Cajeando ecommerce

La alicantina que crece al calor del ecommerce con más de medio millón de cajas

Cajeando es una empresa alicantina de embalajes especializada en el ecommerce. Desde su fundación hace ahora 7 años, la empresa no ha parado de crecer hasta convertirse en uno de los referentes del sector. La cantidad de referencias disponibles en stock real y la micro personalización del producto, son algunos de los puntos fuertes de una empresa que, en 2020, vendió más de 500.000 cajas.

Pensando en su target principal, la pequeña empresa y las startups, que requieren de menores tiradas y mayor libertad de diseño, recientemente han lanzado una iniciativa que permite una mayor personalización del producto. Desde cajas para mudanzas, hasta branding de palets, pasando por bolsas de papel o precintos. Todo pensado para ofrecer y hacer fácil este servicio fundamental a todo tipo de empresas.

Charlamos con la CEO de Cajeando, Ángela Baus, para que nos de las claves del éxito de esta empresa.

-El desarrollo de Cajeando resulta muy interesante por cómo ha sabido leer el momento para crecer con la digitalización ¿Cómo fueron esos inicios y cómo ha sido el camino hasta aquí?

Cajeando es una empresa que nace desde el punto de vista de la fabricación y distribución de cartón y cajas, en un momento clave en el que se identifica un hueco en el mercado digital. Se detectó un espacio donde cabía una propuesta de valor diferente y más amplia que la hasta entonces existente.

La tienda online comienza a operar en 2015 bajo el principal valor de disponer de un stock súper amplio de referencias y sin mínimo de unidades, por lo que nace con un enfoque a las empresas pero también a los particulares.

El crecimiento es exponencial y no para de aumentar, ofreciendo un servicio de gran calidad y asesoramiento. Especialmente a pymes y autónomos que comienzan su nuevo negocio; pero también a las empresas más grandes que tienen necesidades de embalaje puntuales que no pueden cubrir con sus fábricas habituales y sí con el stock y servicio que ofrece Cajeando.

Hacer cómodo lo vital

-La apuesta de la empresa pasa por una estrategia de marketing, digitalización y foco en la personalización del servicio ¿Cuáles son los puntos principales de esa estrategia?

Se basa sobre todo en hacer fácil y cómodo algo que a priori tiene cierta complejidad y que resulta bastante clave para un negocio: el embalaje de los productos que envía al cliente. Es el último punto de contacto y la experiencia final que ofreces a tus clientes.

Es un mundo en sí, como todo sector, y nosotros tratamos de ponerle a los negocios las cosas fáciles con un servicio online, con una atención personalizada y con la capacidad de poder dar solución a sus necesidades de embalaje a un precio muy asequible.

-En vuestra opinión, ¿Cómo ha influido la pandemia para acelerar el proceso de digitalización?

A nivel digital la pandemia impulsó algo que ya tenía recorrido, dio oportunidad a muchos que aún no se había lanzado e hizo crecer a quienes ya estaban online.

Si no estabas en este punto cuando llegó la pandemia hubo muchas cosas que tuvieron que hacerse, no había otra opción. Fue obligatorio para poder seguir.

-La transformación digital del tejido empresarial, económico y social debe ir acompañada de una transformación en las personas que lo conforman. ¿Estamos preparados para ello?

Yo creo que sí. Existen personas preparadas para acompañar y transformar a las empresas que quieran hacerlo, así que sí estamos preparados para cambiar.

Lo que no sé es si desde las empresas se está dispuesto en todos los casos a asumir lo que ese cambio supone.

Un equipo multigeneracional

-¿Cuál dirían que ha sido la importancia de una visión joven que apueste por la tecnología en el desarrollo de Cajeando?

Cajeando ya nace como una empresa pure player digital desde el principio, así que sus bases son digitales y tecnológicas. Sí es cierto que en parte es la cara digital de otras más tradicionales. La llegada de nuevos miembros al equipo ha supuesto la profesionalización de la empresa y el dimensionamiento de un proyecto de la envergadura que tenía Cajeando ya en ese momento.

