Jueves, 23 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

La empresa educativa valenciana en la que la multinacional LEGO ha invertido 2,25 millones de euros

La empresa educativa valenciana en la que LEGO invierte 2,25 millones de euros

Los niños ya no juegan como antes. La revolución digital ha cambiado también los hábitos de los más pequeños de la casa. Una empresa educativa valenciana junto a la multinacional LEGO ha unido ambos conceptos, antiguo y nuevo, y ha desarrollado una solución educativa para impulsar el aprendizaje inclusivo. Así, la Fundación LEGO ha financiado con 2,25 millones de euros a la plataforma digital Kokoro Kids para que lleve a cabo este proyecto.

Integrada dentro de la solución Apolo Kids, esta empresa educativa valenciana es una de las cinco organizaciones seleccionadas por la compañía danesa. Su propuesta destaca por ser una solución inclusiva que beneficia a todos los niños, poniendo especial atención a aquellos con necesidades especiales como el trastorno del espectro autista (TEA) y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

La concesión de esta subvención a Kokoro Kids implica también que la organización haya sido seleccionada como partner de la Fundación. La alianza con Kokoro Kids permitirá el intercambio de conocimientos, expansión internacional y la mejora constante del proyecto desarrollado por la startup española, para conseguir impactar en los menores neurodivergentes y en todos los niños mediante el aprendizaje inclusivo a través del juego.

Hablamos con Claudia de la Riva y Carles Pons, CEO y CTO de la compañía, respectivamente.

empresa-educativa-valenciana-kokoro-kids

Qué es Kokoro Kids

– ¿Cómo surgió la idea de poner en marcha la empresa?

Carles Pons: Yo soy diseñador de videojuegos desde hace 20 años. Pero, siempre me había dedicado a un público más adulto. Entonces, fui padre y buscaba videojuegos con los que pudiera jugar con mi hijo. Lo que me encontré, entonces, es que había dos tipos: o muy enfocados al entretenimiento muy poco educativos o muy educativos pero muy aburridos. De ahí surgió la idea de explorar videojuegos que fueran al mismo tiempo divertidos y que enseñaran a los niños.

Buscamos que el contenido no sea académico-curricular, sino que desarrolle otro tipo de habilidades cognitivas como la memoria, la atención, la lógica, etc. Aspectos más transversales al conocimiento.

Claudia de la Riva: Ambos nos compenetramos muy bien dentro de la empresa y sabemos dónde nos movemos mejor cada uno. Yo tengo una visión más enfocada al marketing y al storytelling; mientras que Carles lleva toda la parte de tecnología y desarrollo del producto. Además, estamos alineados en la propuesta de valor que queremos mantener y hacia dónde queremos ir: educación inclusiva.

– ¿Estáis presentes solo a nivel nacional u os habéis expandido a otros países?

C.R.: A nivel B2C, sí. La aplicación es absolutamente escalable. En ese sentido, estamos en Brasil, Argentina, Colombia y Emiratos Árabes Unidos.

Respecto a la presencia en centros educativos, trabajamos con escuelas locales nacionales, con asociaciones, fundaciones y colegios de educación especial. Aunque estamos centrados en España, ya hemos desarrollado algún proyecto similar en Emiratos Árabes Unidos de la mano del Gobierno de Abu Dabi.

La colaboración de una empresa educativa valenciana con LEGO

– Sois una de las cinco empresas seleccionadas para ser partners de la Fundación LEGO. ¿En qué consiste esta colaboración exactamente? ¿De qué manera logra uno que una gran multinacional se fije en su trabajo?

C.P.: Ha sido un proceso muy bonito que empezó hace dos años. La Fundación LEGO tiene como objetivo apoyar a niños con autismo y con TDAH. Entramos en una convocatoria internacional a la que se presentaron más de 4.000 candidaturas. Aquella experiencia fue un aprendizaje ‘superbestia’.

C.R.: Tenemos un producto brutal. Ahora más que nunca hace falta tener un producto así para enfocarnos sobre todo en la educación inclusiva. Y LEGO es un punto de inflexión bestial. Nos permite demostrar que se puede mejorar el producto y la vida de muchos niños, ya no solo a nivel nacional, sino de una forma mucho más amplia. Eso internamente nos ha generado mucha confianza en nosotros.

La oportunidad que nos da LEGO no solo es financiera. Aunque tenemos muy en cuenta que es difícil levantar rondas de inversión hoy en día. Nos estamos metiendo en un universo absolutamente nuevo. Nosotros teníamos en mente querer ayudar a esos niños, pero nos faltaban muchos recursos.

– Hay muchos detractores de las pantallas a tan corta edad…

C.R.: En la actualidad, se cuestiona mucho todo el tema de tablets, juegos en las pantallas, es cierto. Nosotros nos tomamos esto con mucha rigurosidad. Al final, no es tanto el uso de pantallas, sino quién las gestiona, cuánto, durante cuánto tiempo y de qué manera. Esa rigurosidad absoluta la tenemos desde el minuto uno.

Es más, trabajamos los contenidos también de forma manipulativa, tangible. No existe, de hecho, una empresa más tangible que LEGO. Y ahí estamos nosotros.

El sector edtech en España

– ¿Cuáles son los retos actuales de las startups españolas del sector de la educación, las denominadas ‘edtech‘?

C.P.: Muchas veces se demoniza a la tecnología y es una herramienta que todos tenemos que entender y que hay que aprender a utilizar. Por eso, uno de nuestros principales retos como sector es demostrar que en este campo la tecnología es útil.

A nivel español, además, nos falta mucho pensar en global. Nos vemos como un mercado más pequeño y cuesta muchas veces dar ese salto a otros países, a otros mercados. Hay que intentar expresar más nuestra ambición.

– ¿Notáis un creciente interés de los inversores por este sector?

C.R.: En España, hay dinero para invertir. Pero, en los últimos años han cambiado las hipótesis de inversión, existe un mayor temor. Hoy día, se busca más allá de ser buena idea; se busca ser un buen negocio.

Cada vez se ven más oportunidades en el sector de la educación. Se están haciendo las cosas muy bien en España. Y hay que aprovecharlo porque estamos en un sector que cambia las reglas de todo. Y creo que, además, todavía hay un nicho más, una oportunidad enorme cuando hablamos de educación especial.

– ¿Se cuida al emprendedor en España? ¿Cómo podemos potenciar más este ecosistema?

C.P.: Me gustaría que no se pusieran tantas barreras innecesarias. La sociedad española sigue teniendo la concepción de que el empresario es malo. Tenemos que quitarnos ese obstáculo: generar valor y negocios es algo muy positivo para el país. Y las startups están generando empleo real.

Perfils UJI
Perfils UJI
Perfils UJI
perfils UJI

Dejar una respuesta