crecimiento

Tras 2 años de crecimiento, el comercio valenciano se estanca: ¿qué ha ocurrido?

El comercio exterior valenciano, reflejo del panorama nacional, experimentó un retroceso significativo durante el segundo trimestre de 2023, poniendo punto y final a dos años de crecimiento sostenido. Tras alcanzar un récord histórico en 2022 (con 39.622 millones de euros y un incremento interanual del 22%), las exportaciones de la Comunidad Valenciana vienen sufriendo desde el segundo trimestre de 2023 un progresivo retroceso.

Según el informe de Cámara Valencia, «El sector exterior valenciano en 2023», los malos datos se atribuyen, en gran medida, al estancamiento de la demanda en los mercados europeos. De igual forma la incertidumbre en los mercados extracomunitarios y la pérdida de competitividad originada por el marcado incremento de precios en 2022, lo que subraya la relevancia de las estrategias de exportación e internacionalización.

A pesar de este retroceso, existen datos positivos: las empresas exportadoras valencianas continúan su ascenso, registrando un incremento del 0,8% hasta septiembre de 2023. La internacionalización, por tanto, otorga a estas empresas una capacidad única de resiliencia y adaptación ante las variadas fases del ciclo económico internacional y los desafíos globales emergentes.

El crecimiento europeo, en punto muerto

Las últimas pre isiones del Fondo Monetario Internacional muestran el práctico estancamiento de la economía europea en 2023 (Eurozona, 0,7%), siendo Alemania uno de los países que ha entrado en recesión (-0,5% en 2023), junto con algunos países del norte de Europa (Lituania, Estonia, o Suecia).

Las principales economías de Oriente Medio moderan notablemente su crecimiento, tendencia que podría verse acentuada por la incertidumbre que genera el nuevo conflicto bélico de Israel con Gaza en la zona.

El 56,5% de las exportaciones alencianas tiene como mercado la Unión Europea. Es el mercado que mejor se está comportando, a pesar de que de ser la zona geográfica cuyo crecimiento económico está sufriendo con mayor intensidad la desaceleración económica en 2023 y será una de las que menos crezcan en 2024. Por tanto, sigue ganando peso en el conjunto de las exportaciones valencianas.

El mercado europeo importa

El mercado europeo mantiene su preeminencia en el sector exportador valenciano, tanto en términos de valor como en el número de empresas participantes. Sin embargo, el declive en la actividad exportadora desde mediados de 2023 tiene consecuencias directas en la economía valenciana en su conjunto.

La industria valenciana, especialmente las ramas más orientadas a la exportación, se ve fuertemente afectado. Se destaca la difícil situación de los sectores intensivos en consumo energético, que enfrentan un escenario desafiante.

El sector logístico, encargado del transporte de bienes a los mercados internacionales, también experimenta una disminución de actividad; el transporte marítimo retrocede un 6,8% hasta septiembre, reflejando la desaceleración en las exportaciones.

¿Qué exporta la Comunidad Valenciana?

A lo largo de 2023 los productos valencianos que han mantenido un significativo dinamismo exportador son los aparatos eléctricos y electrónicos (transformadores eléctricos, teléfonos, baterías, etc.) los productos químicos (biodiesel, insecticidas o cosmética) y productos alimentarios (hortalizas, frutas frescas, carne, productos de panadería y helados principalmente).


En el caso de los productos alimentarios son varios los que, a pesar de que en términos de peso el volumen exportado ha retrocedido en 2023, el incremento de los precios ha permitido que en términos nominales (euros), el importe exportado se haya incrementado. Es el caso de los agrios y fresas, cebollas y zumos.

A lo largo de 2023 los productos valencianos que han mantenido un significativo dinamismo exportador son los aparatos eléctricos y electrónicos (transformadores eléctricos, teléfonos, baterías, etc.) los productos químicos (biodiesel, insecticidas o cosmética) y productos alimentarios (hortalizas, frutas frescas, carne, productos de panadería y helados principalmente).

¿Qué podemos esperar del futuro?

Mirando hacia el horizonte de 2024, las previsiones auguran una recuperación en las exportaciones, especialmente en la segunda mitad del año. Este optimismo se apoya en la recuperación del crecimiento en las principales economías internacionales y la moderación de las tasas de inflación. Factores como los costos de transporte, que se estabilizarán en niveles similares a los de 2019, no se esperan como obstáculos.

Además del mercado europeo, que continuará siendo un pilar fundamental, otros mercados emergen como claves para las empresas exportadoras valencianas. Norteamérica, Turquía, India y algunos países del Sudeste Asiático se vislumbran como destinos estratégicos para diversificar y fortalecer la presencia internacional.

Sin embargo, los retos persisten. El exportador valenciano se enfrenta a la tarea de expandir sus mercados en un contexto global marcado por la incertidumbre generada por conflictos geopolíticos y el aumento de medidas no arancelarias a nivel mundial. Estos desafíos demandan una visión estratégica y la capacidad de adaptación de las empresas valencianas para consolidar y fortalecer su posición en el comercio internacional.

Interglobo Cevisama 2024
Infonif Bases de datos
paulowsky-300
Esat primero ranking

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.