Nuestro equipo es un mix de edades, hay gente muy joven y luego también tenemos en el equipo personas con larga experiencia en el sector, lo que resulta en una combinación muy interesante. Hay baby boomers, millenials y generación Z, tanto hombres como mujeres, y de diversas disciplinas. No sabemos si es por esto pero es verdad que tenemos un equilibrio en el equipo y un gran personal.

-¿Qué valor añadido o de diferenciación aporta Cajeando en el sector, además de los valores intrínsecos de la empresa?

Para nosotros es la disponibilidad inmediata de más de 500 referencias en stock real, sin compra mínima, con atención personalizada y ahora con opción de impresión.

Un servicio al pormenor

-¿Cuál diríais que es vuestro “target” principal y a cuál le veis más potencial?

Nuestro target principal es la empresa PYME y Startup, aquellos que están comenzando un proyecto, necesitan embalajes, pero no en grandes cantidades.

Pero también satisfacemos las necesidades de empresas más grandes que tienen necesidades puntuales de embalaje desde el departamento de marketing, de compras, de producto o de ventas.

De igual forma, por supuesto, todos aquellos que están en proceso de mudarse y que necesitan cajas para el traslado de la vivienda o de la oficina. Tenemos packs ya configurados para ellos.

-¿Qué líneas, actividades o productos registran una mayor demanda y si esto ha cambiado recientemente a raíz de la pandemia?

Las cajas para ecommerce automontables son muy demandadas. De todas las medidas y colores, incluyendo aquellas que llamamos “boomerang” que incluyen unas cintas adhesivas para los negocios que tienen alto volumen de devoluciones o cambios, como ocurre sobre todo en el sector de la moda. Con ellas se permite devolver un producto aprovechando el mismo embalaje inicial.

Diversificación, personalización e internacionalización

-Venís de unos años de un incremento muy potente de la facturación. ¿Cómo prevéis la facturación de 2022 en comparación con 2021?

Cajeando lleva creciendo desde sus inicios. En pandemia la verdad es que nos fue bien, subió la demanda de cajas de cartón, a la vez que subían las compras online y se necesitaban embalajes para los envíos.

Si bien es cierto que esto tuvo un efecto rebote en los precios dada la escasez de papel y posteriormente la subida de la energía, que ha obligado a todo el sector a aplicar subidas. Este año seguimos creciendo respecto al anterior y nuestro objetivo es seguir haciéndolo y dando servicio seguro a nuestros clientes manteniendo unos precios muy competitivos.

-¿Cuáles son los objetivos de la empresa para los próximos años?

Nuestro objetivo es mantener este crecimiento y a la vez la calidad del servicio y producto que ofrecemos. Si no lo tenemos, lo buscamos. Para ello está previsto hacer una mayor inversión en el negocio con una estrategia orientada a la diversificación y a la excelencia en el servicio.

Ya estamos cerrando acuerdos con partners estratégicos que para nosotros van a ser la clave de la diversificación, abriéndoles mercado en un mundo digital complicado y desconocido para ellos, y a la vez convirtiéndonos en el aliado clave de nuestros clientes donde encuentran todo lo que necesitan para sus almacenes y negocios.

-¿Con cuántos trabajadores contáis actualmente en plantilla? ¿Qué previsiones de evolución de esta barajáis?

Actualmente somos 5 personas, junto a bastante equipo externo de altísimo nivel, y proveedores que tienen con nosotros un alto nivel de implicación. Hasta hace 1 año éramos 2 personas solo, y esperamos crecer en este sentido en el próximo año.

-¿Podríais hablarnos de algunas novedades que estéis preparando?

Algunas de las novedades que estamos ya implementando van en tres líneas, la diversificación, la personalización con impresión y la internacionalización.

Cada vez estamos creando líneas de producto más amplias en Cajeando, todo relacionado con el embalaje, para que los usuarios puedan encontrar en un solo sitio todo lo que necesitan en este sentido.

La personalización de la impresión en las cajas viene como demanda de nuestros propios clientes, y de nuestra idea de ayudarles de una forma global a que puedan transmitir marca con un embalaje asequible para ellos y además sostenible.

Y la internacionalización no hace falta explicarla, va orientada a saltar algunas fronteras y ampliar nuestros horizontes a países en los que creemos que podemos aportar valor.

 

 

Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Randstad-Verano-300
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.