptos que han surgido con la curva de Laffer es el de impuesto inflacionario. Esta teoría señala que la inflación es un impuesto que se cobra desde el gobierno hacia los ciudadanos para aumentar la liquidez. Redistribuye la riqueza a favor del estado y le permite hacer frente a los gastos y obligaciones adquiridas en detrimento de los ciudadanos. En consecuencia, los nuevos recursos se destinan para financiar el gasto público, lo que a la larga termina por afectar a los ciudadanos.

Los que más se ven afectados son los ahorristas, ya que el valor del dinero disminuye significativamente. Así es como la economía pierde productividad, debido a que las inversiones se paralizan por la disminución del valor del dinero. En consecuencia, muchos productos y materias primas del exterior aumentan su precio, lo que termina encareciendo los bienes y servicios de los anaqueles. Así es como se comporta y afecta el impuesto inflacionario a todos los ciudadanos de un país, cuando no hay recaudación fiscal.

¿Qué es un sistema tributario regresivo?

Se denomina como impuesto regresivo a aquel impuesto que recauda una menor tasa a pesar de que el ingreso está aumentando. Tiene este nombre debido a la distribución del tributo, que va de lo más alto a lo más bajo. Por esto, el impuesto suele ser más grande para los pobres que para los de clase alta, siendo completamente diferente al sistema tradicional. Aquí no existe relación entre la capacidad del contribuyente y los tributos que paga, lo que termina siendo injusto.

Hay muchas razones que pueden explicar el sistema regresivo. Existen actividades que suelen hacer los pobres y que tienen una mayor recaudación de impuestos. Sin embargo, el estado debe ser lo suficientemente elástico para adaptarse al ingreso de cada persona. En este sentido, debe existir un equilibrio para que los tributos provengan de diversas actividades y que se ajusten a la situación de los ciudadanos. Es allí donde entra en juego la curva de Laffer, que nos ayuda a establecer la política fiscal adecuada para el país.

¿Quién fue Laffer?

Arthur Laffer es un economista norteamericano nacido en Youngstown, Ohio en 1941, y criado en la ciudad de Cleveland. En 1958 se graduó en la secundaria y obtuvo el título de economista en la universidad de Yale en New Haven, Connecticut, en 1963. Posteriormente un M.B.A. (Máster of Business, 1965) y un PhD en Economía de la Universidad de Stanford en 1972. Fue asesor del presidente Ronald Reagan, época en la cual desarrolló la curva que explica cómo aumentar la recaudación de impuestos.

Durante su periodo como asesor del consejo de política económica del gobierno de Reagan, Laffer tuvo la responsabilidad de ayudar a desarrollar la política fiscal implementada durante todo el mandato. Esto contribuyó para la creación de lo que hoy se conoce como la curva de Laffer. Gracias a lo cual el presidente tuvo una buena imagen de su gestión desde el punto de vista tributario, ya que, le permitió implementar políticas efectivas que jamás se habían aplicado hasta ese momento.

Características de la curva de Laffer

La curva de Laffer tiene muchas características que vale la pena analizar. La primera de ellas es que cuando el impuesto es cero la recaudación será nula, pero si es muy alta tampoco se recaudará impuestos. Esto es debido a que las personas no se sentirán motivados a producir si el estado se queda con todos sus ingresos. En este sentido, entre ambos puntos existirá una subida en el que habrá bajos tributos y una bajada con alta recaudación.

Esto posiciona a la curva de Laffer como un gran aliado para los gobiernos. Con esta herramienta se puede determinar cuál es el momento ideal para subir o bajar los impuestos, aunque hay muchos otros factores que analizar. Por otro lado, la representación de esta curva siempre será gráfica, ya que demuestra la presión ejercida y los ingresos fiscales que se van obteniendo. Sin embargo, sirve para explicar cuál es el punto ideal para recaudar ingresos, pues si se aumentan demasiado los recursos disminuirían drásticamente.

Ejemplo de Curva de Laffer

Lo positivo de la curva de Laffer es que se aplica a casi cualquier tributo. Un ejemplo sería el impuesto a los grandes patrimonios, donde hay que encontrar el punto ideal a cobrar. Si queremos obtener mayores ingresos no necesariamente hay que aumentar los tributos, ya que esto ahuyentará a los inversionistas. En este sentido, lo ideal sería encontrar el equilibrio para que aumente la actividad económica y con esto la recaudación fiscal. Sin embargo, es algo que varía dependiendo del país y sus características.

Ribera Salud Ritmos de vida
Ribera Salud Ritmos de vida
Credito y Caucion banderas
Infocif bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.