valor de empresa

¿Cómo se calcula el valor de una empresa?: 5 métodos para hacerlo

¿Estás pensando en comprar o vender tu empresa? ¿Sabes cómo se calcula el valor de una empresa? En el mundo de las fusiones y adquisiciones, el proceso de valoración juega un papel fundamental a la hora de determinar el mejor valor estimado para un negocio teniendo en cuenta todas sus contrapartes.

Para calcular el valor de una empresa se pueden utilizar diferentes métodos para determinar el mismo. El método que se elija debe ser lo suficientemente preciso y fiable como para darte una idea de lo que vale bien sea tu empresa o la quieras comprar.

Conoce en este artículo como se calcula el valor de una empresa por medio de 5 métodos diferentes.

¿Qué es la valoración de una empresa?

Por valoración de una empresa nos referimos al conjunto de procesos y análisis encaminados a determinar el valor económico de una empresa.

Se trata, pues, de analizar las características cuantitativas y cualitativas de una empresa y traducirlas en una expresión monetaria, en algunos casos es la propia ley la que exige la evaluación de una empresa, en otros casos es una operación voluntaria que se realiza para perseguir determinados objetivos de negocio.

El resultado de la evaluación de la empresa será un rango de valores dentro del cual presumir el valor económico o accionario real de la empresa, lo más real y objetivo posible.

¿Para qué sirve la valoración de una empresa?

En las últimas décadas, la valoración de empresas se ha convertido en un componente esencial para empresarios, directivos y operadores financieros.

Es de gran importancia conocer el valor de una empresa en fusiones, adquisiciones, cotizaciones en mercados financieros, inversiones en el capital riesgo de sociedades no cotizadas, para tomar la mejor decisión en elecciones estratégicas para empresas y sociedades.

Así mismo es necesaria la valoración de una empresa cuando se quieren buscar nuevos socios/inversores o solicitar préstamos o financiación de bancos

Cuando un inversor busca alternativas para colocar su dinero, es conveniente que conozca el potencial de una empresa en la que invertir.

La diferencia entre valor y precio

El valor económico de una empresa es la cantidad por la que se puede comprar o vender el capital. Es el resultado de varias estimaciones y no es una cifra única, sino que puede utilizarse para el objetivo, las condiciones y el tiempo en que se determina la estimación.

Este valor a veces no coincide con el precio de venta real, expresado por los mercados también en relación con las condiciones subjetivas de negociación.

Entre las variables que, a partir del valor, permiten la determinación del precio, se encuentran variables externas como:

  •         Rigidez o fluidez del capital social;
  •         Eficiencia de los mercados financieros;
  •         Ciclo de oferta/demanda de capital de riesgo;
  •         Procesos de concentración en curso en el sector.

Luego están las variables internas como:

  •         Comunicaciones más o menos transparentes y eficaces;
  •         Implementación de estrategias comerciales creíbles;
  •         Credibilidad de los ingresos.

5 Métodos para valorar una empresa

Conoce cómo se calcula el valor de una empresa a través de estos 5 métodos:

  1. El valor contable

El valor contable de una empresa indica el valor de esta empresa en términos contables o tangibles, ya que refleja su balance.

El proceso de cálculo del valor contable de una empresa es bastante simple, solo es necesario tomar el saldo total de los activos de la empresa y restar los pasivos.

Una vez que se conoce el valor contable se puede determinar el valor de cada acción o participación. Esto se logra dividiendo el valor en libros por el número de acciones o intereses.

Por ejemplo, la empresa XYZ tiene un total de 100 millones de euros de activos y un total de 65 millones de euros de pasivos exigibles.

Al restar 100 millones de euros menos 65 millones de euros, el valor contable de la empresa XYZ es de 35 millones de euros.

  1. El valor de liquidación

El valor de liquidación de una empresa corresponde a la suma de las partes individuales de la empresa en una determinada fecha de referencia.

Activos individuales, tales como propiedades, maquinaria, inventarios, etc. se valoran a precios de mercado realistas. Luego se deducen las deudas de la empresa y las provisiones obligatorias, así como los costos de liquidación.

Sin embargo, dado que el valor de liquidación corresponde al valor mínimo de una empresa, solo debe tenerse en cuenta si es inferior a los valores de los otros métodos de valoración, ya que en este caso el mantenimiento de la empresa ya no tiene sentido.

  1. El múltiplo de las ventas

Este método se suele utilizar en el ámbito de las adquisiciones y fusiones de empresas. Permite comprobar si el precio de compra de la empresa a evaluar es realista.

Se basa en los precios de compra ofrecidos recientemente por empresas similares que ya han sido vendidas. Es necesario evaluar por cuál múltiplo de la utilidad o facturación se han vendido las empresas que se toman en comparación, y se debe aplicar el mismo factor a la empresa a evaluar.

De todos los métodos útiles para evaluar una empresa, este es especialmente adecuado para empresas que existen desde hace algún tiempo, para las cuales es posible tener como base de evaluación la tendencia de las ganancias durante varios años.

  1. El valor de los beneficios (PER)

A través de este método se mide la relación entre el precio de la acción y las ganancias por acción. Se refiere al total de veces que el beneficio se encuentra contenido en el precio de una acción.

En otras palabras, un PER de 5 significa que la inversión inicial solo se amortizará después de cinco años de beneficios acumulados.

El PER refleja la valoración de una empresa con respecto a su sector o también con una media histórica. Cuando se avalúa la empresa a través de este índice, hay que tomar en consideración que un índice bajo no siempre quiere decir que la empresa esté barata: puede ocurrir que el mercado está tomando por descontado que sus ganancias van a caer de manera abrupta en el futuro, lo que podría ser una trampa para la empresa.

El PER se calcula:

PER = capitalización / utilidad neta o también;

PER = precio de la acción / EPS (ganancias por acción) / es la forma de cálculo más común.

  1. El valor de los dividendos

Este método para saber cómo se calcula el valor de una empresa toma en cuenta un indicador que se obtiene dividiendo el dividendo por acción por el último precio de la acción.

Por lo tanto, cuanto más alto, mejor. Si se invierte en una empresa que tiene una rentabilidad por dividendo del 8%, significa que solo recibiremos el 8% del pago del dividendo.

Para calcular la rentabilidad por dividendo se aplica la siguiente fórmula:

dividendo por acción / precio por acción

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.