Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Cómo gestionar el relevo generacional en una empresa familiar

Publicado el:
Cómo gestionar el relevo generacional en una empresa familiar

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan las empresas familiares es garantizar la continuidad de la empresa con independencia de quien la dirija. La falta de previsión o la mala gestión del cambio generacional pueden suponer incluso la desaparición de la empresa.

Dirección compartida para facilitar el relevo generacional

Hay veces en las que el relevo generacional se tiene que producir de forma rápida por enfermedad de la persona que ha llevado la compañía o por cualquier otra circunstancia, pero lo habitual es que exista un periodo de tiempo en el que pueda desarrollarse ese relevo.

Compartir la dirección de la empresa durante un tiempo entre la persona que ha llevado la dirección de la empresa y su sucesor, facilita el proceso y genera confianza en los empleados, proveedores y clientes. La persona que entra en la dirección debe aprender cuál es la cultura de la organización y convivir con quien instauró esa cultura ayudará a tomar conciencia de la misma.

Establecer las funciones de cada persona

En una empresa familiar se mezclan muchos aspectos personales y familiares con los meramente empresariales, por lo que una transición debida a un relevo generacional puede ser fuente de conflictos.

Para evitar los conflictos es esenciar elaborar con anterioridad un protocolo que regule la forma en la que se toman las decisiones en la empresa, la relación de cada familiar en la empresa, qué trabajo va a desarrollar cada miembro de la familia y cómo se le va a retribuir.

Escuchar a los implicados

Ante un proceso de relevo generacional es esencial escuchar a todos los implicados. Para ello se pueden realizar reuniones individuales y conjuntas y conocer el punto de vista de cada persona de cara al presente y al futuro sobre temas empresariales, financieros, de recursos humanos y jurídicos.

Buscar ayuda externa

En el caso de empresas familiares en las que no existe un protocolo claro a seguir, pueden surgir tensiones por lo que la ayuda de una empresa externa resultará útil puesto que aporta un punto de vista objetivo. Una empresa externa puede realizar una auditoría y aconsejar sobre la mejor estrategia a seguir en el proceso de relevo.

Consejo familiar y consejo de administración

Para evitar interferencias entre los asuntos de familia y los puramente empresariales, es aconsejable que durante el proceso de transición para facilitar el relevo generacional exista un consejo familiar formado por los diferentes miembros de la familia que tengan poder de decisión y un consejo de administración en el que estarán presentes junto a los familiares terceras personas.

La realización del relevo generacional en una empresa familiar requiere siempre un proceso de planificación de todas las fases y de previsión de los diferentes escenarios que se puedan dar, con independencia del tamaño de la empresa.