Cómo organizarte para irte de vacaciones si eres emprendedor

Cómo organizarte para irte de vacaciones si eres emprendedor

Parece que nos ausentamos unos días y todo se viene abajo, nos llaman a todas horas, nos envían un montón de correos urgentes, lo que nunca ha sucedido sucede y al final de las vacaciones no hemos descansado y estamos más estresados que cuando nos fuimos. ¿Cómo podemos evitar esto? Organizando con antelación nuestras vacaciones y el trabajo a realizar.

Avisa a tus clientes con antelación

Para evitar problemas con los clientes lo mejor es avisarles de que nos vamos a ausentar unos días, para que sepan las fechas y tengan en cuenta que no vamos a estar disponibles, salvo que se trate de una urgencia. Si desaparecemos sin avisar, es probable que nuestra relación comercial se deteriore.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Deja un teléfono de contacto

Es importante que los clientes o proveedores de tu empresa puedan contactar con alguien. Lo mejor es que no dejes tu número de móvil sino el de otra persona que pueda contactar contigo en caso de urgencia. Cuidado con lo que se entiende por urgencia, porque muchas veces nos llaman por temas urgentes que realmente no lo son.

Planifica el trabajo

Antes de irte será necesario que con bastante antelación vayas realizando el trabajo que deberías realizar durante tus vacaciones. De esa forma, llegado el momento del ansiado descanso estará todo preparado.

Fija un momento en el día para atender lo más urgente

No es necesario que estés todo el día colgado de un móvil o de un portátil, pero lo que puedes hacer es buscar un momento del día para atender los correos que sean más urgentes. De esa forma tus clientes se sentirán agradecidos y sabrán que en caso necesario estás disponible.

Delega o externaliza

En las grandes empresas parece que es más fácil que un trabajador o directivo que se va de vacaciones pueda externalizar o delegar tareas, pero la realidad es que también se puede hacer en empresas pequeñas, aunque sí es cierto, que probablemente tendremos que sacrificar parte de nuestros ingresos.

Si puedes delegar en alguien de tu empresa, hazlo, aunque sea difícil hacerlo es necesario si queremos tener unos días para descansar. Y si no puedes delegar porque trabajas solo, puedes externalizar los proyectos que estés realizando buscando a una empresa o a un freelance que colaboren contigo durante tu ausencia.

Disfruta de tus vacaciones

Lo más importante de todo, cuando todo esté preparado y llegue el momento de irte: disfruta de tus vacaciones. Desconecta y vive ese momento de descanso y de ocio. Recarga las pilas y volverás al trabajo con ilusión y motivación renovadas.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.